Fidelity International
Fidelity International
2021: el año en el que Asia marcará la tendencia de la economía global

2021: el año en el que Asia marcará la tendencia de la economía global

3
Me gusta
1
Comentar
Guardar

fideity_perspectivas_2021_finect2020 ha sido un año que no olvidaremos, un recordatorio de que cualquier crisis puede golpear en cualquier momento. Las vacunas han creado una corriente de optimismo entre los inversores, y aunque algunos analistas ven sobrados motivos para ello, otros son más cautelosos. Andrew McCaffery, CIO Global de Inversiones de Fidelity, considera que la vacuna tardará todavía en llegar a la población de todos los lugares del mundo y que algunos de los sectores más castigados no se reactivarán hasta que llegue.

Por ello, las actuaciones de los bancos centrales pueden llegar a ser claves, sobre todo, si los estímulos fiscales acaban siendo insuficientes. Sin embargo, y aunque McCaferry considera que su actuación estos meses ha sido espectacular, cree que puede haber problemas si comienzan a haber señales de deflación que traen de nuevo la inflación. No obstante, por lo menos a corto plazo, este problema no llegará. Según Steve Ellis, CIO Global de Renta Fija, nos encaminamos a un entorno deflacionista en 2021 y la razón es que ha habido unos estímulos monetarios y fiscales muy fuertes en 2020. “A consecuencia de ellos y sumado al tipo de aumento del gasto público que estamos viendo este año y que veremos el próximos, estoy convencido de que estamos en un entorno deflacionista que va a tirar al alza de todos los activos de riesgo en 2021”, explica. 

Los gobiernos, sobre todo los de Estados Unidos, Reino Unido y Europa, han puesto en marcha importantes inyecciones de estímulos. Unos estímulos que han impulsado los mercados de todo el mundo y que han sido responsables de los rebotes desde mínimos de marzo y abril. Sin embargo, tarde o temprano, esas políticas llegarán a su fin. La buena noticia es que, aunque la historia ha demostrado en varias ocasiones que los estímulos se retiran de manera rápida, en esta ocasión Salman Ahmed, jefe Global de Macro de Fidelity, cree que los gobiernos van a esperar a que la situación se estabilice y a que el crecimiento regrese de una forma más sostenible antes de volver a plantear la austeridad.

Las acciones de pequeña y mediana capitalización, clave para la recuperación

Dichas políticas han contribuido a unas “valoraciones en bolsa elevadas frente a las medias históricas, pero cuando comparamos las bolsas con los rendimientos de la renta fija, o con los rendimientos reales, vemos que las bolsas siguen estando muy baratas”, afirma Ahmed. Eso sí, el experto incide en realizar una diferenciación entre los valores y sectores muy expuestos al Covid, que se contrajeron al principio y que no se han recuperado, y los que sí que lo han hecho, ya que son en los primeros donde prevén una mayor expansión en cuanto la población empiece a estar vacunada. Además, y en opinión de Romain Boscher, CIO Global de Renta Variable, la tendencia general es mucho más favorable a las acciones de pequeña y mediana capitalización. 

Por sectores, la tecnología es una de las grandes protagonistas de la crisis, con numerosas empresas del sector logrando rentabilidades históricas, pero también con algunas valoraciones que parecen alejadas de la realidad. “La tecnología es ahora mucho más que un sector, es algo que puedes ver por todas partes”, apunta Boscher, quien explica que desde la gestora apuestan por la tecnología, pero no a cualquier precio. Por ello, dentro del sector, buscan mantener exposición a servicios de IT, empresas europeas de software o al segmento cíclico del sector tecnológico. 

No obstante, no solo se mira hacia los sectores, sino también hacia las distintas regiones, que mantienen un ritmo de crecimiento desigual. Por este motivo, desde Fidelity consideran que la mejor forma de invertir en renta variable es estar orientado a los resultados, lo que hará a los inversores decantarse por una región u otra. En este sentido, en la búsqueda de crecimiento destaca Asia.  En la generación de rentas, Europa parece tener las mejores oportunidades, mientras que EEUU proporciona liquidez y Japón puede ser un buen lugar para la protección. 

En 2021 parece que también asistiremos a la consolidación de la inversión bajo criterios ESG. “2020 ha sido el año de lo social, y eso no creo que cambie, pero en 2021 vamos a hablar más sobre el medio ambiente y el cambio climático”, señala McCaffery. En su opinión esta mayor demanda no solo vendrá por parte de los inversores sino también de los reguladores y las autoridades que pondrán cada vez más empeño en alcanzar los objetivos de cero emisiones ante las consecuencias de no hacerlo. 

La renta fija sigue siendo arriesgada

En cuanto al mercado de deuda, la correlación entre la renta variable y la renta fija se ha disparado alcanzando el 0,8, lo que dificulta la creación de carteras diversificadas a los inversores. Para poder construir carteras rentables, líquidas y seguras Salman Ahmed, Jefe Global de Macro, cree imprescindible acudir a activos alternativos como la deuda no cotizada o el capital riesgo, ya que los bonos líquidos no darán ni rentabilidad ni ayudarán a esa diversificación. 

Otra de las opciones dentro de este mercado, es la deuda de los países emergentes, según apunta Steve Ellis, quien también apuesta por los bonos high yield de China y los bonos high yield en euros, pero reduciendo la duración para evitar riesgos. 

Asia seguirá liderando la recuperación

En el complicado 2020 Asia ha liderado con decisión la lucha contra la Covid - 19. Economías tan distintas como China, Japón, Singapur o Corea del Sur han demostrado los beneficios de una contención temprana y continua. 

Según explica Paras Anand, CIO de Asia - Pacífico de Fidelity, las razones por las que China y otros países asiáticos han gestionado bien la pandemia son varias. La primera es haber tenido experiencia con brotes como el SARS en 2003 o el H1N1 en 2009. En segundo lugar, destaca la digitalización de la economía asiática, que ha dado lugar al uso generalizado de aplicaciones de seguimiento y rastreo, lo que significa que los brotes se contuvieron mejor. Por último, Anand hace referencia a un factor más de tipo idiosincrático. “Cuando los gobiernos han emitido recomendaciones lo que hemos visto en general es un alto grado de cumplimiento en toda la población”. 

Por todo ello, Asia es una de las regiones que se presenta como una economía regional más resiliente. Y es que el continente ha demostrado mayor resistencia debido a que la pandemia ha tenido un menor impacto en la economía real. Pero también ocurre lo mismo si se mira hacia los mercados de activos, lo que se debe, en parte, a la evolución de su modelo económico, que pasa por ser menos dependiente de la demanda de otras regiones del mundo.

Según Paras Anand, Asia ha entrado de verdad en una fase diferente tanto en su desarrollo como región dentro de los mercados financieros, pero también como pilar clave de la economía global, una tendencia que se acelerará en los próximos años. 
 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User