Se acabó lo bueno o, al menos, eso es lo que se suele decir cuando uno vuelve de vacaciones pero, ¿qué ha pasado en los mercados durante tu ausencia? Desde Schroders te traemos una selección de los hitos financieros más relevantes de este verano para que te reenganches a la actualidad económica. 

Antes de profundizar, lo más destacado es:

- Las tensiones comerciales siguen acaparando los titulares de las portadas. 

- El crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos ha escalado un 4,2%.

- La caída de la lira turca ha desencadenado una oleada de desconfianza a nivel global y, sobre todo, ha afectado a los mercados emergentes. 

Estados Unidos

Los datos publicados durante el verano han mostrado un fortalecimiento de la economía de Estados Unidos, ya que su crecimiento se ha incrementado un 4,2% durante el segundo trimestre el año. De hecho, hacía 4 años que no avanzaba a ese ritmo. La clave del repunte ha sido el incremento del consumo en los hogares, impulsado por el plan de la administración estadounidense para reducir los impuestos y aumentar el gasto, así como el crecimiento en el volumen de exportaciones. 

Pese a estos datos, el tercer trimestre ha tenido un comienzo más débil en comparación con los dos anteriores, ya que el informe de empleo publicado en julio mostró unos datos por debajo de lo esperado. 

En lo que se refiere al marco macroeconómico, los indicadores siguen apoyando la trayectoria que ha tomado la Reserva Federal (Fed) en el terreno de las políticas monetarias. En este sentido, se espera que el organismo suba los tipos de interés un 0,25% en septiembre y diciembre. Así, el presidente de la Fed, Jerome Powell defendió que el actual ritmo de las subidas de los tipos tiene en cuenta los problemas de actuar demasiado rápido, lo que provocaría una ralentización del crecimiento, o, por el otro lado, de actuar con lentitud, lo que provocaría un sobrecalentamiento de la economía. 

En este contexto, el principal índice bursátil, el S&P 500, ha mantenido la buena senda a la que nos tiene acostumbrados, aunque no solo es mérito propio, ya que su buen desempeño ha estado respaldado por unos sólidos resultados corporativos. 

Por último, en cuanto a las tensiones comerciales, Donald Trump ha anunciado un total de 50.000 millones de dólares en aranceles sobre las importaciones de productos chinos. Pese a las conversaciones entre EE.UU. y China a finales de verano, todavía no se ha alcanzado ningún acuerdo. 

Eurozona

El crecimiento del PIB de la eurozona también ha aumentado, aunque a un ritmo menor que el de Estados Unidos, en concreto un 0,4%. Esta cifra ha estado respaldada por el repunte de la actividad económica de Alemania, Países Bajos y Portugal, aunque se ha visto frenado por la debilidad de la economía italiana. 

En cuanto a las políticas macroeconómicas, el Banco Central Europeo (BCE) ya había confirmado la intención de finalizar su programa de expansión cuantitativa (QE) para finales de diciembre. Mientras tanto, continua dando pistas sobre el futuro de los tipos de interés, que permanecerán intactos hasta el tercer trimestre de 2019, a menos que haya un cambio importante en la situación económica de la zona euro. 

Así, los principales riesgos que se están barajando son el deterioro del marco externo y el desarrollo de la economía de la eurozona, sobre todo, teniendo en cuenta la situación de la política en Italia. De hecho, en este país, el nuevo gobierno pretende estimular el crecimiento a través del gasto y los recortes de impuestos, aunque sus planes podrían entrar en conflicto con los intereses de la Unión Europea. 

Desde una perspectiva comercial, el presidente de la UE, Jean-Claude Juncker, y el presidente estadounidense, Donald Trump, están trabajando para eliminar los derechos de aduana a los bienes industriales entre UE y Estados Unidos, exceptuando el sector del automóvil. 

Reino Unido

La econonomía de Reino Unido ha remontado al 0,4% durante el segundo trimestre tras la desaceleración vivida en los primeros meses de 2018. Este aumento se debe a una combinación entre el gasto y la inversión de los hogares. No obstante, esta mejora ha 'disimulado' las preocupaciones sobre la debilidad de la demanda doméstica y el bajo rendimiento externo. 

