Que es una spac

Las últimas semanas quizá hayas leído o escuchado en los medios de comunicación económicos una palabra de cuatro letras que suena a ciencia ficción: SPAC. Se trata de las siglas de Special Purpose Acquisition Company, un término financiero que viene del mundo anglosajón (en concreto de Estados Unidos) y hace referencia a una práctica del mundo financiero que empieza a regularse en España.

Las SPAC son un tipo de compañías muy particulares, sin una actividad regular, como cualquier multinacional o pequeño negocio en el que puedas estar pensando. Son además un instrumento que se está generalizando en los mercados financieros. A lo largo de este artículo intentaremos desmenuzar en qué consiste una SPAC, cómo funciona y los riesgos y oportunidades que entraña. 

¿Qué son las SPAC?

Estas siglas se traducen al español como Compañía con Propósito Especial de Adquisición. Se trata de una empresa sin actividad operativa cuyas acciones se emiten en un mercado de valores para acometer una futura compra o fusión de uan empresa en un sector concreto, antes de un vencimiento determinado. El objetivo es que la empresa privada adquirida pase a cotizar en bolsa. Los patrocinadores iniciales de la SPAC adquieren una participación mayoritaria de esa empresa, pudiendo obtener beneficios considerables, explica la plataforma de trading IG.

La Comisión de Valores y Bolsa de EE UU las cataloga como “compañías de cheque en blanco”, es decir, entidades sin plan o propósito comercial y un modelo de negocio 100% enfocado en las fusiones y adquisiciones de empresas. 

¿Cuándo surgieron las SPAC?

Hablamos de un fenómeno bastante reciente. Comenzaron a florecer en la década de 1990 en los mercados estadounidenses, en sectores como el tecnológico, sanitario, logístico, medios de comunicación, comercio minorista o telecomunicaciones. Pero los artífices de este tipo de empresa fueron los tres fundadores del banco de inversión GKN Securities, quienes después fundaron EarlyBirdCapital para desarrollar el modelo de SPAC. 

Sin embargo, desde 2003, cuando las SPACs experimentaron un resurgimiento, las ofertas públicas de SPACs han surgido en un sinfín de industrias, como el sector público, que busca principalmente consumar acuerdos en los mercados de seguridad nacional y contratación gubernamental. También en bienes de consumo,  energía, construcción, servicios financieros, medios, deportes y entretenimiento, y en mercados emergentes de alto crecimiento como China e India.

La pandemia de coronavirus impulsó el interés de los inversores por este vehículo, que no está exento de dudas y polémica. Las leyes y regulaciones financieras de los últimos años han ayudado a popularizarlas y limpiar su reputación a ojos del inversor. Actualmente (julio de 2021) hay más de 500 SPACs activas que gestionan un patrimonio superior a los 100.000 millones de dólares, según datos de SPAC Research

Evolucion oferta publica vinculada a SpacEvolución de Ofertas Públicas de Venta (OPVs) vinculadas a SPAC, de 2013 a 2020. Fuente: SPAC Research.

Distribucion capital spacDistribución del capital recaudado por SPACs por sectores de actividad, entre enero y abril de 2021. Fuente: SPAC Research.

¿Para qué sirven las SPAC?

Una SPAC es lanzada por un promotor, encargado de invertir y de asumir la gestión empresarial del vehículo. Muchos de estos promotores proceden originalmente del sector del capital inversión. ¿Cuáles son los pasos que siguen estas compañías inversoras?

  • El primer paso, una vez registrada, consiste en recaudar dinero a través de una oferta pública de venta (OPV) e invertirlo inicialmente en una cuenta de depósito al tipo de mercado libre de riesgo. 
     
  • En un plazo determinado (alrededor de 24 meses), la SPAC trata de realizar una o varias adquisiciones de otras empresas, estando el contexto de la adquisición generalmente dictado por los estatutos de la empresa, por ejemplo, en términos de sectores objetivo o tamaño de la compañía.
     
  • El objetivo de una adquisición es hacer que una empresa que aún no cotiza en bolsa se convierta en cotizada a través de la adquisición. 

La decisión final sobre la adquisición se toma en la junta general de accionistas

  • Si la mayoría de los accionistas vota a favor, se ejecuta la compra.
     
  • En caso contrario, la SPAC se disuelve y los fondos recaudados se devuelven a los accionistas. Si no se realiza ninguna adquisición en el plazo acordado, la SPAC también se disolverá y los accionistas recibirán de nuevo el dinero con intereses depositado en la cuenta de garantía bloqueada.

Este tipo de entidades pueden salir a cotizar en el mercado incluso aunque no hayan completado la compra de una compañía. Se estrenan en el parqué como compañías con un propósito especial de compra, que no es otro que recaudar fondos para la potencial fusión o adquisición de una empresa o start-up.

