TIRes más bajas en EE UU durante mayo pese a la frecuencia con la que se alude al tapering, pero con el apoyo de las muchas declaraciones que apuntan a inflación más elevada no duradera. Más volátil ha sido el comportamiento del bund, con mínimos en el -0,1% recogiendo un mayor optimismo europeo. Teniendo en cuenta el recorte del diferencial de crecimiento a favor de Europa vs. EE UU, consideramos que existe margen para más normalización del bono alemán revisando al alza el objetivo. Nuevo objetivo del bund: 0,2-0,25%.

/ EURODÓLAR EN RANGO

Cruce del eurodólar que se acerca en algunos momentos a la parte alta de nuestra banda objetivo (1,16-1,23). ¿Qué explica la apreciación reciente del euro? En primer lugar la mejora de las expectativas macro en la Zona Euro apoyadas por la aceleración de la vacunación y el alto componente cíclico de nuestra economía. Derivada de lo anterior, la evolución de las rentabilidades a largo plazo, con estrechamiento del diferencial del 10 años americano frente al alemán, favoreciendo al euro. Por último, un horizonte más despejado para el inicio del Next Generation Fund en julio, salvadas ciertas trabas jurídicas y políticas. A futuro, las políticas monetarias apoyarían al dólar frente al euro, con una FED más próxima a comenzar a hablar de tapering frente a un BCE un paso por detrás en estrategias de salida. Y, finalmente, junto a lo fundamental, atentos al análisis técnico, con la resistencia más inmediata a corto plazo en niveles de 1,224, con difícil ruptura del 1,24-1,25 sin pull back previo.