El cambio climático, la evolución demográfica y la revolución tecnológica están transformando nuestro mundo y nuestros valores. Las empresas que se adapten y den respuesta a estos retos tendrán más éxito a la hora de atraer a clientes y empleados y ampliar su negocio.

Esto aparece reflejado en la creciente importancia de los fondos de inversión sostenibles, que invierten en empresas que muestran sóliodos credenciales en materia social y medioambiental y se preparan de forma proactiva para los cambios que deparara el futuro. 

Desde Schroders hemos realizado la segunda parte del Estudio Global de Inversión 2018, que ha encuestado a más de 22.000 inversores de 30 países, para saber si los inversores de todo el mundoestán cada vez más familiarizados con la inversión socialmente responsable. De esta forma, el 78% de inversores españoles afirma que la inversión sostenible ha cobrado mayor importancia para ellos durante los últimos años. Un dato que está por encima de la media europea (74%) y mundial (76%).

"Este estudio pone de manifiesto el rápido crecimiento del interés por las inversiones sostenibles. El hecho de que el 78% de los españoles afirme que han cobrado más importancia durante los últimos cinco años evidencia la relevancia que ha ganado para tanta gente", explica Carla Bergareche, directora general de Schroders para España y Portugal.

En concreto, resulta alentador observar que los españoles ya no parecen reticentes a invertir de forma sostenible ante el temor de que este enfoque pueda mermar sus rentabilidades, de hecho, el 65% de los inversores ha aumentado sus asignaciones durante los últimos cinco años, un dato que está por encima de la media europea (60%).

No obstante, y pese al aumento del número de asignaciones, todavía sigue siendo una temática poco conocida. De momento, solo destinan un 34% de su cartera a inversiones sostenibles, algo por debajo de la media europea (36%).

En Europa, los que más porcentaje de sus carteras tiene en estas inversiones son los suecos, 45% de la cartera, y los daneses 43%. La región con más porcentaje del mundo es Estados Unidos, cuyos encuestados tienen una exposición a inversiones sostenibles del 47%. Otras regiones con asignaciones significativas son China y Sudáfrica, ambas con un 45%.

No existe información suficiente

Pero, ¿por qué en España el número de inversores todavía es tan escaso? El estudio ha revelado que se debe a una falta de información y desconocimiento. De este modo, el principal factor que frena a los españoles a la hora de invertir en activos socialmente responsables es la falta de asesoramiento disponible de manera más amplia sobre inversiones sostenibles. Así, el 60% de las personas han afirmado que no invierten en estos activos por la falta de información que tienen a su alcance.  

Y es que el buen asesoramiento en este campo es crucial para que los clientes ganen confianza y empiecen a depositar su capital en estos activos. De momento, el número de inversores españoles (un 25%) que cree que estos productos frenarían las rentabilidades está por encima de la media europea.

Por países, los más preocupados en Europa son los rusos (29%) y los polacos (28%) y los menos, los franceses y los belgas (ambos 19%) y los daneses (18%).

Los jóvenes, los más concienciados

Las generaciones más jóvenes (sobre todo los 'millennials') son las que presentan una mayor probabilidad de haber aumentado su exposición a las inversiones sostenibles durante los últimos cinco años: un 73% de los jóvenes españoles de entre 18 y 36 años ha incrementado su asignación.

"Las diferencias demográficas son interesantes: los millennials tienden a invertir más en fondos sostenibles, aunque también llama la atención que los inversores con conocimientos más elevados muestren mayor predisposición a invertir de forma sostenible en todas las regiones encuestadas. Esto pone de relieve la labor que tenemos aún por delante a la hora de comunicar a todos los inversores las ventajas de la inversión sostenible. La industria aún tiene que destruir las barreras que disuaden a los españoles de adoptar este enfoque, lo que nos indica que es necesario mejorar la disponibilidad, la transparencia y el asesoramiento en el ámbito de los fondos sostenibles", explica Bergareche. 

Asimismo, los jóvenes españoles también han afirmado que asignan un porcentaje mayor de sus carteras a fondos sostenible (38%), frente al 31% en el caso de los inversores de mayores de 36. 

A continuación os dejamos tanto el estudio completo con los datos de todo el mundo  como la infografia con la información de españa.