Schroders
Schroders
Dividendos: qué deben tener en cuenta los inversores a medio y largo plazo

Dividendos: qué deben tener en cuenta los inversores a medio y largo plazo

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar

Desde la crisis financiera de hace más de una década, los inversores han tenido que buscar con más ahínco fuentes de ingresos, ya que las tipos de interés del ahorro se han desplomado. Muchos recurrieron a la renta variable, apoyándose en el gran número de empresas que han aumentado los pagos de dividendos a los accionistas a medida que han ido creciendo.

Es probable que las acciones sigan siendo una fuente de ingresos relativamente atractiva para quienes se sienten cómodos con los riesgos de invertir en el mercado de valores. Sin embargo, lamentablemente, es probable que los pagos de dividendos sean inferiores a los de años anteriores en un futuro previsible como consecuencia de la crisis del coronavirus. 

De hecho, aceptar un recorte del dividendo puede permitir mantener la atención en las empresas que tienen más probabilidades de ayudar a alcanzar los objetivos de inversión a largo plazo, tanto en términos de ingresos como de crecimiento. Quizá, y pensando en el largo plazo, hay que considerar cada empresa de manera individual, evaluando cómo está posicionada para salir de la crisis sin cambios fundamentales en su negocio que le permita pagar dividendos en el futuro.

Recuperarse tras una crisis

En tiempos de crisis, las empresas que han recortado sus dividendos para dar prioridad a la tenencia de efectivo que les permita operar con eficacia suelen recuperarse más rápidamente que las que persiguen ciegamente el mantenimiento de los objetivos de dividendos establecidos.

Cuando el entorno económico mejora, estas empresas tienen la posibilidad de restablecer y aumentar de nuevo sus dividendos desde una posición de fuerza comparativa. Un análisis de las crisis pasadas muestra que el impacto general sobre el valor intrínseco de una empresa de un recorte temporal de los dividendos es generalmente pequeño y, para los inversores a largo plazo, es importante no perder de vista ese hecho en medio del ruido del mercado a corto plazo. 

¿Cuánto durará este recorte de dividendos?

Siendo realistas, todos nos enfrentamos a una larga espera para recuperar la "normalidad", dado que la única vía para lograrlo parece ser el desarrollo y la aplicación de un programa de vacunación eficaz a escala mundial.

Por tanto, es probable que el pago de dividendos en los próximos tres años, aproximadamente, se mantenga muy por debajo de los niveles observados en 2019. No hay ningún precedente de la crisis actual, pero, por ejemplo, las estimaciones de la eventual reducción de los dividendos para el mercado del Reino Unido en su conjunto en 2020 han oscilado hasta ahora entre alrededor del 25% y hasta el 50%.

Es posible que comencemos a ver cómo cada vez más empresas en todo el mundo adoptan políticas de dividendos más conservadoras, como las empresas asiáticas. Sin embargo, las secuelas de las crisis pasadas sugieren que, aunque las empresas pueden cambiar su comportamiento durante un par de años, a menudo vuelven a la forma en que estaban las cosas antes.

Los gestores de fondos de gestión activa son libres de elegir la combinación de empresas que crean que servirá mejor a los intereses de los inversores. Esto les da cierto margen para evitar el impacto total del recorte de los dividendos agregados para el mercado, pero de todos modos cabe esperar recortes significativos en los pagos de dividendos para los inversores de renta variable. A más largo plazo, esperamos que el retorno a la "normalidad" de la economía conduzca a un retorno a la "normalidad" de los dividendos y, por extensión, de los fondos de renta variable.


Información importante: Los puntos de vista y opiniones aquí contenidos son Rory Bateman, responsable de renta variable de Schroders, y no necesariamente representan puntos de vista expresados o reflejados en otras comunicaciones, estrategias o fondos de Schroders. Este material tiene la intención de ser sólo para fines informativos y no tiene la intención de ser material promocional en ningún sentido. El material no pretende ser una oferta o solicitud de compra o venta de ningún instrumento financiero. El material no tiene la intención de proporcionar y no se debe confiar en él para la contabilidad, asesoramiento jurídico o fiscal, o recomendaciones de inversión. No se debe confiar en las opiniones y la información de este documento cuando se toman decisiones individuales de inversión y/o estratégicas. Las rentabilidades pasadas no son una guía para las rentabilidades futuras y es posible que no se repitan. El valor de las inversiones y los ingresos de las mismas pueden disminuir o aumentar, y los inversores pueden no recuperar las cantidades invertidas originalmente. Todas las inversiones implican riesgos, incluido el riesgo de una posible pérdida de capital. Se cree que la información aquí contenida es fiable, pero Schroders no garantiza su integridad o exactitud. No se debe confiar en las opiniones y la información de este documento cuando se toman decisiones individuales de inversión y/o estratégicas. Los dictámenes de este documento incluyen algunos pronósticos. Creemos que estamos basando nuestras expectativas y creencias en suposiciones razonables dentro de los límites de lo que sabemos actualmente. Sin embargo, no hay garantía de que se vayan a realizar previsiones u opiniones. Estos puntos de vista y opiniones pueden cambiar.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User