invertir-en-japón

La ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 fue una oda a la recuperación de un país tan castigado como Japón. La celebración de apertura del mayor acontecimiento deportivo del mundo estuvo llena de gestos sobre el traumático pasado reciente del país nipón, que se ha enfrentado al reto de una doble recuperación económica en apenas una década: la reconstrucción tras el accidente nuclear de Fukushima (2011) y la parálisis de la actividad, ésta ya global, por el coronavirus

Ese mismo espíritu de fortaleza del que se empaparon las Olimpiadas en el pistoletazo de salida se puede encontrar en el mercado japonés. No en vano, el país nipón es la tercera economía del mundo por PIB nominal, según estadísticas del Fondo Monetario Internacional (FMI). ¿Quién no asocia Japón al avance tecnológico, en campos como la robótica, la fotografía o la automoción?

Sin duda, el país asiático es uno de los más atractivos para el inversor, gracias al amplio abanico de opciones financieras que alberga. “El hecho de organizar este espectáculo deportivo en medio de tanta adversidad ejemplifica una característica de este Japón moderno a la que los inversores deberían prestar más atención: la resistencia”, asegura Kwok Chern-Yeh, Director adjunto de Renta Variable de Asia-Pacífico en Aberdeen Standard Investments.

La gestora Capital Group destaca que Japón ha fortalecido su presencia en los mercados globales de activos: "Su posición de inversión internacional neta se mantiene en la senda del crecimiento". Por su parte, Schroders valora los resultados positivos que arrojaron las empresas niponas al término de la temporada de resultados el pasado mayo. "El número de compañías que declararon beneficios por debajo de las expectativas ha sido significativamente menor de lo normal en comparación con las dos últimas temporadas de resultados trimestrales", resalta la gestora británica. 

Invertir en la bolsa japonesa

Más de 2.000 valores integran el Topix, el índice bursátil nipón más importante junto con el Nikkei 225. De todos esos valores, más del 40% no están cubiertos por los analistas. “Esto permite a los inversores activos descubrir el valor oculto, especialmente entre las numerosas empresas más pequeñas y menos conocidas”, explica Kwok Chern-Yeh. Uno de cada siete valores de la bolsa japonesa subió un 500% o más durante casi toda la pasada década (de septiembre de 2010 a septiembre de 2020). Esto, según Aberdeen Standard, indica que el rendimiento de las empresas en bolsa no refleja necesariamente la debilidad de la economía nacional.

Eneos, energía limpia para los Juegos Olímpicos

Tokio se ha comprometido a obtener la energía utilizada en la Villa Olímpica de fuentes 100% renovables. El socio energético de los Juegos, Eneos, tiene previsto suministrar a las instalaciones y sedes olímpicas una combinación de energía de biomasa, energía solar e hidrógeno, destaca el banco suizo UBS en un informe reciente. La petrolera nipona ha visto recompensada esta ambiciosa apuesta verde con un rendimiento del 23% de sus acciones este 2021. 

Takuma y Sanken Electrics, más transición verde

Varias empresas japonesas ofrecen tecnología de vanguardia para facilitar la transición a la energía verde. Aberdeen Standard destaca la proyección de dos de ellas. Takuma, un proveedor líder de energía de biomasa y plantas de incineración de residuos, que ofrece al inversor un rendimiento del 14% en los 12 últimos meses. Sanken Electric, por su parte, fabrica chips de ahorro de energía que reducen las emisiones de CO2 de los electrodomésticos. Esta compañía ha disparado más del 140% su cotización durante los 12 últimos meses.

Inversión segura con pesos pesados: Sony y Fujitsu

Otro enfoque para invertir en valores nipones consiste en apostar por las grandes cotizadas, una opción para priorizar la seguridad y calidad de la inversión en aquellas firmas con modelos de negocios consolidados y con precios de mercado más ajustados. Sony es uno de ellos, con una rentabilidad anualizada el último año de más del 30% (y ganancias del 5% este 2021). El sector de las TIC, otro peso pesado de la economía nipona, cuenta con numerosos ejemplos de grandes compañías cotizadas. Entre las firmas de gran capitalización figura Fujitsu, con un buen desempeño este año: sus títulos avanzan un 36% este año. 

¿Quieres sacarle rentabilidad a tu dinero?

