BMW y el sector de autos

Con BMW, en verano de 2017 iniciamos una posición significativa para Koala Sicav entrando incluso en el TOP 10. La consolidación contable de toda su parte bancaria y de financiación a clientes por la compra de coches complicaba el análisis de los free cash flows operativos de la compañía de la división de autos. Tras separar ambas divisiones nos dimos cuenta que su valoración era muy atractiva, incluso algo superior al +10% de rentabilidad esperada (free cash flow yield). La cotización de BMW ha estado plana en los últimos cinco años. Antes de verano 2018, decidimos reducir nuestra posición al 2% de nuestra cartera hasta ayer. Con el “profit warning” inesperado de este martes, la acción ha caído un 7-8% en dos días. Como no nos ha gustado nada lo que explica el management de BMW y nos da miedo que o bien la compañía o bien el sector de autos pueda sufrir más de lo que la mayoría imaginábamos, hemos cubierto una buena parte de la posición con derivados. Es decir mantenemos nuestra inversión pero la cubrimos hasta diciembre de este año. No vemos nada de viento de cola en los próximos trimestres. Con esta cobertura, solo limitamos las ganancias a partir de los 84 Eur/ acción, es decir ganaríamos toda la subida hasta esos niveles.

Tenemos también una posición comprada en Volkswagen iniciada con las caídas en bolsa del sector en verano, en la que estamos ganando. La mantenemos aunque ya no vemos tan claro el potencial alcista del sector.

Es cierto que con sus valoraciones actuales la mayoría de empresas deberían atraer a más inversores, pero de hecho no lo están haciendo y vemos difícil una mejora empresarial para los próximos trimestres.
 

Impacto de la Guerra comercial en los mercados y nuestros fondos

En cierta forma, tras escuchar a Niall Ferguson y conversar con Luis Torras sobre la geopolítica global, creo que la mayoría de gestores hemos minusvalorado la amenaza de guerra comercial que Trump. Ya no creemos que sean juegos artificiales sino posiciones reales que van a provocar un descenso en el comercio mundial, en el que USA perdería un poco y China y otros países exportadores mucho más. La Administración americana está tratando de deshacer Chimerica, la simbiosis económica entre China y USA donde el gran beneficiado es China y el perjudicado es USA. Como explica Ferguson, el libre comercio está beneficiando a China que en pocos años será el dominador del mundo y Estados Unidos lo quiere parar o ralentizar. Chimerica es un término inventado por Niall Ferguson y Mortiz Schularick. 

Con este panorama, probablemente Panda Agriculture & Water Fund será beneficiado. Desde su lanzamiento en 2013, los precios agrícolas han descendido continuamente, por las excelentes cosechas y la falta de conflictos geopolíticos. Con el nuevo panorama geopolítico, es fácil imaginar que las probabilidades de incrementos en los precios agrícolas son elevadas tanto por motivos puramente técnicos de oferta como por restricciones geopolíticas al comercio.

En relación a nuestra inversión tan relevante en pequeñas empresas japonesas estamos muy cómodos ya que un 85% de sus ventas son para el mercado local. El Nikkei está evolucionando mejor este año, probablemente por las compras de ETF que realiza el Banco Central de Japón, que sólo se realizan sobre grandes empresas.

En cambio en la cartera de Koala Capital Sicav, estamos analizando internamente con el equipo, como adaptar la cartera a los nuevos tiempos. Sin duda el país más perjudicado es China. Apenas tenemos inversión en empresas chinas. Tenemos solo una inversión en Tencent, de forma indirecta con la compañía Naspers. Probablemente otros países exportadores pueden verse afectados aunque debe analizarse caso a caso. Como estamos viendo, las compañías alemanas industriales y grandes exportadoras están sufriendo en bolsa continuamente. Por sectores, obviamente autos y otros sectores industriales pueden sufrir recortes en contratos y exportaciones.

Continuaremos atentos para adaptarnos a este nuevo entorno que creemos que está para quedarse