Eduardo Martin de Andbank habla de inversiones alternativas

La inversión alternativa va ganando visibilidad ante los inversores, pero ¿es una inversión apta para cualquiera? ¿qué activos contempla? ¿qué rentabilidades ofrece? Hablamos de todo ello con Eduardo Martín Quero, director de Producto y Desarrollo de Negocio de Andbank España.

. ¿Cómo surgió en Andbank la idea de entrar en proyectos de inversión alternativa?

En 2012 nos dimos cuenta de que había inversores que pedían más que invertir en bolsa, que estaban tomando de forma personal decisiones de entrada, por ejemplo, en el mercado inmobiliario y pensamos que desde la entidad podíamos acceder de forma más eficiente a esos activos. Hablamos con un grupo de esos inversores e hicimos con AKM un vehículo que cubría ese tipo de inquietudes de inversión directa en inmuebles y conseguimos cerrar un fondo de 15 millones. A partir de ahí se originó una inercia de demanda y 12 meses después ya estábamos levantando el segundo AKM, del doble de tamaño. Posteriormente, pusimos en marcha un tercer AKM de 65 millones de euros. El reto era poder ofrecer otras opciones de inversión complementarias a la tradicional en activos financieros, dar entrada a los inversores de banca privada en activos tangibles de la economía real, ya sean inmuebles, autopistas o centrales fotovoltaicas.

. ¿Qué resultados estáis obteniendo de esos vehículos de inversión?

En el primer vehículo de AKM, que invierte en activos inmobiliarios, hemos alcanzando rentabilidades del 12% anuales y en los vehículos de inversión en fotovoltaico de Everwood, hemos llegado a obtener rentabilidades de 17%, 19% y 31% anuales batiendo con creces los objetivos previstos, ya que aspirábamos a alcanzar rentabilidades de entre el 10 y el 12% en los escenarios más optimistas.

Por otra parte, estamos seguros de que en otro tipo de inversiones por las que hemos apostado y que son muy largo plazo -como inversiones en start ups en Silicon Valley- vamos a obtener resultados positivos ya que el ritmo de inversión es muy bueno y las compañías que están comprando -aunque están en periodo de maduración- son muy interesantes.

. Con la limitación de fuentes de rentabilidad que hay ahora mismo para el inversor, ¿ofrecen este tipo de inversiones mayor rendimiento? 

Con unos tipos de interés como los que tenemos, en niveles bajísimos, están muy limitadas las fuentes de rentabilidad en el mundo estrictamente financiero. Por otro lado, los mercados están muy volátiles, hay mucho ruido e hipersensibilidad a noticias que no deberían tener impacto si nos fijásemos solo en la economía real. Las propuestas de inversión alternativa pueden ofrecer en algunos casos rentabilidades del 6%, 7% o 10%, algo difícil de encontrar hoy en el mercado.

. ¿Para qué tipo de inversor son aptas?

Son sobre todo para grandes patrimonios ya que, además de ser ilíquidas, requieren tickets mínimos elevados. De acuerdo con la experiencia obtenida a lo largo de estos años, es curioso ver cómo especialmente empresarios con amplias trayectorias profesionales  son capaces de entender los procesos de creación de valor en los diferentes sectores en los cuales invertimos.

. ¿La forma de hacer llegar estos activos al cliente es diferente de la aproximación a la inversión tradicional en mercados financieros?

En la distribución de estos productos, el proceso de venta requiere de mucha profundidad, ya que además de intervenir el banquero, se cuenta con los gestores, los técnicos que han puesto en marcha el producto, con ingenieros, especialistas en diversos sectores, etc. La toma de decisión  puede ser de 3 a 6 meses porque son inversiones donde el cliente invierte por convicción.