Koala Capital Sicav
Koala Capital Sicav
¿Cuáles son los sectores más afectados por el Coronavirus? - nota a los inversores

¿Cuáles son los sectores más afectados por el Coronavirus? - nota a los inversores

3
Me gusta
1
Comentar
Guardar

A 6 de marzo, el coronavirus ya ha contagiado a más de 100.000 personas en el mundo, con millones de personas en cuarentena en Wuhan y en el norte de Italia, y provocando unas pérdidas de casi 10 trillones (anglosajones) de dólares en las empresas cotizadas en las principales bolsas mundiales. Aunque no se refleje en ningún tablero de cotizaciones, el valor de los activos menos líquidos como los inmuebles o empresas no cotizadas probablemente valen un 20% o 30% menos que a principios de enero. La desventaja de las acciones es que sus precios recogen los miedos y euforias al minuto, la gran ventaja es que puedes comprar acciones de los mejores negocios a un precio entre un 10% y 50% inferior a la de enero. La mejor fórmula para el buen ahorrador es sin duda comprar buenos activos a buenos precios y esperar pacientemente a su revalorización. Las etapas de nerviosismo en los mercados bursátiles son recurrentes, pero en su inmensa mayoría son pasajeras. La última fue en diciembre de 2018.

Los acontecimientos de las últimas semanas se han convertido en la crisis psicológica de mayor impacto económico de la era moderna. Nos produce un fuerte impacto ver a médicos con trajes protectores, enfermos aislados o el poder contraer una enfermedad desconocida. Es obvio que se trata de una crisis sanitaria, pero, con efectos sobre la salud nada graves para la mayoría de la población, especialmente si la comparamos con epidemias como el sarampión o el ébola. En cambio, el impacto económico será considerable en el corto plazo y probablemente muy poco relevante en el medio y largo.

Cuando aceptemos que hemos de convivir con el coronavirus, incluso que la mayoría de nosotros podemos llegar a ser contagiados, ese día lo habremos vencido, lo tendremos superado, y el impacto económico empezará a desaparecer.

El factor que ha acelerado el contagio mundial fue su aparición justo antes del año nuevo chino, el mayor desplazamiento de personas a nivel mundial, cuando varios cientos de millones de chinos retornan a sus pueblos de origen a reunirse con sus familias. El alcalde de Wuhan ya alertó como antes de aplicar la cuarentena completa, cinco millones de habitantes salieron de la ciudad, lo que ha sido probablemente la causa principal de la propagación global.

Aún existen múltiples incertidumbres médico-sanitarias. No se conoce con exactitud si generamos anticuerpos tras enfermar o tampoco como detectar o evitar los “super contagiadores” (super spreaders), claves en la expansión rápida de este tipo de enfermedades. En España se sabe que al menos desde el 14 de marzo, el coronavirus estaba en Torrejón y antes del 13 en Valencia.

Que deben pensar los ciudadanos africanos cuando ven nuestra reacción ante una pandemia con impactos en nuestra salud tan menores y a pesar de disponer de los sistemas de salud más avanzados y preparados del mundo. Sólo por el sarampión, en Republica democrática del Congo han muerto 6.000 personas en 2019. El Ébola tiene una tasa de mortalidad que puede alcanzar el 50% y mató a más de 10.000 personas en tres países africanos de 2014-2016. De hecho, los efectos del Ébola sobre el cuerpo humano son terribles.

Esto no significa que no tenga sentido tomar medidas de cuarentena ante el Coronavirus Covid-19 en nuestros países. Su peor amenaza es que es contagiosa y especialmente que se transmite también durante el periodo de incubación, con lo que la propagación del Coronavirus es muy alta e impredecible, de ahí las restricciones o controles a la libre circulación o bien a las cuarentenas a la población. No es nada fácil para los gobernantes. Si aplicas restricciones exageradas hundirás a la economía del país, si no las aplicas se va a propagar más rápido y por más territorio, aumentando el número de fallecidos. De hecho, excepto en Corea del Sur y quizás Japón el resto de los países parecen seguir la táctica de no realizar muchos análisis a la población o bien para ocultar la enfermedad o bien para no colapsar los centros médicos.

Bill Gates lleva años alertando que una pandemia global es la mayor amenaza global y sugiere que deben tomarse medidas coordinadas. Os recomiendo este TED Talks dónde habla de ello.

Impacto económico del Coronavirus

Por el lado de la demanda, hay que diferenciar entre el impacto de un retraso o aplazamiento en el consumo de un bien o de una inversión, al de la pérdida definitiva. Comprar una vivienda, reformar tu casa, cambiar de teléfono o de coche o incluso cerrar la compra de una empresa competidora o en una start-up puede retrasarse unos meses o trimestres, suponiendo caídas de la actividad económica mensual. Este impacto económico probablemente se recuperar en forma de ”V”. En cambio, aplazar un viaje, un crucero o vuelo, o una comida en el restaurante, es una pérdida en gran parte irrecuperable.

En cambio, son más difíciles de cuantificar los problemas por el lado de la oferta. Las complicaciones en la cadena de suministro global empezaran probablemente a ser muy significativas en los próximas semanas o meses. Aún no hemos visto apenas incidencias por los inventarios acumulados en el sistema productivo y por los envíos de China que al tardar 30 días han estado llegando a Occidente hasta febrero. Existen aún muchos cuellos de botella logísticos en China, en transporte de carretera, pero especialmente en los puertos que sin duda nos afectaran. No sería extraño que muchas fábricas se paralicen total o parcialmente, especialmente en sectores muy dependientes de sus proveedores como el sector automovilístico, de maquinaria y otros sectores industriales.

China es el gran proveedor del mundo y prácticamente no existen productos con cadenas de suministro complejas que no dependan de Asia. El gigante asiático ya supone el 18% del PIB mundial, en 2003 era tan sólo el 4%. Es muy positivo que, en Vietnam, Camboya o Filipinas, grandes países sustitutivos de China apenas sufran casos del Covid-19. Probablemente, y de cara al futuro, el Coronavirus va a provocar un gran cambio en la cadena de suministro global. En sectores tan diversos como los semiconductores o los aminoácidos (alimentación animal), en los que China es el único fabricante mundial, ya se han producido alzas de precios.

Podéis consultar la nota completa haciendo click

0 ComentariosSé el primero en comentar
User