Fidelity International (Fidelity) va a ofrecer a sus empleados la oportunidad de trabajar de forma más flexible en el marco de una nueva política de “trabajo dinámico”. Esta nueva forma de trabajar dará a la mayor parte de los empleados en más de 25 delegaciones de todo el mundo la oportunidad de conjugar sus patrones de trabajo combinando el teletrabajo y la oficina de forma que se adapten a su función y atiendan las necesidades de sus compañeros y clientes. 

Nuestro objetivo es ofrecer a nuestro personal un entorno de trabajo en el que puedan disfrutar y donde se sientan apoyados y reconocidos, y constituye la última incorporación a un conjunto de nuevas prestaciones para empleados como los permisos para el cuidado familiar y los permisos parentales ampliados. 

El trabajo dinámico significa que la mayor parte de los empleados de Fidelity tendrán flexibilidad para organizarse su trabajo: dónde trabajan y cuándo. Obviamente, algunos puestos son presenciales o requieren cumplir un horario definido, algo que viene dado fundamentalmente por las necesidades de los clientes, pero esta nueva forma de trabajar trata de dar a los empleados la mayor flexibilidad posible. Nuestras oficinas en todo el mundo seguirán siendo importantes centros de reunión, colaboración, creatividad y aprendizaje.

Con motivo de este anuncio, Anne Richards, CEO de Fidelity International, declaró: “Durante el último año han cambiado muchas cosas en nuestra vida cotidiana y una de ellas es la forma de trabajar. Hemos aprendido que podemos adaptarnos estupendamente como personas y como equipo, y gestionar nuestro negocio de una forma que nunca imaginamos que fuera posible.

Nuestros empleados nos han dicho que valoran tener más opciones y flexibilidad en relación con el lugar y los momentos en los que trabajan. También quieren tener la oportunidad de reunirse con sus compañeros, aprender de otras personas y formar parte del ambiente de la oficina. Partiendo de estos comentarios, seguiremos haciendo evolucionar nuestras oficinas para dar a todos los empleados la posibilidad de reunirse y estimular la creatividad y la colaboración.

Contar con empleados satisfechos se traduce en clientes satisfechos, así que creemos que se trata de un cambio sustancial real y positivo para nuestro personal, nuestros clientes y nuestro negocio. También se trata de un proceso iterativo y seguiremos escuchando, aprendiendo y basándonos en nuestra experiencia del año pasado”.