Octubre del 2018 ya es conocido como el 'octubre rojo'. Prueba de ello es que el MSCI World ha caído un 7,4% en octubre tras la inquietud causada por las guerras comerciales, la incertidumbre política en Europa y el fin de las políticas monetarias expansivas. 

De hecho, esta estampida ha convertido octubre en el mes con peor desempeño bursátil a nivel mundial en los últimos seis años. Y es la décima vez que ocurre en la última década. Para poner este dato en contexto, hay que resaltar que las otras nueve veces se produjeron durante o como consecuencia de una crisis financiera global.

Históricamente, octubre ha sido un buen mes para los inversores, pero cuando hay un mes malo, tiende a ser muy malo. Veamos algunos ejemplos:

  • Desde 1992 el mercado solo ha caído en cinco octubres.
     
  • Pero desde 1984, siete de las diez caídas más grandes intradía ocurrieron en octubre (la mayor el 20 de octubre de 1987).
     
  • Desde 2000, el rendimiento promedio de octubre ha sido del 1,8%, lo que lo convierte en el segundo mes con mejor rendimiento.

No obstante, esta caída ha hecho más atractivas las valoraciones de las acciones. Los índices de precio a ganancias (P / E) (una de las medidas de valoración más utilizadas) de todos los mercados principales se han reducido significativamente este año. Este índice se calcula dividiendo el valor o el precio de un mercado por el beneficio agregado por acción de todas las compañías en los próximos 12 meses. Un número bajo representa un mejor valor.

Los sectores con mejor y peor desempeño

Los llamados sectores de cíclicos, como la tecnología, han sufrido pérdidas. Además, la construcción, los materiales y los recursos básicos han caído hasta niveles de dos dígitos, siendo de los más afectados. 

Los sectores defensivos, como el tabaco, los servicios públicos y el comercio minorista de alimentos, han batido al mercado, pero continúan cayendo. Estos sectores tienden a tener un buen desempeño en períodos turbulentos porque la demanda de los productos que producen sigue siendo constante, pese a la volatilidad.

FAANGs y otras acciones en rally que sufren

Las FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix, Google / Alphabet) tampoco se han librado de las caídas de octubre, junto con otras acciones que no paran de crecer como Alibaba, el equivalente chino de Amazon, o el fabricante de bebidas del Reino Unido Fevertree.

En los mercados alcistas, este tipo de acciones tienden a aumentar a un ritmo mucho más rápido que el mercado en general, porque los inversores se sienten cada vez más cómodos. A la inversa, tienden a disminuir a una tasa más rápida en los mercados bajistas.

 

La siguiente tabla muestra las relaciones precio- ganancias (una de las medidas de valoración más utilizadas) para los FAANG y Fevertree en comparación con el índice MSCI World.

El dólar sigue subiendo

El dólar se encuentra en su punto más alto en este 2018 y ha aumentado de forma considerable en octubre. El motivo es que esta moneda sirve de refugio para los inversores.

Las monedas "refugio" son aquellas que los inversores tienden a comprar y mantener durante períodos de incertidumbre, ya que son percibidos como un riesgo menor y, a menudo, se aprecian en tales condiciones. Las características que tienen que tener estas divisas es que las finanzas del país sean sólidas, que tengan un crecimiento económico fuerte, un sistema político estable y que se puedan comprar y vender fácilmente. 

El rendimiento mixto de los productos básicos

El petróleo también ha sufrido ventas llamativas durante este octubre rojo, mientras que el cobre ha mantenido su tendencia débil. El motivo es que estos dos activos obtienen mejores rendimientos cuando las perspectivas económicas son buenas. 

Por el contrario, el oro se ha mantenido estable pese al alza del dólar. Al tener su precio en esta moneda, el oro tiende a bajar cuando el billete verde se fortalece porque resulta más caro de comprar. 

Sin embargo, en tiempos turbulentos, el oro puede considerarse atractivo debido a sus cualidades tangibles y al hecho de que tiende a mantener su valor.