invertir en infraestructuras

La industria de las infraestructuras suele ofrecer perspectivas interesantes para el inversor en forma de rentabilidad a largo plazo. Paciencia a cambio de beneficio. Las empresas del sector generan elevados flujos de caja y mantienen contratos de explotación de esas infraestructuras durante un largo periodo de tiempo, a veces de varias décadas. 

La crisis del Covid-19 ha acelerado una tendencia favorable a las infraestructuras que se arrastraba desde antes de la pandemia. Los fondos de recuperación europeos destinarán importantes partidas para habilitar, por ejemplo, instalaciones energéticas sostenibles. Algunos países, como EE UU, han anunciado potentes planes de construcción de infraestructuras como parte de la fórmula para relanzar su economía nacional. 

No es de extrañar que en los últimos años hayan emergido fondos de inversión especializados en infraestructuras. La consultora Preqin señala en su informe sobre infraestructuras de 2020 que la inversión en ellas ha crecido con fuerza en los últimos años, tanto el número de operadores como el de gestores de fondos de este tipo de activo. 

Abordamos cómo invertir en infraestructuras, las ventajas e inconvenientes de invertir en infraestructuras, así como las distintas opciones para posicionarse en ellas.

Ventajas e inconvenientes de invertir en infraestructuras 

Ventajas de invertir en infraestructuras

  • Sector defensivo y estable: las acciones de las cotizadas de este sector tienen un fuerte componente defensivo. Es decir, su evolución en Bolsa es poco sensible a cambios económicos, algo positivo para el inversor en momentos de incertidumbre económica. 
  • En esa línea, es un activo protegido frente a la volatilidad del mercado. Consigue estabilidad gracias a los contratos de suministros firmados con gobiernos y multinacionales de alta capitalización. 
  • Esa estabilidad permite a las empresas de infraestructuras generar flujos de caja sólidos y tener, en general, unas cuentas saneadas. 
  • Las empresas están muy arraigadas, al tratarse de un sector con elevadas barreras de entrada (las licitaciones y procesos de obras se resuelven en concursos públicos complejos).
  • Tienen un riesgo moderado (en función del activo) y son valoradas por los inversores para diversificar sus carteras (se considera un activo alternativo). Además, actúa como valor refugio.
  • Los ingresos de este tipo de negocios están ligados a la inflación, un factor a tener en cuenta en el entorno de subida de precios de 2021.

Inconvenientes de invertir en infraestructuras

  • Obligan al ahorrador a mantener su inversión durante mucho tiempo antes de recuperar su dinero con rentabilidad. Ocurre tanto por el ritmo lento de la concesión de un proyecto (y luego su construcción) como por los plazos de amortización en el uso de las instalaciones, que se explotan durante años. 
  • Así, la capacidad que tiene el inversor para generar liquidez es limitada. Es, por tanto, un activo poco líquido. 
  • Pensado inicialmente para inversores institucionales y grandes patrimonios (la inversión mínima suele ser elevada en fondos de esta temática). Sin embargo, poco a poco han ido apareciendo productos accesibles para el pequeño inversor. 
  • Es un activo expuesto a las políticas nacionales y de los gobiernos, si bien la coyuntura económica actual favorece planes de construcción en las principales economías mundiales. 

Formas de invertir en infraestructuras

“La inversión en infraestructuras supone una oportunidad por la falta de inversión actual en determinados sectores y regiones y por las tendencias globales de incremento de la población urbana y el desarrollo económico global”, señalan desde Abante. La gestora británica Schroders las define como "piedra angular de la economía" debido a que respaldan el crecimiento económico al prestar servicios esenciales "difíciles de reproducir y reemplazar". 

Acciones, fondos de inversión y ETFs son las principales vías de entrada que tiene el inversor para posicionarse en las infraestructuras. 

Comprar acciones de empresas

Las acciones de compañías de infraestructuras son la vía que primero le viene a la cabeza a los inversores. Para invertir en títulos de empresas que cotizan debemos acudir a un bróker (agente que ejecuta operaciones de compraventa de acciones). 

