Fidelity International
Fidelity International
Fidelity: Por qué la India podría convertirse en el próximo vivero de unicornios tecnológicos

Fidelity: Por qué la India podría convertirse en el próximo vivero de unicornios tecnológicos

3
Me gusta
2
Comentar
Guardar

Un alumno escucha la lección impartida por su profesor durante una clase virtual a través de la app Zoom el 1 de mayo de 2020 en la región de Cachemira. (Fotografía de Idrees Abbas/SOPA Images/LightRocket a través de Getty Images)

Los gigantes de Silicon Valley están poniendo el foco en la India como el próximo gran mercado de crecimiento en un momento en el que la base de consumidores y los ecosistemas de pagos están alcanzando masa crítica.  

Existe la posibilidad de que asistamos al cierre del mercado chino debido a la guerra comercial con EE.UU., pero Silicon Valley podría haber detectado una oportunidad en la India, que está teniendo sus propias disputas con China. Apple anunció recientemente que trasladará parte de sus líneas de fabricación de China a la India para atender los mercados de exportación y la demanda interna del país. También estamos viendo en las empresas de Internet un cambio de rumbo similar, aunque menos obvio.

Los titanes tecnológicos estadounidenses llevan años apuntalando su presencia en la India, pero pensamos que el consumo en línea está llegando a un punto de inflexión bajo el empuje de las clases medias acomodadas urbanas. Aunque las empresas como Google, Facebook y Amazon ya son dominantes en sus respectivos verticales en la India (búsquedas, redes sociales y comercio electrónico), el panorama nacional de startups también está floreciendo. Grandes porciones del mercado están todavía por repartir en áreas como la educación en línea y la alimentación.

El salto al móvil

La adopción de Internet en la India sucedió más tarde que en China, pero fue más rápida. A ello contribuyó decisivamente el salto a lo digital: los usuarios de la India no pasaron por las conexiones fijas de banda ancha y adoptaron directamente las tecnologías móviles, más baratas y accesibles.

El conglomerado nacional Reliance demostró ser el catalizador en este sentido, ya que revolucionó el mercado al ofrecer el servicio de datos más barato del mundo. Eso provocó que el número de abonados de banda ancha inalámbrica de la India pasara de 150 millones a alrededor de 650 millones en cuatro años. Sin embargo, esa cifra apenas supone el 50% de la población del país, comparado con una tasa de penetración de Internet de alrededor del 65% en China.

Adopción rápida, monetización lenta

Para las multinacionales de Internet, alcanzar el éxito en la India plantea un conjunto particular de desafíos. El entorno normativo puede ser riguroso, teniendo en cuenta la atención reforzada que se presta a la seguridad de los datos. Otros retos son la obligación de contar con accionistas nacionales, la resistencia que plantean los operadores dominantes y la adaptación a los gustos y culturas locales.

Reunir una base de usuarios en la India es una cosa, pero otra bien distinta es obtener flujos de ingresos. Facebook y Google han conseguido una gran implantación local de la mano de WhatsApp y YouTube, respectivamente. Aunque estas empresas han cosechado éxitos en publicidad digital, han tenido dificultades para monetizar en otras áreas.

La interfaz unificada de pagos (UPI, por sus iniciales en inglés) de la India se puso en marcha en 2016 como servicio gratuito en todo el país para las transferencias entre bancos y elimina en gran parte la necesidad de contar con otros sistemas de pagos de terceros, pero también las posibilidades de estos de conseguir beneficios. Otro escollo es la obligación de que los datos de los usuarios se almacenen dentro del país. Tres años después de anunciar el proyecto, WhatsApp parece que finalmente lanzará su sistema de pagos sobre UPI después de cumplir los requisitos sobre almacenamiento local de los datos.

Las empresas chinas se topan con un obstáculo

En el contexto de las guerras comerciales y las renovadas tensiones entre la India y China, a algunos países se les presentan problemas que podrían favorecer a las empresas estadounidenses. Mientras que la app WeChat de la china Tencent había tenido dificultades para replicar su dominio en la India, Bytedance fue la empresa china que cosechó el éxito más rápido en este país al alcanzar alrededor de 200 millones de usuarios registrados en su app TikTok.

Sin embargo, el futuro de estas y otras empresas tecnológicas chinas activas en la India se tiño de incertidumbre en junio, cuando las tensas relaciones bilaterales llevaron a Nueva Delhi a prohibir 59 aplicaciones chinas, entre ellas WeChat y TikTok. Entretanto, eso podría dejar un vacío en el mercado y reducir las barreras normativas para las empresas occidentales. La India va a beneficiarse de los conocimientos y las inversiones internacionales a la hora de desarrollar su ecosistema de comercio electrónico, especialmente ahora que los consumidores están haciendo la transición de las compras tradicionales a las electrónicas.