Oportunidades y riesgos de las SPAC

Riesgos de las SPAC

“En muchos aspectos, las SPAC son empresas fantasmas porque no suelen llevar a cabo negocios propios. Su única misión, por así decirlo, es encontrar una empresa privada con altas perspectivas de crecimiento, y sacarla a bolsa mediante lo que a veces se denomina como una adquisición inversa”, explican desde la plataforma de trading IG.

En este sentido, los impulsores de una SPAC provienen del mundo del capital riesgo. Suelen implicar inversiones especulativas y a menudo la Comisión de Mercados y Valores de EE UU se refiere a ellas como 'penny stocks' (títulos de riesgo que operan por debajo del dólar y suelen contar con una micro capitalización).  

Además, una empresa de cheques en blanco, como puede ser una SPAC, se registra para una oferta de valores, y ésta puede estar sujeta a requisitos adicionales para la protección de los inversores, como colocar la mayor parte de los fondos recaudados en una cuenta de depósito en garantía hasta que se acuerde una adquisición.

Oportunidades de las SPAC

Junto a los riesgos, en el otro lado de la balanza encontramos ventajas y oportunidades de este vehículo de inversión. 
Se evitan algunos riesgos asociados a una oferta pública de venta (OPV) tradicional, como la incertidumbre sobre el valor de la cotización

  • Es ventajoso en términos de agilidad. Empezar a cotizar con una SPAC suele ser más rápido que por el proceso de OPV.
     
  • Las SPAC pueden beneficiarse del conocimiento y la experiencia de los patrocinadores iniciales, que podrían ocupar puestos diretivos de la empresa una vez salga a bolsa.
     
  • Pueden ser una buena oportunidad para estar expuestos a empresas unicornio (aquellas start ups o empresas del sector tecnológico cuyo valor de mercado supera los 1.000 millones de dólares). Algunos de los unicornios más célebres son Stipe, SpaceX o Airbnb.  

¿Existen SPAC en España? 

Se han producido muchas adquisiciones por parte de las SPAC en países como Estados Unidos, China, India e Israel. En Europa, en cambio, ha habido poca actividad hasta la fecha. Desde 2020, las energías renovables o la electromovilidad son cada vez más el centro de atención de las SPAC.

Si últimamente has escuchado hablar de ellas es debido a que la CNMV, el regulador español de los mercados financieros, está ultimando la normativa para que este vehículo de inversión. Fuentes del regulador consuladas por Europa Press indicaron que será necesario contar con un mñinimo de 50 inversores y 50 millones de capital para lanzar una SPAC. 

Según el diario Expansión, que adelantó la información, la CNMV actuará como supervisor en dos fases: cuando la SPAC cotice y cuando encuentre un socio con el que fusionarse, momento en el que la nueva cotizada deberá publicar un folleto con detalles de la operación, sus consecuencias y los riesgos a los que está sometida. 

Ejemplos de SPAC

Tal vez el ejemplo más famoso de SPAC fue la que compró Burger King en 2012, aunque la operación fue algo más complicada. Primero, Burger King fue comprada en una operación con mucha deuda en 2010, y solo dos años después fue adquirida de nuevo por un SPAC y así volvió a cotizar en bolsa.

Otro ejemplo, que nos trae a la actualidad por los primeros viajes de turismo espacial, es el de Virgin Galactic, que se fusionó con una SPAC en 2019 para salir a bolsa de una forma muy rápida. Durante el proceso, Virgin Galactic se convirtió en la primera empresa de viajes espaciales comerciales para humanos en cotizar en bolsa.

Cómo invertir en una SPAC

Los inversores particulares pueden tomar posiciones en una SPAC. ¿Cómo invertir en una SPAC? El proceso es el mismo que el de otras empresas. No en vano una SPAC es una compañía fantasma que cotiza en bolsa. Esto significa que, a pesar de que no realiza ninguna actividad, la SPAC se ha creado con el objetivo de adquirir una empresa activa de la que se espera un buen rendimiento en el mercado bursátil.

Por ello, el inversor puede apostar por ellas: una SPAC es similar a ir a un corredor de bolsa, darle una cantidad y decirle que empiece a invertir en tu nombre.  Sin embargo, para ello se utilizan productos como los contratos por diferencia (CFD), un activo no tradicional que permiten beneficiarse de los cambios de precio de los productos subyacentes sin necesidad de ser titular de los mismos, motivo que los convierte en arriesgados y no aptos para todo tipo de público. El 75% de clientes con CFDs acaba perdiendo su dinero, según cálculos de la CNMV.

Desde Finect recomendamos ponerse en contacto con expertos en finanzas para que nos asesoren sobre activos financieros e inversiones como las SPAC. Puedes consultar tus dudas a una amplia red de asesores financieros cubriendo este formulario gratuito