Permítanme ponerles en situación. En 2010, y por una serie de cuestiones familiares, decidí dejar mi trabajo como consultor de riesgos y reorientarme hacia mi verdadera pasión, la gestión. Aquello supuso un largo proceso de descubrimiento, asimilación y aplicación (con mis escasos ahorros propios) de los principios del value investing. Ese mismo año empecé a escribir todo aquello que aprendí de los grandes de la inversión como Graham, Buffett… etc. El escrito que adjunto iba a ser parte de un libro más largo que escribiría y por ahora no he llegado a finalizar. Fruto de esas lecturas decidí imitar a Buffett y me ofrecí voluntario para trabajar gratis en una gestora. Al igual que Buffett fui rechazado (¡al fin algo en común!)… ¡supongo que mis servicios resultaban demasiados caros!

Aunque me provoca cierto rubor, y mi visión como inversor ha evolucionado (más que) ligeramente, creo que es bueno - al menos para mí - sacar a la luz uno de estos capítulos en concreto el que concierne al value investing, por si le sirve a alguien para entender un poco más esta filosofía de inversión (espero no desinformarle). Las críticas, como siempre, son bienvenidas. Si les gusta el texto por favor, no duden en compartirlo tanto en Unience, Twitter, Linkedin… etc.

 

Introducción al Value Investing

 

Muchas gracias

 

P.D. Solo les puedo decir dos cosas; primero, que a mi cartera le ha ido muy bien (la crítica es que esta empezó a construirse en 2009 y desde ese año todo han sido “vino y rosas” en especial para el mercado de EE.UU.). Segundo, por ahora laboralmente como diría Groucho Marx les digo que " partiendo de la nada he alcanzado las más altas cotas de miseria". Resumiendo, a la cartera le ha ido bien y a su dueño no tan bien.