que es OPV o IPO oferta publica de venta

Si estás interesado en la inversión o lees prensa económica muchas veces habrás visto u oído la nomenclatura OPV (IPO por sus siglas en inglés: Initial Public Offering). Pero si todavía no sabes muy bien en qué consiste este concepto, en este artículo vamos a intentar explicar qué es una OPV, cómo funciona o qué tener en cuenta a la hora de invertir en una empresa que esté protagonizando una, entre otros conceptos.

OPV o IPO: Significado

Para entender qué es una OPV tenemos que pensar en las grandes empresas del Ibex, como Telefónica, Iberdrola o Banco Santander nos parecerá que llevan toda la vida cotizando en bolsa, pero nada más lejos de la realidad. Una oferta pública de venta (OPV) es la primera venta de acciones emitida por una compañía, y todas ellas tuvieron que dar el paso en su momento para empezar a cotizar. 

En otras palabras, una OPV o IPO es cuando una empresa decide salir a Bolsa para comenzar a vender sus acciones al público. Por lo tanto, se trata de una vía de acceso a la financiación de forma continúa que permite a todos los inversores, sin excepción, entrar a formar parte del accionariado. 

Cómo funciona una OPV o IPO

El funcionamiento de una OPV es más sencillo de lo que parece. La compañía es la encargada de decidir cuántas acciones poner en venta y, asesorada por un banco de inversión en previsión de la demanda para las mismas, elige su precio inicial, es decir el valor por el que comenzarán a venderse las acciones. Este precio suele ir presentado en formato horquilla, es decir, el banco de inversión propone un precio mínimo y un precio máximo para marcar el punto de salida. 

Para poder llevar a cabo una OPV o IPO resulta necesario obtener la aprobación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), entidad encargada de supervisar e inspeccionar los mercados de valores españoles y la actividad de cuantos intervienen en los mismos, y de garantizar la seguridad jurídica de las mismas. Para ello debe aportar y registrar todos los documentos necesarios para la oferta, una auditoría de cuentas de los últimos tres ejercicios, y un folleto informativo de la oferta.

En las salidas a bolsa intervienen diferentes agentes, como asesores legales, que son los encargados de elaborar la documentación necesaria y requerida por la CNMV y la propia Bolsa de Valores; auditores; entidades colocadoras y aseguradoras de la operación, y, también, consultores expertos en comunicación, que son los encargados de informar al público objetivo y a los medios de comunicación de la oferta. Todos están dirigidos por una entidad financiera o una agencia de valores que actúa de coordinador global de la salida a bolsa u OPV

Por qué una empresa decide salir a Bolsa

Además de por la búsqueda de financiación, y sobre todo en el caso de las empresas españolas, las OPV o salidas a bolsa suelen estar motivadas por los planes de internacionalización, tal y como explica la guía para salir a bolsa, publicada por BME. En esta línea, más del 60% de la facturación de las compañías del Ibex procede de mercados fuera de España. 

Salir a bolsa también aporta visibilidad, prestigio e imagen de marca a las compañías, además de elevar la profesionalidad en la gestión y ofrecer una valoración más objetiva de la empresa. Además, la compraventa de acciones es un proceso sencillo, transparente y fiable por lo que la empresa también se vincula con estos valores.

¿Interesa invertir en una OPV o IPO?

Como en cualquier otro tipo de inversión, lo primero que debemos es conocer bien el negocio y la estrategia de la empresa que va a protagonizar la OPV o salida a bolsa. Realizar un análisis con la información que tengamos a nuestro alcance o dejarnos asesorar por un profesional de confianza y entender bien los riesgos, y, por supuesto, también los beneficios asociados a la operación. Es entonces cuando decidiremos si queremos invertir en una OPV o no.

Finect ofrece de manera gratuita el contacto con los asesores financieros que más se adapten a tu perfil de inversor y circunstancias personales. Puedes acceder a este servicio a través de este formulario. 

¿Quieres sacarle rentabilidad a tu dinero?

 

Invertir en una empresa que sale a bolsa puede resultar atractivo, motivado, en gran parte, por las noticias en los medios que en días previos suelen aparecer en los medios, pero siempre hay que informarse por uno mismo -o por nuestro asesor- antes de tomar cualquier decisión. Por ejemplo, es imprescindible leer -y entender- el folleto informativo de la CNMV y siempre resulta recomendable contrastar la información con empresas del mismo sector. 

Invertir en bolsa siempre es arriesgado, pero cuando una empresa comienza a cotizar ese riesgo aumenta por no contar con un historial de cotización que podamos valorar. Ahora bien, también puede ser una oportunidad, ya que, muchas veces, la carrera en los mercados suele comenzar con valoraciones por debajo de otras empresas del sector. Pero es importante entender que no siempre es así, y por ello siempre conviene realizar comparativas con la competencia. 

OPV o IPO en España

Antes de la pandemia la media de OPV o salidas a bolsa desde 2015 se situó en las 25, destacando las 29 de 2017, según datos de BME. Pero la pandemia provocó una sequía en el mercado español, y en 2020 solo Soltect se atrevió a debutar en el parqué, aunque BME Growth, (antes Mercado Alternativo Bursátil, un mercado destinado a que las pymes puedan acceder más fácilmente al mercado), dio la bienvenida a nueve compañías, seis de ellas SOCIMIS (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria).

Te recomendamos que no te pierdas los mejores brokers para empezar a invertir.