Empezar a invertir: ¿Con mi banco o mejor buscar más allá?

Empezar a invertir: ¿Con mi banco o mejor buscar más allá?

2
Me gusta
1
Comentar
Guardar
Compartir

Empezar a invertir con mi banco o fuera

Pasar de ahorrador a inversor es una decisión importante para la mayoría de personas. Es normal que antes de dar el paso surjan dudas como por dónde empezar a invertir o con quién hacerlo.

La solución más repetida a ambas cuestiones suele ser invertir en bolsa y hacerlo con el banco de toda la vida. ¿Es la mejor solución? Lo cierto es que no tiene por qué.

Lo más importante es que tengas claro que hay otras alternativas al banco para invertir tus ahorros y lo que puede aportarte cada una de ellas. En otras palabras, ¿me conviene invertir con mi banco o buscar otras opciones?

Lo que te puedes encontrar en tu banco ‘de toda la vida’

Banca y asesoramiento financiero han ido siempre de la mano. Por eso mismo estamos acostumbrados a ir al banco cuando tenemos unos ahorros y no sabemos qué hacer con ellos.

Por supuesto, el banco puede ser un buen punto de partida para invertir, sobre todo para perfiles en los que salir del 'entorno conocido' es algo que no resulta una opción. Es importante que entiendas también el papel del asesor financiero de tu banco. El asesor financiero de tu banco no es tu amigo, obviamente tampoco es tu enemigo. El motivo es que normalmente tiene un conflicto de intereses que le impide ofrecerte los mejores productos de inversión. La razón es que su labor es vender los productos del banco, que serán mejores o peores, pero son los del banco.

Por eso mismo, si inviertes con tu banco de toda la vida y lo haces acudiendo a su oficina, es fácil que te ofrezcan planes de pensiones del banco, fondos de inversión del banco y también comprar acciones, si es que cotiza. Y el problema es que es imposible que un solo banco, sea cual sea, tenga los mejores productos de cada categoría.

Por fortuna, la gran banca está cambiando poco a poco este tipo de prácticas, gracias sobre todo a la digitalización. El asesor de la oficina bancaria sigue teniendo objetivos de venta e intereses que no siempre coincidirán con los tuyos, pero ahora empiezan a disponer de mejores herramientas para invertir con el banco como sus propios gestores automatizados o roboadvisors como PopCoin (Bankinter), Caixabank Smart Money, Openbank Invertimos por ti o ING Inversión Naranja +.

A esto se suman las carteras gestionadas de fondos e incluso determinados fondos de bancos que al final se van colando entre los más destacados de su categoría.

Unos buenos ejemplos de ello serían el BBVA Bolsa y Telecomunicaciones o el Fondo Naranja Standard & Poor´s 500.

En Finect puedes encontrar fondos para invertir con todos estos bancos: 

En este podcast de Finect Talks hemos debatido con Martín Huete (autor del libro "Invertir como nunca te han contado"), Clarisa Sekulits (responsable de Programas de Educación Financiera de MyInvestor) y Juan Cogollos (asesor del fondo Impassive Wealth) sobre si apostar por los fondos de bancos o no, así como alternativas a invertir con el banco.

Además, debes saber que desde Micappital te asesoran para encontrar los mejores productos dentro de tu banco si no quieres cambiar de entidad.

Alternativas a invertir con el banco

Para decidir si es mejor invertir en el banco o ir más allá, lo primero es conocer cuáles son las opciones de inversión que no incluyen a tu banco de toda la vida.

En este punto existen básicamente tres alternativas.

1. Hacerlo por tu cuenta

Puedes formarte e invertir por ti mismo a través de bolsa, fondos de inversión, fondos indexados, ETF... Tienes un sin fin de estrategias y alternativas que puedes seguir desde la inversión por dividendos hasta una cartera de inversión pasiva, el value investing...

