charleslogan

ESPAÑA.

SI QUIERES, PUEDES


Escrito 1 Mar 11

Hablábamos hace unos días en otro hilo, referente al panorama que tiene ante sí la juventud española, sobre la necesidad del profesional de diferenciarse para no ser uno más del montón. Yo creo que en la actualidad la forma más efectiva que tiene un joven profesional de diferenciarse  es teniendo un buen nivel de inglés. Y esto no significa haber sacado sobresaliente en inglés de 2º de Bachillerato, saberse de memoria la letra de los clásicos del rock y conocer algunas citas ingeniosas de alguna película, serie u obra de Shakespeare (eso me creía yo y así me fue). Eso es ser el tuerto en el país de los ciegos. De lo que se trata es de tener un dominio del idioma que permita participar de forma activa en reuniones al más alto nivel, negociar contratos y mantener conversaciones telefónicas sobre diversos asuntos con soltura y aplomo. Y eso, señoras y señores, en España lo saben hacer cuatro y el de la guitarra ¿Qué me hace afirmar esto último? Pues algunos hechos muy significativos, como que en la comunidad autónoma donde resido se abra una bolsa de empleo para profesores de secundaria en centros bilingües, que supone una oportunidad dorada para hacerse con un puesto de funcionario en plena crisis y cumplan el requisito de nivel de inglés 100 personas (y estamos hablando de un simple First Certificate, ojo). O haber participado en varios torneos de golf donde he podido comprobar cuál es el nivel del profesional español medio en cuanto se ha incluido un guiri en la partida.

Pues bien, igual que otras veces he puesto a caer de un burro a la industria editorial española por no publicar muchos libros que verdaderamente pueden ayudar a la gente y sí mucha morralla, hoy voy a hablar de un libro que puede ser de gran ayuda a aquel que se quiera ayudar a sí mismo y esforzarse en mejorar su inglés. Se trata de “Si quieres puedes” cuyo autor es Richard Vaughan, uno de mis héroes. Vaughan es un tejano emigrado a España a principios de los 70 y que lleva desde entonces enseñando inglés a nuestros queridos compatriotas, habiendo formado un grupo multimedia en cuyo accionariado entró el fondo de capital riesgo de Ahorro Corporación el pasado verano.

El libro pretende ser el legado final que Vaughan deja de su experiencia lectiva, la condensación del saber acumulado en cerca de cuarenta años de carrera profesional. En un ejercicio de honestidad, impropio de tanto vendedor de crecepelo como hay en su industria, el autor nos comunica que no hay un camino fácil o solución milagrosa para aprender inglés, que todo pasa por el aprendizaje activo y por 3.000 horas de trabajo para alcanzar el adecuado dominio del idioma y que aquella persona que no tenga una buena base a los 23 años no lo va a dominar jamás, salvo casos excepcionales.

Sin embargo, el libro contiene una serie de consejos para mejorar distintas áreas (comprensión auditiva, soltura conversacional, dominio de las estructuras gramaticales básicas) que pueden ser muy útiles para alguien que parta de un nivel intermedio y esté en su primera juventud. Yo lo he probado y me ha ayudado mucho, especialmente en soltura conversacional. En muchas comunidades puede escucharse Vaughan Radio en el espectro radiofónico, yo me he tenido que comprar unas cuantas horas de podcasts de Cloverdale’s Corner porque en la mía sólo se puede escuchar en la TDT y en internet y lo llevo puesto en el coche, un dinero muy bien invertido. Mucho ánimo a todo aquel que quiera atreverse.

Comentarios (18)

Mayor Alumno permanente

1 Mar 11

Muchas gracias @charleslogan por la magnífica exposición y por las
conclusiones. Vengo oyendo y viendo con bastante frecuencia a Richard
Vaughan y me daba la sensación de que su empresa y su trabajo son más
serios de la que nos tiene acostumbrado el negocio de la enseñanza de idiomas.


Lamentablemente, para mi ha llegado tarde y mi asignatura pendiente 
seguirá siendo el ingles. No obstante siguiendo su recomendación me
voy a hacer con el libro que comenta por si me es posible no sentirme
tan incómodo cuando voy a USA, cosa que hago con relativa frecuencia,
afortunadamente solo por turismo.


Gracias de nuevo. Saludos 


Mister Aprendiz

1 Mar 11
Solo quiero puntualizar una cosa

Depende de la persona, puede ser un problemas aprender un lenguage antes
de que el primer lenguage esté integrado en nuestros cerebros. LA forma
de aprender el lenguage y la consecuencia del biligüismo es todavía una
controversia científica.

 

Hay incluso estudios que opinan que el lenguage es algo genético, y que
tenemos predisposición a estructurar nuestro cerebro según nuestro
idioma de antepasados, al igual que hay gente que por su tradición es
biligüe como Holanda y tienen una facilidad natural para aprender
idiomas.

 

arturop https://foro.masdividendos.com/

2 Mar 11
@Mister los idiomas llevan un blip comparado con lo que llevan los genes
humanos en danza. No conozco ninguna historia de un niño criado (durante
un tiempo mínimo) en un ambiente bilingüe que no haya acabado siendo
bilingüe.



