¿Por qué caen mis acciones si China devalúa su divisa?

¿Por qué caen mis acciones si China devalúa su divisa?

4
Me gusta
19
Comentar
Guardar

Imagino que, desde tu hamaca en la playa, al abrir la aplicación de Unience para ver cómo van los mercados, te ha sorprendido ver qué el Ibex está cayendo fuerte y ha vuelto a perder los 11.000 puntos. 

Has investigado un poco más para ver qué ocurre y de pronto te has encontrado que los medios achacan las ventas a noticias que llegan desde muy lejos, desde la lejana China, donde su Banco Popular ha anunciado una devaluación de la divisa. ¿Y a mis acciones por qué les afecta?

Vamos a intentar hacer un pregunta - respuesta sencillo para añadir luz y que te puedas ir tranquilo a tomar el aperitivo. Vayamos por partes: 


- ¿Por qué ha actuado el Banco Popular de China? 


La moneda china no se mueve libremente en mercado, como el euro o el dólar, sino que su valor está vinculado a una cesta de divisas, sobre la que la autoridad permite un estrecho rango de movimiento. En la práctica, la vinculación con el dólar de EEUU es alta, con lo que en los últimos meses ha permanecido muy fuerte frente al resto de grandes divisas mundiales.

Este gráfico de este post de Fidelity lo refleja a la perfección

¿A qué ha notado que las tiendas chinas de su barrio son cada vez menos baratas que el resto de comercios, como antes sí sucedía?

Entre las subidas de salarios y la fortaleza de su moneda, China está dejando de ser el 'todo a 100' del mundo, las exportadoras lo sufren en sus cuentas y afecta al resto de su economía. 
 

- ¿Qué ha hecho exáctamente?


Ha cambiado el sistema por el cuál se fija el cambio diario, lo que en la práctica supone dejar que el yuan caiga más frente al dólar... Si los participantes en mercado apuntan en esa dirección. Desde la autoridad china, están haciendo un esfuerzo en sus comunicados para hacer ver que el mercado tendrá más importancia, como se puede ver en la cantidad de veces que lo citan en la explicación de las medidas

El primer día con este nuevo sistema cayó un 1,6%, que es el mayor movimiento desde que en 2005 anunció la primera flexibilización del tipo de cambio. El segundo día, este miércoles, se reflejó otra caída mayor, de casi el 2%. En dos días la depreciación se acerca al 4%.


- ¿Qué efectos globales tendrá?
 

China no es una mariposa, sino un mastodonte. Si el volotear de una mariposa puede provocar un tsunami al otro lado del mundo... Imaginemos una buena pisada de este gigante. 

La primera implicación global es que pone en cuestión la primera subida de tipos de la Reserva Federal, que cada vez más gente veía para septiembre.

Quizá Yellen y sus chicos prefieran esperar y ver cómo afecta esta decisión al equilibrio económico mundial, antes de actuar. Para las exportadoras de EEUU, que en algunos casos ya están sufriendo por la fortaleza del dólar (aunque no hay consenso en este tema), se trata de otra vuelta de tuerca. Sus rivales chinas venderán ahora más barato, lo que podría suponer menores ventas y menor crecimiento.

Además, con una moneda más débil, quizá China importará menos bienes a sus socios comerciales, lo que podría enfriar el crecimiento de estos y, por lo tanto, el global. Aunque, alguno dirá con razón, que China hace esto para crecer más, lo que por otro lado debería ser bueno para el crecimiento global. Claro, que eso está por ver. El complicado equilibrio mundial.


- ¿Y en Europa cómo nos afecta?


Para las empresas europeas que compiten con empresas chinas, mala noticia, porque una progresiva caída del yuan hará más atractivos los productos de sus rivales asiáticos. Si una multinacional americana piensa en poner una fábrica en Valencia o en China, también puede que valore hacerlo allí ante la expectativa de que la divisa deje de estar artificialmente cara. 

De momento, en lo que llevamos desde que se conoce la decisión, lo que realmente ha caído han sido las compañías exportadoras.  De todas formas, para que la decisión de China realmente afecte a Europa, tendría que verse una caída prolongada del yuan. Y el Banco Popular ha insistido de momento en que se trata de una medida puntual.


- ¿Y entonces a mis acciones... Está justificada la caída?

Estamos ante la que tradicionamente suele ser la semana con menos volumen de negocio del año en los mercados. Cualquier movimiento se magnifica. Y los periodistas nos esforzamos en buscar explicaciones a cualquier movimiento de los precios, cuando en realidad en los mercados influyen millones de 'actores' que actúan de muy distintos modos, con muy diversos métodos y en muy distintas circunstancias. 

Para mí, no tiene ningún sentido que este movimiento específico de China pueda suponer una tormenta en los mercados de acciones, aunque sí a corto plazo en los de divisas. Ahí es donde se ha producido el maremoto y habrá que ver las réplicas. 

De hecho, al revés. Las autoridades chinas siguen dando muestras de que harán todo lo posible para que la actual mayor economía del mundo (aunque no en términos de paridad de compra) mantenga un alto ritmo de crecimiento. Y eso debería ser mejor para el resto del mundo (y para las bolsas) que lo contrario, aunque tenga algún efecto colateral. ¿No os parece?

Si cae, problablemente sea por otras razones. En el post de @bolsacom con su informe de Smart Social de julio tenéis unas cuantas técnicas que él argumenta. No quiero decir con esta referencia que yo esté de acuerdo en este escenario, simplemente que hay mucho más que 'China' en mercado... Y que los bajos volúmenes de negocio de una segunda semana de agosto ayudan a exagerar cualquier movimiento.

En fin, he intentado explicarlo de un modo sencillo. Espero que haya ayudado. Agradecido si aportáis, comentáis o preguntáis.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User