Schroders
Schroders
Value Investing: algunas lecciones que todo inversor debe aprender sobre el poder del largo plazo

Value Investing: algunas lecciones que todo inversor debe aprender sobre el poder del largo plazo

1
Me gusta
0
Comentar
Guardar

Si hace 20 años, alguien hubiera sugerido que en 2019 el vinilo vendería más que los CD's, probablemente, la mayoría no le había creído. Pero, pese a las bromas, hubiera tenido toda la razón. 

El vinilo, en contra de todo pronóstico, está de vuelta; hasta el punto de que se espera que las ventas en Estados Unidos superen a las de los CD's por primera vez desde 1986. Aunque la mayoría de personas escuchan ahora música en streaming (a través de plataformas como Spotify), los gustos, las tendencias y las modas son cíclicas (en vez de lineales) y se centran en el corto plazo. 

Este planteamiento es tan válido cuando hablamos de la industria de la música como cuando hablamos de los mercados.

Los mercados tienen tendencia a extrapolar y pensar que la situación actual de determinadas compañías y sectores se mantendrá en el futuro. Sin embargo, esto no siempre es así: las empresas que han pasado dificultades pueden recuperarse y, de hecho, lo hacen; y empresas consideradas en un momento determinado “disruptoras” pueden dejar de serlo de la noche a la mañana. Y es que los disruptores también pueden ver su crecimiento interrumpido. De hecho, es precisamente entonces cuando pueden convertirse en acciones de valor.

Actualmente el Value Investig, la estrategia de comprar acciones baratas respecto a su valor intrínseco, está pasando por una situación crítica. Tal y como se muestra en el siguiente gráfico, las acciones de valor están experimentando su peor racha desde que comenzaron los registros bursátiles  en 1936.

Uno de los motivos principales es que actualmente "el crecimiento es tan escaso que los inversores están dispuestos a pagar lo que sea por obtener algo de rentabilidad. No obstante, esto significa ignorar el potencial a largo plazo y la capacidad de reestructuración por la que están pasando muchas compañías cíclicas".

Volviendo a la metáfora musical, los inversores ignoran que, como en el caso de los vinilos, algunos empresas que están pasando un mal momento puedan recuperarse. Bajo esta lógica reemplazan estas acciones por activos más sólidos (pero también más caros).

“Los gustos evolucionan, los ciclos cambian y las disrupciones modifican los modelos de negocio de las compañías. Los inversores que no reconozcan estas posibilidades corren el riesgo de enfrentarse a muchas dificultades”, añade Juan Torres Rodríguez, analista de renta variable value de Schroders.

 "La inversión de valor seguirá siendo una estrategia de inversión fundamental, independientemente de las fluctuaciones del mercado o de las tendencias de comportamiento a corto plazo”, señala Kevin Murphy, gestor de renta variable value de Schroders. Y puntualiza: “en los mercados, como en la vida, la elección difícil es a menudo la que reporta mayores beneficios. No sabemos qué pasará en unos años pero, el destino de la inversión estará marcado por la disrupción tecnología, las personas (cambios demográficos) y los factores sostenibles”. 

0 ComentariosSé el primero en comentar
User