Schroders
Schroders
¿Habrá rally de Santa Claus este año?

¿Habrá rally de Santa Claus este año?

¿Hay que creer en el rally de Santa Claus? Esta teoría sugiere que las acciones suben en los últimos días del año. Pero, ¿qué nos dicen los datos de los últimos 94 años? Los inversores encontraron su espíritu de Navidad en 2020, a pesar de que la pandemia estaba haciendo estragos. Incluso con la mayor parte de la economía mundial parada a causa del Covid-19, las acciones estadounidenses registraron las mejores rentabilidades mensuales en diciembre en más de una década, con el índice Ibbotson SBBI US Large Cap subiendo un 3,8%.

Fue el segundo año consecutivo en el que las acciones estadounidenses se recuperaron durante la temporada navideña, tras el segundo peor diciembre registrado dos años antes. En diciembre de 2018, las acciones estadounidenses cayeron un -9% en medio de la preocupación por la salud de la economía mundial (¡quién nos iba a decir que una pandemia catastrófica llegaría poco más de un año después...!). Diciembre de 2018 no fue muy favorable para los inversores, pero sólo fue la séptima vez en los últimos 35 años que el "rally de Santa Claus" no se materializó. De hecho, diciembre sigue siendo uno de los meses más prósperos para las acciones.

¿Qué es el "rally de Santa Claus"?

El "rally de Santa Claus" es un supuesto efecto del factor de bienestar navideño, que ayuda a las acciones estadounidenses a registrar rentabilidades positivas a finales de año, aunque muchos inversores experimentados siguen sin estar convencidos.
No es prudente sacar conclusiones firmes de la historia del mercado de valores, ya que los resultados pasados no son una guía de los resultados futuros y pueden no repetirse. Pero, en aras de la diversión festiva, analizamos los datos cada año.
¿Qué posibilidades hay de que se produzca un rally de Santa Claus?

Los datos muestran que las acciones estadounidenses han registrado una rentabilidad positiva en el 77,9% de los diciembres desde 1926, con una rentabilidad media del 1,6%, según los datos que se remontan a 1926, analizados por Schroders y facilitados por Morningstar Direct.

De los 12 meses del año, diciembre es, con diferencia, el que tiene más probabilidades de generar rentabilidades positivas, lo que quizás añade algo de fundamento al mito del "rally de Santa Claus".

Este material no pretende ofrecer asesoramiento de ningún tipo. La información contenida en este documento se considera fiable, pero Schroders no garantiza su integridad o exactitud. Las rentabilidades pasadas no son una guía de las rentabilidades futuras y pueden no repetirse.

¿Por qué las bolsas se han comportado mejor en diciembre?

Se especula mucho sobre las razones del "efecto diciembre". Una de las teorías señala directamente a la psicología de los inversores. Quizás haya más alegría en los mercados debido a que las fiestas navideñas ponen a los inversores en un estado de ánimo positivo, lo que impulsa más compras que ventas.

Otra opinión es que los gestores de fondos, que representan una parte sustancial de los propietarios de las acciones, rebalancean las carteras antes de final de año. Al vender algunos de los valores más rentables, los gestores pueden permitirse comprar otros que se han quedado atrás, lo que hace subir los precios.

El riesgo de las supersticiones

La dramática caída bursátil de diciembre de 2018 demuestra dos cosas: no se puede confiar en las rentabilidades pasadas y las supersticiones bursátiles solo son ciertas hasta que dejan de serlo. La historia bursátil puede ser fascinante, pero a menudo puede llevar a hacer suposiciones. Por tanto, creemos que la mejor apuesta de los inversores es ser pacientes y dar tiempo a su inversión para que crezca. La regla general es de cinco años para permitir que los mercados pasen por sus ciclos naturales. Si bien, como ocurre con todas las inversiones, no podemos olvidar que el valor de las mismas y sus beneficios pueden bajar o subir y los inversores pueden no recuperar las cantidades invertidas originalmente.


Información importante: Los puntos de vista y opiniones aquí contenidos son los de David Brett, redactor de inversión de Schroders, y no necesariamente representan puntos de vista expresados o reflejados en otras comunicaciones, estrategias o fondos de Schroders. Este material tiene la intención de ser sólo para fines informativos y no tiene la intención de ser material promocional en ningún sentido. El material no pretende ser una oferta o solicitud de compra o venta de ningún instrumento financiero. El material no tiene la intención de proporcionar y no se debe confiar en él para la contabilidad, asesoramiento jurídico o fiscal, o recomendaciones de inversión. No se debe confiar en las opiniones y la información de este documento cuando se toman decisiones individuales de inversión y/o estratégicas. Las rentabilidades pasadas no son una guía para las rentabilidades futuras y es posible que no se repitan. El valor de las inversiones y los ingresos de las mismas pueden disminuir o aumentar, y los inversores pueden no recuperar las cantidades invertidas originalmente. Todas las inversiones implican riesgos, incluido el riesgo de una posible pérdida de capital. Se cree que la información aquí contenida es fiable, pero Schroders no garantiza su integridad o exactitud. No se debe confiar en las opiniones y la información de este documento cuando se toman decisiones individuales de inversión y/o estratégicas. Los dictámenes de este documento incluyen algunos pronósticos. Creemos que estamos basando nuestras expectativas y creencias en suposiciones razonables dentro de los límites de lo que sabemos actualmente. Sin embargo, no hay garantía de que se vayan a realizar previsiones u opiniones. Estos puntos de vista y opiniones pueden cambiar.
 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User