La facilidad natural es otra cosa, porque ahí podemos estar hablando de
un tipo de habilidad concreto.

Noinviertaenbolsa Hago trading desde Oct-08 con una rentabilidad de +324,23% haciendo una media de 3.000 operaciones por año. http://www.noinviertaenbolsaespecule.com/ ........... https://twitter.com/NIEBE2012

2 Mar 11

Yo he estado dos años y medio en el extranjero aprendiendo inglés y
le doy la razón a Arturop. Cuando comparas el nivel de inglés y la
soltura que la gente va adquiriendo es similar en todos aquellos que
empezaron con la misma base y han tenido parecida predisposición a
aprender. Por supuesto unos avanzan mas rápido que otros pero al
final, en similares circunstancias, todos terminan teniendo un nivel
parecido... salvo contadas excepciones.


2 Mar 11

En mis años equívocos se me ocurrió estudiar pedagogía y licenciarme.
De aquellos estudios me quedan grabadas algunas clases magistrales del
profesor de Tª del aprendizaje. Me acuerdo, y lo aplico con mis hijos,
que el grande ya es bilingue, que se ha de aprender un idioma hasta
los 3 años, que es cuando los procesos cognitivos se forman y la
estructura del lenguaje marca el resto del pensamiento, y a partir del
3 año se pude ir introduciendo el resto de idiomas que se quieran aprender.


En cuanto al inglés es normal la ausencia de su habla, ya que es
menester por doquier la pereza y la falta de compromiso para aprender
algo tan complejo como un idioma. Tres cosas que ya se han comentado
son necesarias para hablar bien. Método, perseverancia y desparpajo.


Aunque como casi cuatrilingue, incluyendo el gallego, también deploro
la soberbia con la que muchos vernáculos hablan el inglés fuera de sus fronteras.


2 Mar 11
@Orioeo: lo de los vernáculos, como usted dice, es entendible porque me
pasa hasta a mí. Yo en mi adolescencia cuando viajaba procuraba hacer
mis pinitos con el idioma del sitio donde iba (francés e italiano,
mayormente), desde que domino el inglés me he vuelto de un cómodo... Al
final como con el inglés uno se defiende en la mayoría de las
circunstancias no me preocupo ni de mirar la guía de conversación. El
inglés es el latín de hoy, queramos o no.
2 Mar 11

En lo de vernáculos me refiero alos que tienen el inglés como lengua
propia, sobre todo algunos usianos, que han visto como el modeo Usa se
ha implantado por doquier y cuando viajan piensan que todo el mundo
habla su idioma y lo exigen como si estuvieran en la roma clásica y
fuéramos una provincia de su imperio. No se molestan en aprender un
sencillo hola, o buenos días y te hablan como si fueras de Michigan.


Completamente de acuerdo que el inglés es el latín de la edad clásica.


MRDV http://miguelramo.com/mef - https://twitter.com/miguelramo

3 Mar 11
Nací en Francia, hijo de emigrantes españoles y bilingüe natural. En
casa hablaba español y en el cole/calle francés. No recuerdo ninguna
diferencia, cambiaba automáticamente el chip, sin pensar. Llegó el
momento de elegir idioma y no dudé ni un segundo, escogí el inglés un
idioma que me atrajo desde que tengo uso de razón y que aprendí en el
cole pero en buena parte por comics y letras de canciones. Fui trilingue
durante buena parte de mi vida laboral activa aunque nunca llegué a
dominar el inglés con la misma soltura que el español y el francés.
Pasaron los años y descubrí que lo que no se practica, no se olvida,
pero cuesta mucho más de lo que uno puede llegar a pensar. Cuando voy a
Francia, los dos primeros días suelen ser bochornosos: evidentemente
hablo pero sin fluidez, buscando las palabras, etc. A partir del tercero
me suelto y descanso. Con esto quiero decir que los idiomas se ven muy
resentidos si no se practican asiduamente. Curiosamente, hoy en día, leo
mucho más en inglés que en francés y cuando entro en una web extranjera
suelo elegir el inglés en vez del francés. Hablar un idioma es diferente
a leerlo y uno puede sentirse más cómodo hablando un idioma y
leer/escribir en otro. De cualquier forma el inglés, nos guste o no, es
el esperanto del mundo contemporáneo y los que no quieran aprenderlo se
verán muy perjudicados en su vida laboral y en sus quehaceres diarios.
No se puede ir contracorriente sin salir perjudicado o sea que el
mensaje para los jóvenes debe ser ¡aprende inglés por tu propio bien! De
todas formas estoy seguro que hablar idiomas viene de alguna manera
sobreponderado por nuestra genética. Viajo mucho desde hace muchos años
y siempre intento hablar, comunicarme con la gente en su propio idioma.
Tendríais que oirme hablar en swahili...
3 Mar 11
@MRDV: me imagino que te pasará como al del chiste que decía: "Me
he tirado todo el día hablando en swahili y he acabado con un dolor de
brazos..." ;)

MRDV http://miguelramo.com/mef - https://twitter.com/miguelramo

3 Mar 11
@charleslogan: ¡has dado en el clavo! pero cuando hablo japonés no puedo
gesticular porque es de mala educación por eso hablo peor, jajajajaja.