Schroders
Schroders
Inversión sostenible: desmontando mitos

Inversión sostenible: desmontando mitos

1
Me gusta
1
Comentar
Guardar

El cambio climático y sus consecuencias están transformando la faz del planeta. Sin duda, es una revolución y un reto para las empresas, pero también para los inversores, pues cada vez es más probable que quien no se adapte para afrontar los desafíos climáticos, se quede atrás.

Teniendo en cuenta esto, desde Schroders queremos hacer gran hincapié en la cultura financiera sostenible. Para ello, hemos creado 10 vídeos didácticos que muestran, paso a paso, cómo invertir nuestro dinero de manera sostenible es beneficioso para los inversores y para toda la sociedad.

Uno de estos vídeos se centra en el cambio climático, ya que la protección del medio ambiente es un tema prioritario para todos los gobiernos a nivel global. El motivo es que se trata de una emergencia con consecuencias devastadoras: inundaciones, fenómenos meteorológicos extremos, escasez de recursos para cultivar, etc…

Como ciudadanos podemos ayudar a la causa reciclando u optando por productos más verdes y ecológicos; como inversores, lo podemos contribuir cada vez que invertimos en empresas que afrontan los desafíos climáticos y contribuyen a solucionarlos. De esta forma, las compañías ganan en competitividad y los inversores en rentabilidad. 
 

Sostenibilidad más allá de la ecología

Con el paso del tiempo, el concepto de sostenibilidad de las inversiones ha evolucionado y se ha ido sofisticando, pero también se ha expuesto a interpretaciones que inducen a error. Por ejemplo, muchas personas piensan que las inversiones sostenibles tienen que ver exclusivamente con la ecología. Pero ¡no es así! Ser sostenibles también significa respetar a las personas y dirigir las empresas de forma transparente y correcta.
 
Mito #1: Sostenibilidad = solo ecología
Los modelos de inversión sostenibles no solo están enfocados en preservar el medio ambiente, también fomentan el respeto hacia las personas y la gestión transparente y correcta de las empresas.

Mito #2: Sostenibilidad = no es ética
Invertir de esta forma sostenible no solo implica rechazar y evitar aquellos sectores más perjudiciales para la población, como el del tabaco o las armas; de hecho, la estrategia de exclusión solo es una posible opción de las que ofrece este tipo de inversión. 

Mito #3 Sostenibilidad = menor rentabilidad
Ser sostenible conlleva una menor exposición al riesgo y aprovechar más oportunidades. A la larga, esto puede traducirse en una mayor rentabilidad para las carteras de los inversores y también para las empresas.

Mito #4 Sostenibilidad = moda pasajera
La sostenibilidad no es una moda pasajera y tampoco es una opción: es un cambio de mentalidad y de paradigma. También para aquellos inversores que tienen una perspectiva de largo plazo, pues las inversiones sostenibles perduran en el tiempo. 
 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User