El Factor Tiempo es uno de los que más influye en el resultado final de una inversión, en algunos casos, con más peso que el capital invertido.

La mejor forma de mostrar su incidencia es mediante un ejemplo, el caso de las hermanas Ana & Kati.

Ana y Kati son dos hermanas gemelas de 25 años. Las 2 deciden empezar a ahorrar para la jubilación. Lo hacen a través de un producto que da una rentabilidad del 10% anual.

Ana encuentra trabajo enseguida y decide ahorrar 1.000 euros anuales. Y así lo va haciendo hasta los 34 años, que se casa y decide dejar de trabajar.

Su hermana Kati no encuentra trabajo hasta los 35 años, pero a partir de esta edad consigue ahorrar 1.000 euros anuales hasta la edad de jubilación.

En resumen, Ana ha invertido 10.000 euros, entre los 25 y 34 años, mientras que Kati ha invertido 34.000 euros entre los 35 y los 67 años.

¿Cual de las 2 habrá acumulado más cuando se jubile?

Pues resulta que Ana, aportando menos que la tercera parte que su hermana, acumula casi el doble que ella. Sorprendente ¿Verdad?

Esto es así porque cuando Ana deja de trabajar, su dinero sigue trabajando para ella a un rendimiento del 10%. Concretamente, cuando Ana tiene 35 años, los rendimientos de su capital invertido ese año ya son mayores que el dinero que invierte su hermana. Y esta diferencia se va haciendo cada vez mayor.

En resumen, el rendimiento final del capital invertido es mucho mayor cuanto antes lo hayamos invertido, es decir, cuanto más tiempo esté trabajando para nosotros. Y esto es gracias a la fuerza del Interés Compuesto.

Después de este ejemplo teórico, les quiero mostrar una simulación del capital que se puede llegar a a cumular con un producto real: Estrategia-5. Este producto tiene una rentabilidad superior al 10% en los últimos nueve años, de todas formas, para ser conservadores, haremos la simulación con una rentabilidad inferior, del 8.68%.

Ejemplo, Isabel de 25 años aportando 100 euros mensuales hasta la jubilación.

Cuando se jubile Isabel, habrá acumulado 447.861 euros habiendo aportado sólo 50.000. Es decir, ha multiplicado su capital por casi 9 veces.

Si quiere más información de este producto no dude en ponerse en contactos con nosotros y le podemos realizar un estudio personalizado sin compromiso:

afabrellas@eurolloyd.es