Schroders
Schroders
La vacuna del Covid, un “chute” para las acciones de la recuperación

La vacuna del Covid, un “chute” para las acciones de la recuperación

3
Me gusta
0
Comentar
Guardar

Ahora hay motivos para el optimismo en 2021. El resultado de las elecciones de Estados Unidos fue una gran noticia para el mundo, la economía y los mercados. No obstante, como inversora siempre he considerado que la pandemia tiene consecuencias mucho más importantes.
El éxito electoral de Joe Biden fue eclipsado por la noticia sobre el posible hallazgo de una vacuna efectiva contra la Covid-19.
Una semana llena de acontecimientos de repente fue aún más significativa. De hecho, el CEO de Pfizer - la empresa que ha desarrollado la vacuna (junto con BioNTech) - la aclamó como "un gran día para la ciencia y la humanidad".

Todavía hay que ver si se trata de una exageración, pero los resultados parecen bastante alentadores, ya que parece que la nueva vacuna de dos dosis tiene una eficacia de más del 90% en la prevención contra la Covid-19. Para poner esto en contexto, la vacuna contra el sarampión tiene una eficacia del 97% y la vacuna contra la gripe estacional tiene una eficacia de entre el 40 y el 60%.

La idea de una posible vuelta a la normalidad hizo que los inversores se entusiasmaran, con los mercados de todo el mundo en alza. En Reino Unido, el FTSE 100 subió casi un 5%, por ejemplo.

Lo más llamativo fue qué acciones superaron al mercado. Las empresas que han sido más golpeadas por los confinamientos, como las aerolíneas, el ocio y la hostelería, drásticamente. Al mismo tiempo, los rendimientos de los bonos gubernamentales también aumentaron, el precio del oro cayó y el del petróleo también se vio beneficiado.

 ¿Es este el comienzo de una gran rotación? Es muy posible. De hecho, hay probabilidades de que finalmente hayamos encontrado el catalizador para provocar un cambio de las acciones de "quedarse en casa" que se han beneficiado del confinamiento, hacia las acciones de recuperación.

Ya no sería necesario pagar una gran prima por las pocas áreas de crecimiento, si todo tipo de empresas vuelven a crecer a medida que la economía se recupera.

Por tanto, tenemos que estar preparados para diferentes acontecimientos. Aunque como gestores de fondos nos gusta pensar que tenemos una bola de cristal, en realidad para construir una cartera hay que considerar una serie de posibles escenarios. Hay que buscar inversiones que puedan hacer frente a múltiples resultados.

La pandemia mundial creó un gran desafío en este frente, ya que repentinamente la gama de posibles escenarios se volvió muy extrema. Las letras para saber cómo podría ser la recuperación económica del virus incluían U, V, W, L y K.

Aunque uno pueda ser optimista y se esperara una fuerte recuperación en forma de V, no se podía descartar que fuera en forma de "L", en la que la ausencia de una vacuna provocaba más daños a medio plazo al sector privado.
Las noticias del pasado lunes de Pfizer, junto con los avances médicos que hacen que el virus sea más tratable, significan que la probabilidad de una recuperación en forma de L se ha reducido significativamente.

Asimismo, la posible vacuna también reduce los riesgos asociados a los políticos y su éxito en el apoyo a sus respectivas economías o en el control del virus. Si echamos un vistazo a los próximos seis a 12 meses, esta noticia hace menos probable que necesitemos un estímulo fiscal para cubrir la brecha de la demanda asociada a los posibles confinamientos.
Ya pensábamos que los resultados de la Covid-19 eran más importantes que las elecciones de EE.UU. y las noticias de los últimos días sólo lo confirman.  De este modo, los resultados electorales más extremos (una "ola azul" o una elección disputada) se evitaron y ahora importan menos en cualquier caso.    

Información importante: Los puntos de vista y opiniones aquí contenidos son los de Johanna Kyrklund, Global Head of Multi-Asset Investments en Schroders, y no necesariamente representan puntos de vista expresados o reflejados en otras comunicaciones, estrategias o fondos de Schroders. Este material tiene la intención de ser sólo para fines informativos y no tiene la intención de ser material promocional en ningún sentido. El material no pretende ser una oferta o solicitud de compra o venta de ningún instrumento financiero. El material no tiene la intención de proporcionar y no se debe confiar en él para la contabilidad, asesoramiento jurídico o fiscal, o recomendaciones de inversión. No se debe confiar en las opiniones y la información de este documento cuando se toman decisiones individuales de inversión y/o estratégicas. Las rentabilidades pasadas no son una guía para las rentabilidades futuras y es posible que no se repitan. El valor de las inversiones y los ingresos de las mismas pueden disminuir o aumentar, y los inversores pueden no recuperar las cantidades invertidas originalmente. Todas las inversiones implican riesgos, incluido el riesgo de una posible pérdida de capital. Se cree que la información aquí contenida es fiable, pero Schroders no garantiza su integridad o exactitud. No se debe confiar en las opiniones y la información de este documento cuando se toman decisiones individuales de inversión y/o estratégicas. Los dictámenes de este documento incluyen algunos pronósticos. Creemos que estamos basando nuestras expectativas y creencias en suposiciones razonables dentro de los límites de lo que sabemos actualmente. Sin embargo, no hay garantía de que se vayan a realizar previsiones u opiniones. Estos puntos de vista y opiniones pueden cambiar.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User