El secreto a voces criado en casa

Como empresa nacional con intereses en muchos sectores, Reliance ha sido un elemento esencial en el boom de Internet en la India. Hace cuatro años, Reliance lanzó su negocio de redes móviles, Jio, que posteriormente rebajó espectacularmente los costes y catapultó a millones de personas a la era de Internet móvil. La empresa, dirigida por Mukesh Ambani, el hombre más rico de la India, también subvencionó teléfonos 4G de gama baja para sus clientes. El plan era ofrecer datos a precios bajos y después crear encima un ecosistema de empresas.

Volviendo al momento actual, la gran infraestructura de telecomunicaciones y distribución de Jio, sumada a su enorme base de usuarios, le permiten no solo generar flujos de ingresos tradicionales, sino también hacer incursiones en el comercio electrónico, los contenidos y la publicidad.

Silicon Valley vio en Jio una oportunidad para implantarse en algunos de los sectores de crecimiento más prometedores del mercado tecnológico de la India. A comienzos de este año, tanto Facebook como Google entraron con participaciones minoritarias relevantes en el capital de Jio Platforms, que engloba la operadora móvil y otros negocios digitales del grupo Reliance.
¿Cómo podría desarrollarse la situación?

Pensamos que Jio podría aprovechar su alianza con Facebook (con cerca de 400 millones de usuarios de WhatsApp en la India) para crear una superapp con red social y comercio electrónico, similar a WeChat en China. Eso es algo que otras aplicaciones han intentado ya en la India, pero con escaso éxito. Ello es debido a que si bien otras apps también contaban con amplias bases de  usuarios, su uso diario solía ser relativamente bajo, mientras que los usuarios de WhatsApp están muy vinculados.

Actualmente la mayoría de segmentos digitales o de Internet de la India están dominados por dos o tres actores y Jio cuenta con una posición destacada en muchos de ellos, lo que le convierte en un candidato ideal.

Creemos que el comercio electrónico, que presentaba una penetración total inferior al 5% de las ventas minoristas en la India antes del brote de coronavirus, constituye una de las mayores oportunidades para Reliance. Actualmente Amazon y Flipkart dominan en dos categorías relativamente más desarrolladas como son la electrónica de consumo y la moda, mientras que Big Basket y Grofers son fuertes en el incipiente mercado de la distribución alimentaria en Internet.

Jio, con su presencia en el comercio minorista tradicional en toda la India, que abarca las tres categorías, podría ampliar su presencia en Internet rápidamente y, con el paso del tiempo, incorporar otras categorías. Un ejemplo es su reciente adquisición de Netmeds para expandirse hacia el sector de la venta electrónica de productos farmacéuticos. También existen gran cantidad de oportunidades en el segmento del hardware. Google y Jio se han aliado para desarrollar un sistema operativo para smartphones basado en Android. Jio tiene previsto diseñar un modelo básico de terminal 4G o incluso 5G usando su nuevo sistema operativo .

Más margen de crecimiento

En esta coyuntura, parece que todos los días surgen nuevas startups locales que están consiguiendo captar inversiones. Algunos de los verticales de la India presentan bajas barreras de entrada, mientras que en otros se requiere una escala y un volumen de capital importantes. Las empresas especializadas podrían prosperar en categorías como los productos de belleza y el mobiliario.

La mayor parte de las grandes empresas ya tiene una presencia que abarca varios verticales, por lo que podría ser una ardua batalla para estos pequeños actores, ya que disponen de menos capital, menos usuarios y menos capacidad para realizar promociones cruzadas. En categorías como el comercio electrónico, la alimentación, el reparto de comida a domicilio y las fintech, la fuerte competencia probablemente presione los márgenes, al menos inicialmente. Otras categorías, como los servicios de taxi, están limitadas por los reguladores y la sensibilidad al precio de los clientes, convirtiéndolas en menos propicias para las startups .

De lo que no cabe duda es que existe una demanda amplia y creciente de estos servicios, y capacidad para pagarlos. Goldman Sachs calcula que la India cuenta con entre 30 y 40 millones de personas con rentas anuales superiores a los 10.000 dólares. Aunque sigue siendo un pequeño porcentaje de la población, el tamaño de este grupo podría duplicarse durante los próximos 5 años. Esto, junto con un rápido crecimiento de los pagos digitales, aceleraría la adopción de los servicios electrónicos en un amplio abanico de sectores.

De acuerdo con la Hurun Global Unicorn List 2020, existen 21 unicornios en la India con una valoración combinada de 73.000 millones de dólares. Pensamos que hay muchos más en camino.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User