Una opción que puede encajar con la estrategia inversora de quienes solo quieren posicionarse en una empresa y no en un conjunto de compañías. Ahora bien, siempre es aconsejable escoger un bróker con unas características que aseguren el mayor provecho del dinero que inviertes: costes, seguridad (regulados por las autoridades financieras), saber si exigen un mínimo para invertir y las comisiones que te cobran en cada operación. Puedes consultar cuáles son los mejores brókers online. 

¿Prefieres asesorarte primero de la mano de profesionales del sector? Finect te ofrece la posibilidad de contactar con asesores financieros con una amplia experiencia para despejar tus dudas financieras. Después de cubrir este formulario, nosotros te pondremos en contacto con tres de ellos. 

Acciones de Ferrovial

Cotizada en el Ibex, Ferrovial es la empresa con más de 1.000 millones de euros de capitalización y más de 5 analistas haciendo seguimiento que más verá crecer su beneficio entre 2019 y 2022, según estiman los analistas de FactSet. La compañía se ha revalorizado un 13% este año. Una acción cuesta en este momento alrededor de 25 euros. Su potencial, lejos de agotarse, se puede ver beneficiado por el plan de infraestructuras del presidente de EE UU, Joe Biden. Ferrovial pondrá en marcha la primera red de diez vertipuertos (aeropuertos de despegue vertical), a medida para los aviones de la start up alemana Lilium. 

Acciones de ACS

ACS también ha ganado enteros en los proyectos de infraestructuras de EE UU, con varias concesiones de autopistas en el país. De hecho, el 51% de su cartera de proyectos se encuentra en Norteamérica. También destaca la región Asia-Pacífico (33%). Las acciones de ACS cayeron entre enero y septiembre un 13%. El precio de la acción se mueve alrededor de los 23 euros. 

Acciones de Acciona

Responsable de una cartera de proyectos en todo el mundo (energía, transporte, agua, mantenimiento de espacios urbanos…). Acciona se ha revalorizado un 19% en Bolsa este año y un 40% durante los 12 últimos meses. Podrás comprar una acción de la cotizada por alrededor de 140 euros. 

Acciones de Cellnex

Cellnex ofrece servicios de infraestructuras de telecomunicaciones. Las acciones de esta cotizada del Ibex han subido un 22% este año y casi un 400% desde que comenzó a cotizar, en el año 2015. De hecho, este pasado verano alcanzó su máximo histórico, cuando una acción de la firma llegó a valer 60,7 euros. 

Otras cotizadas del sector destacadas por festores financieros son: Transurban Group, Aena, Enbridge, NextEra Energy, Atlantia, Duke Energy, TransCanada, Kinder Morgan o Getlink

Fondos que invierten en infraestructuras

Los fondos de inversión son una alternativa a tener en cuenta para quienes prefieren invertir diversificando riesgos. Existen fondos de infraestructuras con carteras enfocadas a empresas del sector. A diferencia de una acción, la persona que compra un fondo adquiere una cesta de distintas acciones, de forma que si una de ellas baja en el mercado, puede compensar con los otros activos de la cartera. 

Los fondos de infraestructuras acumulan una rentabilidad destacada en 2021. La categoría de fondos de renta variable de infraestructuras que puedes consultar en Finect así lo demuestra: 

 

M&G (Lux) Global Listed Infrastructure Fund

Este fondo tiene dos objetivos: ofrecer una rentabilidad total superior a la del mercado de renta variable mundial en un periodo de 5 años; y ofrecer una fuente de ingresos que aumente cada año en dólares estadounidenses. El fondo invierte al menos un 80% en los valores de renta variable de sociedades de infraestructuras, fondos de inversión y fondos de inversión inmobiliaria cerrados (REIT, también conocidas como socimis), en todos los mercados, incluidos los emergentes.

Alex Araujo, gestor del M&G (Lux) Global Listed Infrastructure Fund, explica en Finect que se concentran en compañías activas en la construcción de escuelas, instalaciones sociales u hospitales. “También puede tratarse de empresas responsables del desarrollo y mantenimiento de redes de agua potable, por no hablar de la infraestructura digital que nos permite conectarnos con los demás (centros de datos, antenas de red, fibra óptica”, añade Araujo. Unas infraestructuras que han demostrado ser esenciales durante el periodo de aislamiento y confinamiento que hemos experimentado recientemente, señala la gestora. 