En este contexto, el Banco de Inglaterra ha subido los tipos de interés a 0,75%, su nivel más alto desde marzo de 2009. Además, tiene previsto tres subidas más de forma gradual en un periodo de tres años. 

En cuanto al Brexit, en julio el gobierno publicó su hoja de ruta con el enfoque y las medidas que tomará para llevar a cabo su independencia. Pese a que las medidas adoptadas son más suaves de lo esperado, la mayoría considera que el enfoque está lejos de un 'Brexit suave'. 

Japón

En Japón, una inflación por debajo de lo esperado ha llevado al banco central ha tomar solo pequeñas medidas de ajuste en su política monetaria. De hecho, el organismo ha declarado que los tipos bajos actuales se mantendrán durante un periodo prologando. 

Así, el crecimiento del PIB japonés se ha situado en el 0,5%, en comparación con el 0,2% del primer trimestre de 2018. Este repunte se debe a la fuerte demanda interna gracias al consumo e inversión. 

En política, el líder del Partido Democrático Liberal confirmó que convocaría elecciones el próximo 20 de septiembre. Se espera que la victoria esté disputada por el primer ministro en funciones Shinzo Abe y el ex ministro de defensa Shigeru Ishiba.   

Mercados Emergentes 

Ha sido un mercado cargado de acontecimientos en los mercados emergentes. Entre algunos ejemplo, cabe destacar la desaceleración de la economía china (6,7% durante el segundo trimestre) que parece que empeorará en el tercer trimestre. 

En mitad de las tensiones comerciales con Estados Unidos, el gobierno chino anunció una serie de medidas que pretenden apoyar la economía del país. Entre algunas de ellas, se encuentra la subida del gasto fiscal y un aumento en la capacidad de los bancos para conceder préstamos. Además, se ha especulado que la reciente devaluación del yuan ha sido provocada por las autoridades en respuesta a los aranceles de Estados Unidos. No obstante, en agosto el banco central ha tomado medidas para estabilizar la divisa. 

Siguiendo con el marco de las divisas, el fortalecimiento del dólar ha servido para hacer una radiografía del estado de algunas economías emergentes, sobre todo las más expuestas al billete verde. En este sentido, Turquía ha experimentado una fuerte devaluación de su moneda, la lira turca, que ha dado pie a una gran volatilidad que se ha contagiado a otras potencias emergentes. 

Las opiniones expresadas aquí son las del equipo de Comunicación de inversiones y no representan necesariamente las opiniones declaradas o reflejadas en las Comunicaciones, Estrategias o Fondos de Schroders. Este documento tiene fines informativos exclusivamente y no se considera material promocional de ningún tipo. La información aquí contenida no se entiende como oferta o solicitud de compra o venta de ningún valor o instrumento afín en este documento. No se debe depositar su confianza en las opiniones e información recogidas en el documento a la hora de tomar decisiones de inversión y/o estratégicas. La información aquí contenida se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad ni su exactitud. La rentabilidad registrada en el pasado no es un indicador fiable de los resultados futuros. El precio de las acciones y los ingresos derivados de las mismas pueden tanto subir como bajar y los inversores pueden no recuperar el importe original invertido. Las previsiones están sujetas a un alto nivel de incertidumbre sobre los factores económicos y de mercado futuros que pueden afectar a los resultados futuros reales. Las previsiones se ofrecen con fines informativos a fecha de hoy. Nuestros supuestos pueden variar sustancialmente en función de los cambios que puedan producirse en los supuestos subyacentes, por ejemplo, a medida que cambien las condiciones económicas y del mercado. No asumimos ninguna obligación de informarle de las actualizaciones o cambios en estos datos conforme cambien los supuestos, las condiciones económicas y del mercado, los modelos u otros aspectos. Publicado por Schroder Investment Management Limited, Sucursal en España, c/ Pinar 7 – 4ª planta.28006 Madrid – España.