Mutuactivos, la gestora de fondos de inversión y de pensiones de Mutua Madrileña, ha reconvertido su fondo especializado en tecnología Mutuafondo Tecnológico en un vehículo de inversión directa en bolsa. Hasta ahora, era un fondo de fondos que invertía en productos de otras gestoras. El equipo gestor ha valorado sus elevadas capacidades de análisis y selección de valores de forma directa para acometer el cambio en la política de inversión del producto. 

Jaime de León Calleja, gestor de renta variable de Mutuactivos especializado en sector tecnológico, considera que este segmento presenta buenas perspectivas con vistas al largo plazo. “Seguirá beneficiándose de los nuevos hábitos que ha traído consigo la pandemia de coronavirus y el gasto en IT de las empresas y consumidores”, comenta.

En la actualidad, en la gestora continúan viendo valor en numerosos subsectores dentro del ámbito tecnológico. Jaime de León Calleja asegura que “se sienten cómodos con las valoraciones actuales porque los beneficios que han presentado numerosas compañías han sido espectaculares”. “La corrección que ha sufrido este segmento nos ha dado oportunidades de entrada interesantes en los últimos meses”, comenta. 

Internet o semiconductores son los segmentos que más les gustan en este momento, pero también ven potencial en otros como los de la ciberseguridad, la inteligencia artificial, el cloud o las telecomunicaciones. En particular, tienen en cartera compañías como Google, Facebook, ASML o Nvdia. 

Por áreas geográficas, predomina el peso de compañías estadounidenses, que representan un 78% del total de la cartera. El resto se reparte entre Asia (12%) y Europa (10%), entre otros mercados.

Un fondo de éxito

Mutuafondo Tecnológico es uno de los fondos de renta variable más rentables de Mutuactivos. En los últimos quince años es el fondo más revalorizado de su categoría de toda la industria española, con una rentabilidad media anualizada del 12,05% en este periodo, según datos de Inverco a cierre de abril.

Se puede invertir en el fondo con una inversión mínima de 10 euros.