cuenta para niños infantil

Cuando la familia crece, muchos padres se plantean abrir una cuenta bancaria a nombre de su hijo o hija para depositar sus primeros ahorros. Empezar a depositar dinero en una cuenta desde el principio ayudará a que el hijo se acostumbre a ahorrar y le generará un colchón de seguridad para el futuro.

Una de las opciones más frecuentes suele ser abrir una de las cuentas bancarias para niños que ofrecen los bancos a los peques de la casa. Sin embargo, no todos los productos son iguales. Algunas opciones resultan más interesantes que otras, ya que ofrecen remuneración o promociones. 

Con el objetivo de ayudar a las familias a elegir la mejor opción, hemos buscado cuáles son las cuentas bancarias para niños más interesantes del mercado.  

¿Qué son las cuentas bancarias para niños?

Las cuentas bancarias para niños son depósitos a la vista diseñados por los bancos y destinados a menores de edad. Habitualmente se pueden contratar desde el momento del nacimiento y tienen un límite de edad, situado normalmente en los 18 años.

Además, algo muy interesante según van creciendo es que ellos mismos entiendan la importancia del ahorro. ¿Cuándo hay que empezar a hablarles de dinero? ¿Hay que darles paga? ¿Cuánto? Lo importante son que ellos mismos vean los objetivos. Lo explica a la perfección Alejandra Rodríguez, de Raitit Finanzas, en Finect Talks.

Ventajas de las cuentas para niños

Una gran ventaja de las cuentas bancarias para niños es que no suelen cobrar comisiones, ni tampoco exigir muchos requisitos. Esto es una gran diferencia respecto a las cuentas destinadas a los adultos, ya que en los últimos años los bancos han elevado las comisiones y han endurecido los requisitos para librarse de ellas.

El objetivo de los bancos es fidelizar al cliente durante la infancia para que siga vinculado a la entidad cuando se haga adulto y empiece a trabajar. 

Normalmente, las cuentas infantiles suelen incluir ventajas como remuneración por el ahorro o promociones. Te recomendamos que veas cómo puedes empezar a ahorrar para los estudios de tus hijos, ¡cuanto antes!

Las mejores cuentas bancarias para niños: cuentas de ahorro

Cuenta Junior de MyInvestor

MyInvestor cuenta con una cuenta destinada a los niños llamada Cuenta Junior, una cuenta de ahorro solo disponible para los menores de 18 años. La cuenta no cobra comisiones, ni exige requisitos. No es necesario ser cliente del banco para abrir una cuenta a un menor. 

La cuenta remunera al 1% TAE durante 12 meses. Una vez transcurrido ese plazo, la remuneración se reduce al 0,10% TAE. Esta remuneración solo se aplica a los primeros 15.000 euros ahorrados, ya que el saldo que supere esa cantidad no se remunera.

A diferencia de las cuentas destinadas a adultos, el menor no puede invertir en planes de pensiones, ni solicitar tarjetas de débito y crédito.

Mi Propia Cuenta de Banco Mediolanum

Banco Mediolanum ofrece la cuenta de ahorro para niños llamada Mi Propia Cuenta. Este producto se puede contratar hasta los 18 años. No cobra comisiones de mantenimiento, administración y transferencias. 

Esta cuenta remunera a un tipo de interés del 0,50% TIN hasta 100.000 euros. A partir de esa cantidad, la rentabilidad se reduce al 0,00% TIN. La liquidación de intereses se realiza de forma semestral.

Cuenta de Ahorro Open Young de Openbank 

Openbank, la filial digital de Banco Santander, dispone de la Cuenta de Ahorro Open Young destinada a los menores de edad. Al igual que sus competidores no cobra comisión por mantenimiento, ni por administración. 

Esta cuenta de ahorro para niños también tiene remuneración, pero paga un interés inferior. En concreto, remunera al 0,15% TIN anual hasta un millón de euros. Los clientes reciben mensualmente los intereses generados, con un abono en su propia cuenta. 

Cuenta Netclub de Abanca

Abanca dispone de una cuenta de ahorro para niños. Se trata de la Cuenta Netclub destinada a fomentar el ahorro entre los más pequeños. Está destinada a los menores entre 0 y 15 años. No tiene comisiones. 

A diferencia de sus rivales, esta cuenta de ahorro no tiene remuneración. En su lugar, dispone de un programa de puntos. Los niños acumulan puntos Netclub a medida que incrementan su ahorro: 1 punto por cada 50 euros de saldo. Esos puntos se pueden canjear posteriormente por libros, música o tecnología. 

Mejores cuentas bancarias para niños: cuentas corrientes

Cuenta imaginKids e imaginTeens de CaixaBank

Las familias que busquen una cuenta bancaria para niños de La Caixa disponen de dos productos diferentes, dependiendo de la edad de los menores. CaixaBank ofrece la cuenta imaginKids para los clientes entre 0 y 11 años, y la cuenta imaginTeens, destinada a jóvenes entre 12 y 17 años. 

Ambas cuentas disponen de una aplicación propia, diferente a la de la entidad financiera. Los clientes que tengan 16 o 17 años pueden contratar una tarjeta prepago con una recarga anual máxima de 250 euros, con posibilidad de ampliarla hasta los 5.000 euros.

Cuenta BK Mini de Bankinter

Bankinter dispone de la cuenta BK Mini, destinada a los pequeños ahorradores entre 0 y 17 años. Esta cuenta no requiere un ingreso mínimo mensual, ni la domiciliación de recibos. 

Esta cuenta no cobra comisión de mantenimiento, ni por la realización de transferencias nacionales y en la Unión Europea. Los clientes pueden disponer de una tarjeta de débito, que tampoco conlleva comisión de emisión y mantenimiento.  

Además, la cuenta dispone de una promoción llamada Plan 5%. Este plan bonifica las aportaciones realizadas desde la cuenta a fondos de inversión comercializados por Bankinter. Cada mes que se realice una aportación mínima de 50 euros, se recibe una bonificación como ingreso. En concreto, hasta el 5% durante el primer año y hasta el 2% durante el segundo. 

Cuenta Junior de Revolut 

El neobanco Revolut dispone de cuenta corriente para niños. Se llama Cuenta Junior y está destinada a los menores entre 7 y 17 años. En este caso, el progenitor tiene que ser cliente de Revolut para abrir la cuenta de su hijo. 

Los padres pueden solicitar una tarjeta de débito para el menor, que podrá gastar el dinero puesto a su disposición. 

Otra opción que tienes a tu alcance es invertir parte de los ahorros que vayas destinando a tus hijos. Si no sabes cómo hacerlo, en Finect te ponemos en contacto con 3 asesores de manera completamente gratuita para que te ayuden a comenzar a sacar una mayor rentabilidad a este dinero.