 

Fondos de inversión para invertir en Japón

Recurrir a un fondo de inversión es una alternativa más segura que optar directamente por acciones sueltas de empresas japonesas. Los fondos están respaldados por un equipo de gestores financieros expertos. Además, este vehículo invierte en un conjunto de activos, de forma que protegen mejor al inversor de los vaivenes del mercado. 

Japan Deep Value Fund

Este fondo de renta variable invierte como mínimo el 75% del patrimonio en empresas japonesas. Busca compañías muy infravaloradas (‘deep value’), generalmente pequeñas, y poco cubiertas por los analistas. El resto del fondo invierte en renta fija. Aunque el pasado trimestre lo cerró en negativo, en el primer semestre de 2021 ha ofrecido una rentabilidad del 3,41%. Y desde que el vehículo echó a andar, acumula una rentabilidad del 55%. 

“En este primer semestre apenas hemos realizado cambios en la cartera'', señala Marc Garrigasait, gestor de inversiones de Gesiuris AM. “Tan solo hemos realizado una venta completa de las acciones restantes en Hirano Tecseed, de la que os hablamos en el anterior informe trimestral y hemos incrementado posición en diversas acciones, en especial en DTS Corporation que ya es nuestra posición TOP1 en el fondo”.

Pictet Japanese Equity Selection

Si preferimos tener altas rentabilidades palpables en este momento, uno de los fondos campeones que invierten en Japón es el Pictet Japanese Equity Selection. Este subfondo de renta variable busca ofrecer al inversor que participe del crecimiento del mercado de acciones japonesas. Para ello, Pictet fija que al menos dos tercios del patrimonio se invertirán en acciones de sociedades con domicilio social en Japón o con una parte importante de su actividad en el país nipón.

Las primeras posiciones de la cartera de este producto, con más exposición, las copan empresas célebres, como Toyota Motor, la compañía de equipos electrónicos Hitachi, Fujitsu o Sony. El fondo rinde tanto a corto plazo (36% de ganancias) como a medio (7% de rentabilidad anualizada a tres años) y largo plazo (rinde un 8% anualizado a 10 años).

Fidelity Funds Japan Agressive

Otra de las opciones de renta variable. Fidelity Funds Japan Agressive se fija como objetivo el crecimiento del capital de sus inversores a largo plazo. Invierte al menos el 70% en acciones de empresas en Japón, sin restringirse a sectores económicos concretos. El fondo tiene libertad a la hora de seleccionar inversiones dentro de sus objetivos y políticas. Los ingresos cosechados se reinvierten en nuevas acciones o se distribuyen a los accionistas bajo petición. 

La clase en euros del fondo acumula un rendimiento anualizado a un año del 22% en una cartera diversificada. De hecho, los diez valores en los que tiene más exposición apenas suponen un tercio de toda la cartera. Entre ellos se encuentran la química NOF Corporation, el fabricante de motos Yamaha o Keyence Corp, líder mundial en el desarrollo y la fabricación de equipos de automatización de fábricas, desde sensores hasta marcadores láser y microscopios digitales.

Pinchando en la siguiente imagen podrás comprobar cuál está siendo la rentabilidad este año (y en distintos periodos) de los fondos de categoría renta variable japonesa. También puedes compararlos con otros fondos japoneses o de otras geografías en el comparador de fondos de Finect

Vanguard Japan Government Bond Index Fund

La renta fija ha sido el caballo de batalla para los inversores en los últimos tiempos. Las bajas rentabilidades debido a los tipos de interés ultrabajos no han ayudado a sacar réditos a través de este tipo de activo. Con todo, existen fondos de renta fija geográfica enfocados en Japón que han logrado navegar la situación de mercado.

El Vanguard Japan Government Bond Index Fund persigue unos ingresos coherentes con el rendimiento del índice de referencia, el Bloomberg Barclays Japan Government Float Adjusted Bond Index. Un índice que incluye tesoro japonés con calificación de grado de inversión y bonos japoneses del gobierno con vencimientos superiores a un año. Junto con el rendimiento positivo que acumula este año (5,5%), destaca por tener bajas comisiones. 

Estos productos y muchos otros se pueden ver y contratar desde Finect. Te invitamos a echarles un vistazo a los productos financieros que son campeones del país anfitrión de los Juegos Olímpicos