¿En qué consiste?

Una cuenta remunerada es lo mismo que una cuenta de ahorro. Se trata de productos que ofrecen una rentabilidad por tu dinero. Son especialmente seguras, destinadas a un perfil de riesgo bajo, ya que estarás protegido por el Fondo de Garantía de Depósitos, que te permite recuperar hasta 100.000€  por titular y entidad en caso de que esta quiebre.

Además, estas cuentas te permiten recuperar tus ahorros en cualquier momento.

Principales características: 

TAE primer año: 1%

Vinculaciones: No necesitas domiciliar tu nómina.

Saldo máximo a remunerar: 15.000€

Liquidación: Mensual

Requerimientos especiales: No es necesario domiciliar recibos.

Comisiones:

Comisión por apertura: No

Comisión de mantenimiento: No

Comisión por transferencias: No

Fiscalidad:

Las cuentas remuneradas son consideradas Rendimiento de Capital Mobiliario, y como tal, van sujetas a un tipo impositivo correspondiente al al 19% para rendimientos de entre 0 y 6.000€, 21% para rendimientos desde 6.000€ hasta 50.000€, y 23% para rendimientos superiores a los 50.000€.

Otras características: 

Promoción sujeta sólo a nuevos clientes, mayores de edad.