Viendo los titulares de algunos medios, donde insisten en el descuento del 18%, parece que comprar acciones de Santander es un chollo, sin embargo hay muchas preguntas a responder sobre este tema:


- ¿Es cierto que se compran un 18% más baratas hoy que día 5 de julio?

No, es cierto que ahora se deben aportar 4,85 euros para comprar una acción (día 5 cerró a 5,92), sin embargo, hay que añadirle 10 derechos preferentes de suscripción de los que se le ha entregado a cada accionista (uno por cada acción que tenían). Teniendo en cuenta que el DPS ha cerrado hoy en 0,104 el desembolso real que hay que hacer es de 5,89 euros (4,85 + 1,04).


- Como accionista, ¿me perjudica o me beneficia?

El primer impacto es dañino: o bien se reduce el porcentaje de inversión en el Santander (vendiendo derechos) o bien se aumenta sacrificando liquidez u otro activo (acudiendo). A eso hay que incorporar los gastos del broker. Luego dependiendo de la evolución de la cotización perjudicará o beneficiará dependiendo de lo que haga la acción: beneficiará si la acción sube al que haya acudido y le perjudicará si baja (y viceversa).

-¿Cómo afecta fiscalmente?

Precisamente la venta de DPS's es una de las pocas variaciones en el IRPF en 2017: a partir de 1 de enero las ventas de DPS's son ganancia patrimonial con retención (19% y luego en la declaración anual podría ir hasta el 23%). 

Si se acude a la ampliación se reduce el precio de adquisición y se tributa cuando se venden las acciones.

- ¿Es mejor invertir vía derechos o vía acciones?

Depende del precio de las acciones y de los derechos. A cierre de día 6 era más interesante vía acciones por una diferencia de 6 céntimos. Descargando este excel se puede calcular simplemente cambiando el precio de las acciones y de los DPS's.

- ¿Qué recomiendan los analistas?.

La valoración fundamental de consenso está prácticamente en línea con los precios actuales por lo tanto se pueden sacar pocas conclusiones.

Mirando análisis técnico vemos que está a medio camino entre un soporte (5,50) y una resistencia (6,25). Lo peor de ello es que en caso de poder con ella, la siguiente está a menos del 7% (sus máximos históricos descontando dividendos):


- ¿Qué ha pasado en otras ampliaciones?

Tras las dos anteriores (2008 y 2015), la cotización del Santander cayó con fuerza:

En este link hemos detallado con algo más de profundidad esta operación.

Luis García Langa