Los Mejores 10 consejos para ahorrar dinero

Los Mejores 10 consejos para ahorrar dinero

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar

Ahorrar es un deseo de muchos pero un logro de pocos. Con el consumismo que vivimos actualmente y la cantidad de publicidad que nos bombardea a diario de productos, es muy común que las personas terminemos gastando dinero en objetos innecesarios.

Hay muchas maneras para lograr esa meta que tanto deseamos, pero lo más importante para llegar al final es tener muy claro el objetivo, porque de lo contrario el riesgo al fracaso es cada vez mayor.

Lo primero que se debe hacer para lograr buenos resultados de ahorro es organizar los gastos mensuales, tanto aquellos que son de primera necesidad como los que no. Es fundamental que sepas cuánto gastas en los cafés diarios, en la cerveza y hasta en las compras de rebajas.

Después de determinar cuál es tu monto mínimo para vivir y cuánto es lo que utilizas en pequeños gustos, podrás saber con exactitud cuáles son los gastos que puedes reducir o suprimir para conseguir la meta.

A continuación te daremos 10 consejos que te serán muy útiles para lograr ahorrar:

Crea una tabla de gastos anuales

Tener un orden con los gastos es muy importante, no solo para ahorrar sino para poder tener una vida financiera clara y confiable. Lo primero es tener claro cuánto gastas por mes, pero también debes saber cuánto suma esto en el año.

Esto no solo te dará información que probablemente no sabías, sino que además te mostrará que algunos de esos gustillos como el café de la mañana o el refresco a la hora de la comida pueden terminar siendo una suma considerable durante un plazo largo.

Si mantienes tus gastos controlados será mucho más fácil saber cuáles de ellos puedes suprimir para ahorrar y podrás también darte algunos premios sin tener que afectar tus objetivos.

Establece objetivos claros

Saber cuánto deseas ahorrar, el plazo y para qué necesitas el dinero te ayudará a mantenerte firme con el propósito y llegar a la meta con éxito. Busca la manera de incentivarte y recordarte a diario lo que quieres conseguir y por qué, así podrás mantener tu rutina de ahorro.

Si aún no tienes claro qué es lo que quieres conseguir con el ahorro será mucho más difícil lograrlo, sobre todo si no tienes un hábito ya implementado en tu día a día. Ponte metas claras para alcanzar y verás cómo poco a poco volverás esta práctica rutinaria y la incorporarás a tus finanzas.

Gestiona las deudas

Uno de los puntos más importantes es saber cuánto debes y mantener este monto lo más bajo posible. Lo ideal sería que, antes de poner un objetivo de ahorro, pudieras eliminar por completo las deudas, sin embargo, en muchas ocasiones esto no es posible.

Una de las recomendaciones es hacer una cuota fija de la tarjeta de crédito y evitar su uso, a menos que sea estrictamente necesario, durante el plazo que te hayas fijado. También aplica para otros tipos de deudas como compras a crédito o préstamos a particulares.

Si puedes minimizar al máximo estos gastos mensuales podrás tener mejores resultados en tiempos reducidos. La idea es que no gastes más de lo necesario mientras logras el objetivo que te propusiste.

Cocina más en casa

A todos nos gusta salir a comer a restaurantes, sin embargo, este es un gasto que puede frustrar tus deseos de ahorrar. Cocinar en casa no solo es mucho más económico, sino que además es mucho más saludable.

Aprende nuevas recetas y empaca todos los días tu comida para llevar al trabajo, así verás cómo se reducen tus gastos mensuales. También puede ayudarte a socializar más con tus compañeros y pasar un tiempo agradable.

Las salidas por copas y cerveza también pueden ser uno de los gustillos que puedes reducir o eliminar, según tus metas y objetivos. No se trata de dejar de lado la vida social, sino de reducir al máximo los gastos innecesarios, incluso podrías cambiar las salidas por una botella de vino en casa y unas tapas caseras.

Suprime pequeños gustillos diarios

Uno de los principales gastos que hacemos son aquellos que no tenemos en cuenta de manera mensual. Este es caso del tabaco, los refrescos, los snacks o las golosinas. Muchas veces gastamos mucho más en este tipo de ‘antojos’ de lo que pensamos.

Para los fumadores, por ejemplo, piensa cuánto cuesta un paquete de tabaco y cuántos de estos compras en una semana. Si haces la suma seguramente te vas a sorprender de la cantidad de dinero que gastas de manera mensual.

Así mismo pasa con otros pecadillos, como las golosinas o los refrescos, muchas veces no tenemos en cuenta esa calderilla que utilizamos y de repente terminan siendo una suma bastante considerable. Piensa que no solo ayudas a llegar a tu meta de ahorro, sino a tu salud.

Aplaza las vacaciones

Llega el verano y todos queremos aprovechar el buen tiempo para ir a la playa un fin de semana y disfrutar del sol. Si estás pensando en ahorrar es mejor que aplaces esas vacaciones inesperadas con amigos y busques la manera de hacerlo divertido en tu casa.

Busca actividades en casa que tengan menores gastos y ahorra ese dinero que gastarías en ese viaje. Recuerda que los pequeños sacrificios de ahora se verán reflejados en eso que tanto estás deseando y por lo que llevas trabajando hace tiempo.

Evalúe los servicios domiciliarios

Muchas veces no nos damos cuenta de la forma en que gastamos innecesariamente electricidad o gas. Puedes empezar por revisar y evaluar los recibos domiciliarios e implementar pequeñas acciones que pueden reducir su costo.

La electricidad, por ejemplo, nos quejamos de lo cara que es, pero no nos damos cuenta que muchas de nuestras acciones diarias malgastan este servicio. Busca guías de ayuda y recomendaciones para bajar el costo. Además de ayudar a tu bolsillo contribuirás con el cuidado del planeta.

Utiliza aplicaciones financieras

El tema del ahorro es tan complejo que actualmente encontrarás en el mercado una cantidad de aplicaciones móviles que te ayudan a gestionar tus gastos. 

Así mismo, en internet podrás encontrar lugares donde comparar tus cuentas bancarias y encontrar la que más te beneficie.

Este es el caso de Sin Comisiones, un comparador bancario dónde podrás encontrar y comparar cuentas y tarjetas sin ningún tipo de comisiones.

Busca la que más se ajuste a tu perfil y tus necesidades y empieza a usarla de manera responsable. Esto te será de mucha ayuda, sobre todo si no tienes hábitos claros de ahorro ni tus finanzas personales muy organizadas.

Abre una cuenta que genere interés o un depósito bancario

Esta es una opción muy acertada para quienes tienen un monto fijo y necesitan generar más ganancias. Este tipo de productos financieros te permiten conseguir una rentabilidad de tus ahorros en un tiempo determinado.

Es una forma de conseguir un objetivo en un plazo ya establecido. Recuerda que debes conocer muy bien el contrato antes de firmarlo, ya que no todos tienen la misma rentabilidad ni condiciones.

Genera un pago a ti mismo de manera mensual

Para conseguir eso que tanto quieres puedes determinar un monto fijo mensual que destinarás al ahorro. Esto lo podemos considerar un pago que te harás a ti mismo siempre que recibas tu salario o ingresos fijos mensuales.

Esto se puede determinar después de generar todo un sistema financiero personal, ya que así sabrás cuánto puedes destinar a este pago personal. Es una manera muy efectiva de conseguir el resultado que estás buscando.

 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User