ANDBANK Private Bankers
ANDBANK Private Bankers
Consejos para la inversión - Una perspectiva Value

Consejos para la inversión - Una perspectiva Value

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar

 

Invertir y obtener buenos resultados no es fácil, pero tampoco tan difícil como seguramente muchas personas piensan. En una reciente conferencia en Value School compartí con el público los aprendizajes que tras más de 20 años de experiencia en los mercados financieros puedo transmitir hoy a mis hijos. Los mejores consejos que les puedo dar a ellos hoy son los mismos que daría a cualquier persona joven o a aquellos inversores que están dando sus primeros pasos en los mercados.

 

Las caídas son oportunidades

Muchos inversores tienen miedo a los desplomes en bolsa porque olvidan, fruto del miedo y del pánico, que las grandes caídas vienen acompañadas de fuertes recuperaciones que compensan con creces la caída inicial. El éxito de un inversor puede estar determinado en gran medida por su comportamiento en estas situaciones. Los dos consejos principales son, primero, tener el aguante necesario para no vender y, en segundo lugar, tener el valor necesario para aprovechar la oportunidad que ofrece el mercado. Todos nos ponemos nerviosos en las fuertes caídas, a todos nos afectan, a mí también. Sin embargo, hay que ser frío y pensar si realmente es un momento de venta, como está haciendo la mayoría del mercado, o si es un momento de compra. Si pensamos a largo plazo, las oportunidades son claras. En palabras de Warren Buffett, “sé temeroso cuando los demás son codiciosos y sé codicioso cuando los demás son temerosos”.

 

Entender el poder del interés compuesto

El interés compuesto es una herramienta muy poderosa que puede ayudarnos a cosechar grandes resultados si se combina con la paciencia y la búsqueda de rentabilidades altas. El tiempo es el gran aliado del interés compuesto: sin el largo plazo el interés compuesto pierde su poder. Por tanto, el inversor debe ser paciente e invertir a largo plazo, dejando al interés compuesto hacer su labor. La rentabilidad a la que se compone también es relevante y el inversor debe pensar acerca del binomio rentabilidad-riesgo que está asumiendo. ¿Tiene sentido exponerse a la volatilidad de la renta variable sin buscar rentabilidades altas? Por último, el interés compuesto necesita ser alimentado por el ahorro actual previo a la inversión. En este punto, un buen ejercicio es valorar el coste de oportunidad de un gasto actual frente su potencial al ser invertido a largo plazo a una buena tasa de interés.

 

Ser eficiente fiscalmente

Para obtener las buenas rentabilidades que buscamos también debemos prestar atención a los impuestos y a los costes de transacción. El inversor particular debe valorar si quiere soportar los impuestos y los costes de transacción a los que están sometidas las inversiones en acciones individuales. En España, la fiscalidad de los fondos de inversión y los bajos costes de transacción al suscribir éstos, hacen que la alternativa de los fondos de inversión sea una muy buena opción desde este punto de vista.

 

Ten convicción y controla el riesgo

Una forma rápida de saber tu convicción sobre tus inversiones, ya sean acciones o fondos de inversión, es preguntarte qué harías si éstas caen un 25%. Esa situación llegará, por lo que, si la respuesta no es “seguir comprando” o “aprovechar la oportunidad”, deberías replantearte tu cartera de inversiones y valorar si esas inversiones son adecuadas para tu perfil de riesgo. En este sentido, siempre debemos tener un balance correcto entre la rentabilidad y el riesgo, teniendo inversiones que nos permitan dormir bien por la noche.

Sin embargo, una convicción desmedida también puede llevar a cometer errores y asumir demasiado riesgos. En este punto, otro gran consejo para los inversores es diversificar: no pongas todos los huevos en la misma cesta.

El último consejo en la gestión de riesgo es no hacer uso de apalancamiento debido a la alta volatilidad de la renta variable. Si eres un buen inversor, tus rentabilidades ya serán lo suficientemente buenas.

 

Cree en ti mismo

No hace falta ser una CFA Charterholder ni haber obtenido un MBA en una prestigiosa escuela de negocios. La clave para ser un gran inversor es tener interés, ser trabajador y tener ganas de aprender cada día. Resulta muy importante creer en uno mismo y pensar que puedes lograr buenos resultados

 

John Tidd

Managing Director Hamco Financial

Advisor Hamco Global Value Fund

 

 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User