Schroders
Schroders
¿El "Santa Rally” es real?

¿El "Santa Rally” es real?

2
Me gusta
1
Comentar
Guardar

A finales de 2018, el espíritu festivo de los inversores se debilitó. Con la preocupación sobre la salud de la economía mundial, las acciones globales se desplomaron un 13,7% durante el último trimestre del año, según los datos del índice MSCI World Index. No fue un tiempo de adviento, de hecho, fue el peor diciembre para los mercados en tres décadas. 

Así, el índice global cayó un 7,7%, dejando atrás cualquier esperanza del "Santa Rally" por séptima vez en los últimos 32 años. Pero, aunque 2018 fue un año horrible, diciembre sigue siendo uno de los meses más prósperos para el mercado bursátil.

¿Cuáles son las posibilidades de un Santa Rally?

Pero, ¿qué es el "Santa Rally"? Se trata de un supuesto efecto que provoca la Navidad al darse un sentimiento de mayor felicidad, ayudando a que las bolsas suban a finales de año, aunque a muchos inversores experimentados sigue sin estar convencidos de este efecto. 

No sería prudente sacar conclusiones firmes en base a la historia del mercado, ya que esta no siempre se repite, pero en un espíritu de diversión por las fiestas navideñas, en Schroders analizamos estos datos cada año.

En este sentido, los datos muestran que las acciones globales han aumentado un 78,1% desde diciembre de 1987, con una subida media del precio de las acciones del 1,7%, lo que puede añadir algo de certeza al mito del "Santa Rally"

Datos y cifras mensuales

Mientras que diciembre siempre ha sido un mes consistente para la subida de precio de las acciones, este abril fue el más productivo. De hecho, el aumento medio del precio de las acciones (2,1%) del mes de abril ha sido superior en las últimas tres décadas.

Los mejores meses siguientes fueron julio y noviembre: el precio de las acciones subió un 65,6% en ambos meses, pero en julio se produjo, de media, un mayor aumento del valor de las mismas con un 1,4% frente al 0,7% de noviembre.

En cambio, junio fue el peor mes para los mercados, con sólo un aumento del 34,4% en este periodo. También agosto fue el peor mes en cuanto a rendimiento en el mercado bursátil, ya que las acciones cayeron una media del -1,1%.

Shocktober

Los inversores deberían tener en cuenta los datos del mes de octubre, ya que ponen en relieve los imprevistos que pueden ocurrir en el mercado. 

En octubre se da la tercera mayor frecuencia de ganancias además de la tercera mejor subida media de precio conjunta. Pero históricamente, también podemos encontrar que es uno de los meses donde se han producido las peores caídas dentro del mercado de valores. 

Octubre 1987: Lunes Negro

El 19 de octubre de 1987, los mercados bursátiles  se desplomaron en medio de la preocupación por la desaceleración de la economía mundial y las altas cotizaciones. Las tensiones se vieron agravadas por un fallo informático y, debido a esto, las acciones mundiales cayeron, de media, un 23% en octubre de ese año.

Octubre de 1997: Crisis financiera asiática

La crisis financiera asiática comenzó en el verano de 1997. Una secuencia de devaluaciones monetarias en Asia sacudió la confianza mundial de los inversores y, en consecuencia, las acciones cayeron un 6,6% en octubre de ese año.

Octubre de 2008: Crisis financiera mundial

Las semillas de la crisis financiera mundial se sembraron cuando el mercado inmobiliario estadounidense comenzó a colapsar en 2007. La gravedad del asunto no se advirtió hasta que el banco de inversión estadounidense, Lehman Brothers quebró en septiembre de 2008 dando lugar a que el sistema financiero mundial se paralizara y, un mes más tarde, las acciones de todo el mundo cayeron más de un 15%.

Octubre de 2018: Guerras comerciales y aumento de las tasas.

Los inversores centraron su preocupación en cuestiones como las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, la incertidumbre política europea y la retirada de los programas de estímulo a la expansión cuantitativa. Las acciones mundiales cayeron un 7,4% en octubre y esto supuso el peor rendimiento mensual para las acciones a nivel mundial en seis años y el décimo peor en la última década.

¿Por qué los mercados bursátiles tienen un mejor comportamiento en diciembre?

Se especula mucho sobre las razones del "efecto diciembre". Existe una teoría basada en la psicología del inversor, la cual afirma que hay más alegría en los mercados porque la temporada navideña repercute en los inversores de forma positiva y, esto impulsa más la compra que la venta.

Otra opinión es que los gestores de fondos, que representan una parte importante de la propiedad de las acciones, rebalancean las carteras antes de que finalice el año y por ello, al vender algunas acciones de mejor rendimiento, estos pueden permitirse comprar más activos de peor rendimiento, lo que hace que los precios suban.

El peligro de las supersticiones

La dramática caída del mercado de valores en diciembre del año pasado demuestra dos cosas: la primera, que no se puede confiar en las rentabilidades pasadas y la segunda, que las supersticiones del mercado  sólo son ciertas hasta que dejan de serlo.

La historia del mercado puede ser fascinante, pero a menudo puede llevar a suposiciones, como, por ejemplo, que los octubres son malos o que se debe vender en junio porque en los meses de verano la rentabilidad es más baja. De hecho, utilizar el market timing en los mercados es una estrategia cuestionable, ya que es imposible predecir los movimientos a corto plazo en el mercado. 

El tiempo en los mercados

Por otra parte, los cálculos realizados por Schroders también muestran que, si en marzo de 2003 hubieras invertido 1.000 dólares en el MSCI World y hubieras dejado la inversión sola durante los próximos 15 años, tendría un valor de 4.211 dólares. Estas cifras no se han ajustado debido a la inflación o las comisiones.

Sin embargo, si hubiera utilizado el market timing en su entrada y salida del mercado durante ese período y se hubiera perdido los 30 mejores días del índice, la misma inversión ahora valdría 1.268 dólares o 2.943 dólares menos.

La mejor apuesta de los inversores es ser paciente y dejar tiempo a la inversión para que crezca. Por regla general, el tiempo estimado para poder permitir que el mercado pase por todos sus ciclos naturales son cinco años. 

Al igual que con todas las inversiones, el valor y las ganancias pueden disminuir y aumentar, y los inversores pueden no recuperar las cantidades invertidas originalmente.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User