¿Seguirán subiendo las bolsas desde los niveles actuales? ¿Eres optimista o pesimista? Te animamos a responderlo en nuestra encuenta de sentimiento.

Lo cierto es que los índices están en un espectacular momento de forma. En Wall Street, el S&P 500 cerró el viernes por encima de los 1.500 puntos por primera vez desde diciembre de 2007. El Dow Jones está a un paso de los máximos históricos, cerca de los 14.000 puntos. 

En Europa la bolsa alemana está muy cerquita de máximos históricos también, rondando ya los 8.000 puntos.  Y el resto de indicadores, aunque están muy lejos de sus record, también marcan los niveles más altos en mucho tiempo.

El Ibex, que ya sube un 50% desde mínimos, ha vuelto a niveles de hace un año, por encima de 8.700 puntos. Mientras el Euro Stoxx está en máximos de 18 meses. 

Además, los mercados emergentes también están en un muy buen momento. Y las grandes potencias asiáticas, como Japón, se han ido a máximos de varios años.

¿Está justificado tanto optimismo? Siguiendo el otro día el vídeo con la visión de Jaume Puig de GVC Gaesco, me di cuenta de la cantidad de argumentos que hay para pensar que el mercado seguirá subiendo. Pero también creo que hay motivos para lo contrario. Vamos a ponerlos a competir a ver qué tal se pegan: 

Argumentos alcistas

 

- Estabilización del mercado de deuda. En periféricos, las subastas saliendo con demanda. En particular en España, tanto en deuda del Tesoro como en emisiones privadas. Mejoras de la prima de riesgo.

- Resultados empresariales de media mejores de lo esperado en EEUU, como el caso de Google o IBM, con la excepción de Apple.

- Expansión monetaria total. Los últimos en apuntarse, los japoneses, que incluso han cambiado de Gobierno con ese lema electoral. Esto a medio plazo puede ser negativo para las acciones, pero a corto supone más liquidez y más apetito por el riesgo.

- China evita al aterrizaje brusco y vuelve a crecer por encima de lo esperado.

- Mejora de la confianza en Alemania, cuando se preveía una posible caída en recesión

- Las valoraciones siguen sin ser demasiado exigentes, sobre todo en comparación con las de la deuda.

Argumentos bajistas

 

- En Europa, la deuda en los países periféricos sigue siendo muy elevada y sus economías están en recesión. Y Francia muy tocada en sus últimas estadísticas. Posible caída en recesión. Problemas importantes todavía de competitividad en la región.

- Paro disparado en España y en general en Europa, sobre todo en población juvenil, y riesgo de que esto desemboque en inestabilidad política y conflictos sociales. 

- En EEUU, los beneficios empresariales pueden estar en pico alcista. Y les tocaría empezar a caer en próximos trimestres. 

- También en EEUU el paro se acerca al 6,5%. Esto en sí mismo es bueno... Pero implica que la Fed podría levantar el dedo de la impresora de billetes. Negociaciones sobre el techo de deuda y aún se debe seguir negociando sobre precipicio fiscal. 

- Consecuencias de la guerra de divisas... Cómo la subida del euro que puede de nuevo empeorar la competitividad en Europa.

- El optimismo que se aprecia en las encuestas de sentimiento suele ser antesala de fuertes caídas, aunque movimientos pasados no tienen por qué repetirse en el futuro.

¿Cómo lo véis? ¿Qué opinión tenéis? ¿Estáis más del lado del Dr. Jekyll o de Mr Hyde?

A mí me parece que tienen más fuerza los argumentos alcistas a medio plazo. Al mismo tiempo tengo la sensación de que deberíamos ver una recogida de beneficios en el corto plazo, pero claro, cuando hay mucha gente esperando recortes para entrar es complicado que lleguen los recortes. 

Esta tarde hacemos en directo desde Unience a partir de las 19.30 la retransmisión de un evento de Inversis en el que darán su visión de mercado la propia Inversis, Carmignac Gestión y M&G. Veremos cómo lo ven ellos.