En Finect puedes encontrar inversores de todo tipo que comparten sus estrategias de inversión, sus dudas y las respuestas a las mismas, y de ahí sacar ideas para encontrar la mejor estrategia inversora para ti.

Eso sí, recuerda que esto te llevará tiempo para formarte, más tiempo para decidir y que no te librará de cometer errores durante tu proceso de aprendizaje.

¿No es tu caso? No te preocupes, hay otras dos alternativas a invertir con el banco que pasan por hacerlo con profesionales contrastados que te guiarán para tomar las mejores decisiones.

2. Encontrar un asesor financiero independiente

Si has acudido a tu oficina bancaria en busca de ayuda para invertir es porque te gusta el trato personal y ponerle cara a quien te va a aconsejar cómo invertir tus ahorros.

La solución alternativa es contar con la ayuda de un asesor financiero que te oriente para obtener una rentabilidad adecuada para tu dinero. Sí, tener un asesor que no sea el de tu banco .

Un asesor financiero puede ayudarte a invertir tus ahorros en función de tu perfil de inversión y de tus objetivos porque no es lo mismo ahorrar para comprarte una cosas que para la universidad de los hijos o para planificar tu jubilación. Además, también te ayudará a evitar costosos errores al invertir y a trazar un plan adecuado a tus metas.

Si te resistes a cambiar, como te hemos comentado, en Micappital te asesoran para encontrar los mejores productos de tu banco si no quieres cambiar de entidad.

Completa el siguiente formulario y desde Finect iniciaremos la búsqueda del asesoramiento que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Quieres sacarle rentabilidad a tu dinero?

 

3. Invierte de la mano de un roboadvisor

Si el trato personalizado no es tan importante para ti, puedes completar todo el proceso online a través de los gestores automatizados o roboadvisors.

Estas compañías aprovechan la tecnología para hacer un perfilado a sus clientes y ofrecerles una cartera de inversión a su medida. Para que lo entiendas mejor, a través de una serie de preguntas son capaces de trazar tu perfil de inversor y proponerte una cartera que se adapte a tus objetivos, aversión al riesgo y horizonte temporal.

A partir de ahí utilizan algoritmos para invertir en fondos, normalmente fondos indexados de bajo coste y ofrecer un servicio a ahorradores con menos recursos iniciales (menos ahorro de partida) pero capacidad de ahorro mensual.

Su ventaja frente a otras opciones son comisiones más reducidas (en la mayoría de los casos) y que todas las gestiones se pueden hacer online. Aquí puedes ver una comparativa de los roboadvisors más baratos.

¿Invertir con el banco o buscar alternativas?

¿Entonces? ¿Cuál es la mejor forma de empezar a invertir? ¿Hacerlo con el banco de toda la vida, por tu cuenta, con un asesor o con un roboadvisor? La verdad es que no hay una respuesta 100% correcta.

La decisión dependerá de tu perfil y de con qué te sientas más cómodo.

Si valoras la cercanía y el trato personal, un asesor financiero puede ser una buena opción, igual que acercarte a la oficina de tu banco, aunque siempre sabiendo lo que te puedes encontrar. En cualquier caso, la mejor recomendación si necesitas saber quién está detrás de tu dinero, es que busques un asesor, te sientes con él y después, si quieres, veas hasta dónde llega tu banco.

Por el contrario, si esa presencia personal no es tan importante para ti, no tienes mucho dinero ahorrado, pero quieres ponerte en marcha cuanto antes, un gestor automatizado puede ser una gran solución de partida.

Y, para terminar, si te interesa la inversión, te gusta analizar empresas o valoras mucho lo que pagas en comisiones, puedes empezar a invertir por tu cuenta. De hecho, puedes hacerlo incluso si te decantas por una de las otras dos opciones.

Y es que, en realidad, asesor financiero, roboadvisor e inversión por tu cuenta son tres alternativas de inversión al banco totalmente compatibles entre sí.

Conoce tu perfil inversor

 
0 ComentariosSé el primero en comentar
User