Qué tener en cuenta a la hora de invertir con un banco extranjero

Qué tener en cuenta a la hora de invertir con un banco extranjero

1
Me gusta
2
Comentar
Guardar

Invertir con un banco extranjero está al alcance de todo el mundo hoy en día y hay más de una forma de hacerlo. Si antiguamente sacar el dinero de España o contratar un producto financiero con un banco de otro país era una odisea, hoy en día es muy sencillo.

Los neobancos y las Fintech han facilitado mucho el proceso de tener cuenta en el extranjero o contratar un depósitos en bancos de fuera de España. De hecho, es algo que puedes hacer directamente desde Finect en el apartado de depósitos gracias en parte al acuerdo con la fintech Raisin.

Invertir con un banco extranjero

Es normal que antes de lanzarte a la aventura de sacar tu dinero fuera de España te plantees cuestiones como si es seguro, si alguien garantiza tus ahorros o qué impuestos debes pagar o dónde. ¡Vamos a verlas en este artículo!

En qué puedes invertir con un banco extranjero

En cualquier producto que quieras, aunque entre los más buscados están cuentas corrientes y depósitos. Sin embargo, también es posible acceder a otros productos de inversión como acciones, fondos de inversión y ETFs, aunque en este caso es más habitual usar un bróker online como Degiro, por ejemplo.

¿Está seguro el dinero en un banco extranjero?

Esta es la principal duda al sacar el dinero de España para invertir con un banco extranjero. La respuesta en este caso dependerá del banco en cuestión y también de su nacionalidad.

En el caso de los bancos de la Unión Europea (UE), la seguridad es la misma que la de cualquier banco español para la inversión en depósitos extranjeros y cuentas corrientes. Como explican desde el Consejo de la UE, existe un sistema armonizado de garantía de depósitos que obliga a que todos los sistemas bancarios europeos garanticen hasta 100.000 euros por cliente los depósitos y cuentas corrientes que tengan en las entidades financieras.

La normativa europea marca también unos límites para el pago de estos depósitos en caso de quiebra del banco, por lo que todos estos sistemas operan de forma similar al Fondo de Garantía de Depósito (FGD) español.

¿Y los bancos de fuera de la UE? En este caso sí que habría que revisar qué garantías ofrece su sistema bancario para las inversiones, tanto en depósitos como en cualquier otro producto.

Más allá del sistema financiero del país, también deberías investigar al banco extranjero en el que vas a depositar tu dinero. Una forma muy fácil de hacerlo es con los rating de las agencias de calificación.

¿Cuánto cuesta invertir en un banco extranjero? Cuidado con las comisiones

Si el objetivo de llevar tu dinero fuera de España es aumentar la rentabilidad, es importante que revises también las comisiones del producto y de los traspasos, sobre todo para cuentas corrientes. ¿Son más caros los traspasos de dinero al extranjero? ¿Y si quieres recuperar el dinero para traerlo de vuelta?

De nuevo, la banca europea cuenta con ventajas frente a la inversión fuera de la UE. LA mayoría de transferencias dentro de la zona SEPA o zona única de pagos en euros son gratuitas.

Cómo afecta a tu declaración de la renta: fiscalidad de invertir en el extranjero

El dinero que inviertas en el extranjero también tributa. De hecho, no se considera una renta exenta en el IRPF y tendrás que incluirla en tu declaración de la renta, donde tributarán como rendimiento de capital mobiliario en el caso de los depósitos.

Dónde se declaran las inversiones en el extranjero

Las inversiones que tengas en el extranjero debes declararlas en tu país de residencia fiscal, que normalmente será España. En concreto, debes incluirlas en tu declaración de la renta.

Si la entidad extranjera tiene sede en España, como ocurre con ING, por ejemplo, Hacienda ya tendrá datos sobre tus inversiones y lo que hayas ganado con ellas. De hecho, la propia entidad te practicará la correspondiente retención de IRPF del 19%.

¿Y si la entidad no tiene sucursal en España? Si el banco extranjero no trabaja en el país, tendrás que poner tú mismo en la renta los beneficios que hayas obtenido con tu inversión. La clave para facilitarte la operación es evitar la temida doble imposición.

Cómo evitar la doble imposición

Al igual que los bancos nacionales, los bancos extranjeros también aplican una retención sobre los depósitos e inversiones. Esta retención varía en función de cada país y recuperarla supone un trámite añadido en la renta.

La mejor forma de evitar esta doble imposición y simplificar tu IRPF es indicar al banco extranjero que no eres residente fiscal en su país al dar de alta la cuenta o el depósito. En este caso, el banco no aplicará ninguna retención de IRPF y te pagará los intereses del depósito en bruto.

Para demostrar tu residencia fiscal, posiblemente necesitarás contar con un Certificado de Residencia Fiscal a la Agencia Tributaria, que puedes conseguirlo en la página de la AEAT.

¿Y si ya me han practicado la retención de IRPF? En este caso, tendrás que declarar los intereses igualmente en el IRPF, pero deberás informar de las cantidades que ya te han retenido. Así como se evita la doble imposición al invertir en bancos extranjeros.

¿Tengo que informar a Hacienda de las inversiones en el extranjero? El modelo 720

Como norma general, sólo hay que informar a Hacienda de las inversiones en el extranjero que superen los 50.000 euros en su conjunto. Estas inversiones incluyen los depósitos en el extranjero, cuentas corriente, fondos de inversión y patrimonio inmobiliario.

Para hacer el cálculo de tus inversiones, Hacienda utilizará las posiciones de tu inversión a 31 de diciembre.

La declaración de bienes en el extranjero se realiza a través del modelo 720. Una vez lo presentes el primer año, sólo deberás volver a presentarlo cuando haya un cambio de 20.000 euros de un año a otro.

¿Me pueden sancionar por no presentar el modelo 720 de la renta? En teoría sí, pero si después reclamas la sanción los tribunales te darán la razón, ya que los tribunales europeos consideran que supone una amenaza la libertad de circulación de trabajadores, la de establecimiento, de prestación de servicios y de movimientos de capitales. Aquí puedes ampliar información al respecto: cuándo hay que presentar el modelo 720 de Hacienda.

Cómo invertir con un banco extranjero

Si lo que buscas es un depósito en una entidad extranjera, sólo tienes que visitar nuestra sección de depósitos y ver cuál se adapta mejor a tus necesidades.Y ahora por ser usuario de Finect... ¡Consigue hasta 100€ por contratar tu primer producto con Raisin!

 

Las ventajas de invertir en depósitos extranjeros pasan por:

  • Mayor rentabilidad en comparación con los depósitos nacionales (aunque siguen siendo depósitos).
  • Mejor diversificación del riesgo país.
  • Si evitas la doble imposición recibirás la rentabilidad bruta de tu inversión, sin retención de IRPF. En otras palabras, no adelantarás dinero a Hacienda, aunque luego deberás tenerlo en cuenta al hacer la declaración de la renta.
0 ComentariosSé el primero en comentar
User