Fibonacci, esa enigmática y práctica série

Fibonacci, esa enigmática y práctica série

3
Me gusta
1
Comentar
Guardar

 

Una peculiar, antigua y misteriosa sucesión matemática de números, atesora multitud de propiedades y aplicaciones prácticas en nuestro mundo y en la inmensidad del universo. Éstas van desde la ubicación de la proporción áurea o número áureo, presente por ejemplo en los brazos en forma de espiral de muchas galaxias como la nuestra, La Vía Láctea, pasando por la estructura de la concha en forma de caracol de algunos moluscos cefalópodos como el nautilus y llegando hasta lo que más nos interesa a nosotros, su aplicación práctica en las tendencias de un activo o mercado....menos trascendental pero sí muy práctico.

De hecho no fue hasta el siglo XIII, cuando el matemático italiano Leonardo de Pisa describió públicamente la sucesión numérica de Fibonacci, y digo describió y no descubrió ya que algunos creen que esta sucesión fue descubierta en las matemáticas Indias en torno al año 200 dc. La sucesión comienza con el 0 y el 1 y a partir de estos, cada término es la suma de los dos números anteriores:

0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144…….

Esta curiosa sucesión de números, tiene diversas particularidades y aplicaciones prácticas en variados campos en los que no me voy a extender en este artículo, pero sí animo al que tenga curiosidad y afición por las matemáticas y la ciencia, lo investigue.

En esta ilustración podemos observar un claro ejemplo de la proporción áurea en la cabeza de Donald Trump, sin duda algo enigmático….

 

Volviendo al mundo del trading y la inversión en los mercados financieros, y según el segundo principio del análisis técnico, los precios de cualquier activo o mercado se mueven por tendencias; alcistas o bajistas. Como ya comentamos en el artículo: Soportes y resistencias, la llave a la rentabilidad, en una tendencia el precio no llega de un punto a otro de una sola vezsi no que lo hace de forma escalonada y haciendo “descansos” o correcciones en su camino hasta el final de la tendencia. Es aquí donde entra en juego la sucesión de Fibonacci o mejor dicho los retrocesos de Fibonacci. Con los retrocesos de Fibonacci podremos calcular hasta qué punto aproximado puede corregir el precio de cualquier activo en una tendencia, y de esta forma intentar “subirnos” a la misma en el mejor punto.

 

Siguiendo la teoría de los retrocesos de Fibonacci, los niveles de retorno del precio de cualquier activo más habituales que pueden darse en una tendencia, son los siguientes:

 

Corrección hasta el 61,8% del impulso o movimiento previo: Se obtiene de la división de un elemento de la serie de Fibonacci entre el anterior (resultado aproximado).

Corrección hasta el 50% del impulso o movimiento previo: Es la mitad del avance de la tendencia principal.

Corrección hasta el 38,2% del impulso o movimiento previo: Su obtención viene de restar 61,8% de la unidad (1.000 – 0.618 = 0.382).

 

Mostrado todo lo anterior y a efectos prácticos, cuando se da una tendencia ya sea alcista o bajista, cualquier impulso en la misma, tiene mayor probabilidad estadística de corrección o retorno hasta niveles del 61,8%, 50%, o 38,2 de su impulso previo. En este gráfico lo podemos observar de manera más clara:

 

Ejemplo de reciente retroceso del precio del SP500 al 50% del movimiento previo, para posteriormente continuar la tendencia bajista.

 

Para finalizar añadiremos que la combinación de los retrocesos de Fibonacci con los soportes y resistencias más importantes, tales como los diarios, semanales o mensuales confirmarán más aún nuestra señal de entrada al mercado.

 

Fuente: NeoTrading.es

 

¿Te ha gustado el artículo?, si es así y además estás buscando un bróker fiable y con buenos precios, nosotros te recomendamos este bróker

 

 

¡Si te ha gustado el artículo, no te "empanes" amig@ y colabora con el blog, comparte en redes sociales y recomienda el artículo a todo el mundo! 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User