Andbank invertir imagen de llamador de puerta asiático

Hace un mes y medio repasamos cómo estaban lo mercados emergentes en términos de valoración. A pesar de su buen comportamiento relativo, no ha cambiado mucho el panorama y sigue siendo una tesis de inversión más favorable en un momento como el actual. Aunque el dólar no ha caído demasiado, lo cierto es que los niveles actuales no suponen un peso importante para estos mercados. La valoración sigue siendo poco exigente y los beneficios, que se siguen revisando a la baja, podrían haber recorrido más de lo que lo han hecho los mercados desarrollados. Por todo ello, pensamos que su comportamiento relativo puede seguir siendo mejor.

Mercados emergentes

En 2018 tanto los activos de renta fija como de renta variable han tenido un comportamiento claramente negativo. Situación que contrasta con el cierre del último trimestre 2018 y comienzo de 2019. En este sentido, podemos pensar que llegamos tarde para coger la subida, pero lo cierto es que existen argumentos que podrían alargar el momentum de los emergentes:
1. Estabilización en el comportamiento de las divisas emergentes, lo que unido a un dólar más débil sienta una buena perspectiva para el activo.
2. El cupón medio del rendimiento de los emergentes supera el 5% de media frente al bono americano a 10 años que está en el 2,8%, por lo que jugar ese diferencial cuando las divisas parece que se han estabilizado es a priori una buena idea para acceder a un mayor rendimiento.
3.El discurso de la Fed en subidas de tipos para ser más flexible reduciendo el ritmo de subidas (que son mal acogidas por los emergentes y sus divisas) da momentum para que los emergentes sigan haciéndolo bien.
4.Valoraciones más atractivas que en mercados desarrollados.

Opciones para invertir en emergentes

Dado que los emergentes son activos de volatilidad, no son aptos para todos los públicos y perfiles de riesgo, o por lo menos no debemos cegarnos en las altas yields incluyéndolos en perfiles bajos de riesgo con altos pesos. Por ello, existen diferentes modos de acceder a emergentes con diferentes tipos de activos

Perfiles conservadores e intermedios de riesgo

Para este tipo de perfil de riesgo hemos optado por un fondo con duraciones largas y en divisa local para aprovechar la captura alcista de las divisas emergentes tras períodos de fuertes caídas como los vividos en 2018.

BNY Mellon Local Currency Debt HEDGED: Fondo con duración superior a 5 años, cupón medio superior al 7% y donde el rating medio de la cartera es BBB. Se trata de un fondo en divisa local y donde el sesgo geográfico se centra en Latam, Europa Emergente y Asia. Por sesgo en divisas el mayor peso es real brasileño, rupia indonesia y baht tailandés.
ISHARES JPM EM LCL GOV BND: Cupón 6,19%, Duración 7,5%. Distribución geógráfica: Brasil, Polonia, Indonesia y México son las principales posiciones con 10% en cada uno.

Perfiles intermedios y agresivos

Según aumentados el nivel del perfil de riesgo podemos dar cabida a fondos con más riesgo como son ETF y fondos de renta variable, incluso fondos monopaís.

En fondos:
Vontobel Emg Mkts equity: Fondo de renta variable emergente con sesgo a dos de los países donde por estrategia estamos más positivos (India con un 22% y China 14% seguido de Brasil 11% y México 4%. Por sectores, sesgo al mundo consumo y financiero. Fondo con tracking error superior al 6%)

Si queremos tener acceso a fondos monopaís:
Franklin India
GAM Star China

En ETF:
ETF X MSCI EMERGING MARKETS IE00BTJRMP35. El sesgo geográfico es China 29%, Korea 13% y Taiwan 11%. Por sectores el más destacado en el sector financiero.