¿Qué posibilidades alberga la inteligencia artificial para nuestro día a día? ¿Ha venido para quedarse, igual que la temática sostenible? ¿Cuáles son los sectores disruptivos que modelarán la economía del futuro? ¿El baúl de los tipos bajos puede abrirse al inversor y salir de él algo de rentabilidad en los tiempos que corren para la renta fija? 

Algunas de las gestoras más prestigiosas del panorama internacional, como Jupiter AM, AXA AM, Allianz GI, Jupiter AM y La Financière de L’Echiquier, respondieron a estas preguntas en la segunda jornada de Finect BIOS IV, el evento en el que se dan cita las mayores oportunidades de inversión. Si no pudiste seguir el acto en directo, tienes la posibilidad de volver a verlo en nuestro canal de youtube. Y si quieres saber más detalles sobre los fondos de esta cuarta edición, puedes acceder al listado con sus fichas pinchando aquí.

Mirando al futuro: la inteligencia artificial y otras megatendencias

Los inversores se mueven con un ojo puesto en el presente y otro en el futuro. Una balanza entre el corto y el largo plazo. El fondo Echiquier World Next Leaders busca consolidarse en las carteras del inversor con una apuesta decidida: identificar las compañías que liderarán el futuro a partir de las temáticas llamadas a dominar la economía los próximos años (nuevos modos de vida, robótica y automatización, comercio electrónico, disruptores financieros...).  

Se trata de uno de los productos más prometedores de La Financière de L’Echiquier: “Es un fondo multitemático que además invierte en empresas de tamaño medio”, detalló Rolando Grandi, gestor del fondo. La selección de las empresas se basa en tres ingredientes: tienen fuerte crecimiento a largo plazo, son (o serán pronto) líderes en su mercado y, por último, innovadoras y capaces de apostar por nuevos productos que satisfagan a sus clientes. “La diferencia frente a otros fondos multitemáticos es que invertimos en empresas de mediana capitalización, tal vez menos conocidas que los gigantes de la economía, pero más grandes que las pequeñas empresas, que tienen riesgo superior de liquidez”, aclaró Grandi. 

La inteligencia artificial (IA) ha sido un actor clave en la lucha contra el coronavirus y quiere consolidarse como una de las tendencias que domine la economía más pronto que tarde. James Chen, gestor, analista senior y director del equipo de Tecnología en San Francisco de Allianz Global Investors, subrayó que la IA ya forma parte de la vida de muchas personas. “Si tienen un asistente como Google Home o Alexa, desde que se despiertan por la mañana están conectados con ella en múltiples ocasiones”, explicó Chen interpelando al público. Detrás de la adopción de esta tecnología está el deseo de mejorar la experiencia del usuario y hacerla más productiva, indicó el gestor.   

El fondo Allianz Global Artificial Intelligence invierte en todos los aspectos de la IA, ya sean infraestructuras (big data, servicio en la nube), aplicaciones (automatización, ‘deep learning’) o sectores concretos (sanidad, transporte, comercio, educación…). Moderna, la farmacéutica que creó una de las vacunas contra el Covid, utiliza con frecuencia la IA y forma parte de la cartera de este vehículo. 

Mercados emergentes: apostar por ellos con cabeza

Alejandro Arévalo, gestor de fondos de deuda de mercados emergentes en Jupiter AM, fue contundente al comienzo de su intervención: “¿Por qué mercados emergentes en 2021?”. El continente de los emergentes, su entorno, aparece nítido y favorable para la gestora. Los países europeos y EE UU encaran la fase de recuperación económica, con este último país sin el presidente Trump a la cabeza. Además, los propios mercados emergentes aportan en estos momentos “buenas historias soberanas, corporativas, donde estamos siendo pagados por el riesgo”, valoró Arévalo. 

¿Por qué Jupiter AM apuesta por la deuda a corto plazo a través del Global Emerging Markets Short Duration Bond? La volatilidad de los bonos de EE UU a partir de 5 años ha seguido creciendo. En cambio, la gestora aprovecha la palanca de la deuda pública y corporativa de emergentes, “donde está siendo pagado el mayor rendimiento”, aseguró el gestor. Una duración corta que, además, protege frente a la subida de tipos de interés. El fondo imprime un carácter defensivo, donde la gestión activa del vehículo actúa como garantía para el inversor: la calificación crediticia promedio debe superar el BB y la duración del fondo, de media, es de máximo 3 años. 

También Flossbach von Storch pesca en el mar de las rentabilidades de los emergentes, aunque con un fondo de renta variable: el Global Emerging Markets Equities. La gestora germana lleva por bandera en este producto la “inversión inteligente”. China fue la única de las grandes economías que creció en el aciago 2020 y ocupa el primer lugar por exposición geográfica en el fondo (29%). El segundo es la India (13%). Michael Altinzoglou, gestor del fondo, defendió el peso en la cartera de estos países. “China está generando modelos de negocio nuevos e innovadores, como Tik Tok, e India tiene el mayor banco de talento de ingeniería del mundo”. 

Flossbach von Storch ve una puerta abierta en los mercados emergentes, cuyo peso económico (cerca del 40% del PIB mundial) aún no se corresponde con el que le corresponde por capitalización total del mercado (un 30% en estos momentos). Sin embargo, el equipo gestor reconoce que el rendimiento de la renta variable emergente los 10 últimos años es “un poco decepcionante”. Altinzoglou lo achaca a varios motivos, entre ellos la excesiva prevalencia estatal en algunos de esos países. 

La responsabilidad compartida de apostar por una economía limpia

La sostenibilidad se coló de nuevo en esta segunda jornada de FINECT BIOS IV. “Los consumidores buscan nuevas marcas y productos que sean sostenibles y limpios”, argumentó Amanda O’Toole, gestora de carteras de la estrategia Economía Limpia y codirectora de la estrategia Global Thematics de AXA Investment Managers. 

El fondo AXA World Funds Framlington Clean Economy invierte en cuatro subtemas: transporte bajo en carbono, energía inteligente, agricultura e industria alimentaria y preservación de los recursos naturales.“Las cuatro áreas están intencionalmente diversificadas, lo que nos permite sortear cambios en las condiciones macroeconómicas, en la esfera política y regulatoria”. También “profundizar en nuestro universo, de empresas de alta calidad”, dijo O’Toole. 

¿Hay fondos más rentables que mi acción?