La Tecnología está transformando los servicios financieros y la forma de interactuar con las finanzas. Por tanto, ¿qué tendencias son las que irrumpirán este 2019?

Tecnología Blockchain

La tecnología blockchain es la que respalda al Bitcoin, la divisa digital que no está vinculada a ningún banco central. Pese a que la falta de regulación de esta moneda ha frenado a la mayoría de los bancos,no podemos obviar que su tecnología ha generado mucho interés en la industria. Lo que permite es la transferencia de los bienes digitales a través de una cadena de registros de fecha y hora denominados bloques, y los impactos proclamados de esta tecnología parecen no tener fin.

Sin embargo, y pese a todas las ventajas que supone, no es ni la solución para cada desafío ni un reemplazo para cada servicio público existente, y existen obstáculos para su implementación, incluidas las barreras técnicas, regulatorias e incluso de comportamiento.

Con todo, habrá conversaciones más específicas sobre dichas limitaciones y ejemplos más sólidos de cómo puede ayudar a empresas y clientes.

El impacto de la banca abierta

¿Has oído hablar de la banca abierta? Si no, eso no es muy sorprendente. El Financial Times la ha definido como la revolución digital silenciosa. En este tiempo han surgido un gran número de aplicaciones para acceder y agregar la información financiera de los clientes. El motivo es que los gobiernos han respaldado una iniciativa para que los bancos compartan su información con otros proveedores autorizados.

Los bancos solo compartirán esta información si se les otorga un permiso explícito, y en caso de que así lo autoricen los clientes, esto les permitirá obtener nuevos conocimientos sobre sus finanzas para poder ofrecer productos financieros que se ajusten mejor a sus necesidades. El objetivo es hacer que la banca sea más justa y más transparente y alentar el desarrollo de nuevos productos.

Aunque las personas se muestran cautelosas a la hora de compartir sus datos financieros, el volumen de clientes que utilizan estas plataformas está aumentando. Este año, los bancos y empresas financieras deberían colaborar mejor y comunicar sus beneficios de forma más efectiva para que un mayor número de clientes comprueben cómo la banca abierta les puede beneficiar.

La ética de la inteligencia artificial

Se espera que la inteligencia artificial se infiltre en casi todos los aspectos de la vida moderna tras una generación. Por ahora, el desarrollo de la IA probablemente ha sido más visible para los consumidores en forma de asistentes y chatbots "inteligentes", mientras que en el fondo se plantean preguntas importantes sobre cómo garantizar que no nos desviemos hacia un territorio éticamente dudoso.

Uno de los problemas éticos de la IA es cómo nos aseguramos de que se establezcan los parámetros correctos y los datos se utilicen para que la máquina se comporte de forma adecuada.

En Europa, la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo respaldó los planes para un marco de política integral sobre inteligencia artificial y robótica, semanas después de que las preocupaciones éticas en el campo se destacaran en un informe de la UE. Por lo tanto, es probable que veamos más comentarios sobre estos temas, un área nueva que la mayoría de las organizaciones deben considerar.

- Avances biométricos: ya puedes pagar con la cara

Los bancos están utilizando cada vez más la tecnología de voz y de imágenes para verificar las identidades de sus clientes, por ejemplo, KFC en China y el gigante minorista Alibaba han probado que las personas pagan con una sonrisa. Existe un potencial para que esta tecnología ayude a combatir el fraude pero todavía hay cierto temor por la posibilidad de crear vídeos falsos. 

Esto tiene implicaciones para la seguridad bancaria, así como el peligro potencial de ataques a la reputación de las personas y su uso en campañas de desinformación.

- Menos barreras para invertir

Los Roboadvisors, como Nutmeg, WealthFront y Acorns, han abierto el camino a la inversión a través de la tecnología.

Las plataformas de crowdfunding como Crowdcube y Funding Circle también ofrecen en Reino Unido oportunidades de inversión alternativas, donde las personas pueden comprar capital en pequeñas empresas, movimientos sociales y proyectos creativos.

Este tipo de proyectos  serán cada vez más sofisticados y darán a las personas acceso a nuevas clases de activos, en función de sus intereses y valores.

Como un par de ejemplos, Royalty Exchange ofrece en EE.UU. un mercado en línea para que los inversores compren derechos autor de música a través de subastas, mientras que YieldStreet les permite crear carteras a través de múltiples clases de activos, incluidos bienes inmuebles y activos marinos.

Es complicado estar al día de todo lo que sucede en la industria dada la rapidez de estos cambios pero creemos la mayoría de avances son positivos y favorecen al cliente otorgándole más poder al aumentar la transparencia de los servicios.