Dentro de las 10 primeras posiciones del vehículo, destaca Enel (3,3%), que desarrolla infraestructuras energéticas comerciales. La rentabilidad del fondo supera este año el 16%, con una rentabilidad acumulada en los 12 últimos meses del 20%. El fondo rastrea cotizadas que demuestren un histórico de crecimiento por dividendos. 

 

Schroders ISF Global Cities Real Estate 

Schroders ofrece acceso a la inversión en infraestructuras a través del fondo Schroder International Selection Fund Global Cities. Se trata de un fondo de renta variable global. Durante los últimos años ha ido aumentando su exposición a infraestructuras, sobre todo digitales, debido al auge que están teniendo gracias a la conectividad o el comercio online. "De hecho, estamos en proceso de lanzar un fondo especializado en este tipo de infraestructuras digitales", explica la gestora a Finect. 

Muchos activos de infraestructuras, como las redes inteligentes, el almacenamiento de energía y las redes de fibra, resultan fundamentales para respaldar el desarrollo futuro de la transmisión de energía, la movilidad urbana y la digitalización de los servicios, indica la gestora británica. Siguiendo esa línea, el ISF Global Cities Real Estate se centra en las sociedades que invierten en ciudades que, para Schroders, mostrarán un crecimiento económico continuo. Con una inversión mínima de 1.000 euros en varias clases, el fondo rinde más de un 20% este año, con retornos positivos a uno, tres o cinco años. 

Credit Suisse Infrastructure Equity Fund

Este fondo se basa en tres pilares, según explica Credit Suisse: diversificación de riesgos, seguridad del capital invertido y liquidez de los activos. Al menos dos tercios del patrimonio que gestiona se invierten en acciones y otros valores de renta variable de compañías de infraestructuras. A la hora de seleccionar los valores, el fondo los escoge con independencia de su capitalización bursátil

El objetivo es maximizar la rentabilidad durante largos periodos de tiempo. Sigue un enfoque sin restricciones, no orientado a un índice de referencia. Al contrario, identifica empresas con “valoración atractiva posicionadas para beneficiarse del tema de infraestructuras”. Vinci, Cellnex y American Tower figuran entre las 10 primeras posiciones del vehículo, que rinde un 7% este año y acumula un rendimiento del 14% en los tres últimos años. La cartera también incluye a Ferrovial.

Wellington Enduring Assets Fund

Es uno de los fondos retail de infraestructuras más destacados este año, con un rendimiento del 19% en 2021. Destaca también por tener una comisión de gestión más baja que otros fondos de la categoría (0,7%). Invierte en empresas de todo el mundo (incluidas las de mercados emergentes) que tengan activos físicos de larga duración: servicios públicos, transporte, energía, inmobiliario e industria. 

La segunda mayor apuesta de este fondo es Cellnex (5,4%), la firma de infraestructuras de telecomunicaciones que cotiza en el Ibex 35. La inversión mínima para contratar el producto es de 5.000 dólares. 

MSIF Global Infrastructure Fund

Morgan Stanley comercializa este fondo, posicionado en empresas de muy distintos ámbitos de las infraestructuras: distribución de energía eléctrica, almacenamiento, transporte y distribución de recursos naturales, construcción, funcionamiento y mantenimiento de carreteras (Ferrovial), ferrocarriles (Vinci) o aeropuertos (AENA), tratamiento de agua, telecomunicaciones (Cellnex)…   

Destaca la diversificación de la cartera, donde ningún activo tiene un peso que supere el 4%. Durante 2021 ofrece al inversor una rentabilidad del 17%. Destaca por ser uno de los fondos de la categoría con una ratio de gastos más baja (menos del 1%). 

También te recomendamos echar un vistazo al DWS Invest Global Infraestructure o al Goldman Sachs Global Infrastructure Equity Portfolio, otros de los fondos con mejor comportamiento. 

Fondos de infraestructuras de capital riesgo

Bestinver Infra

Bestinver oferta este fondo de infraestructuras, dirigido principalmente a inversores profesionales. Se trata de un fondo de capital riesgo y, como advierte la gestora, es más complejo que otros productos. Su objetivo es proporcionar al inversor institucional o particular acceso a inversión en infraestructuras de alta calidad de todo el mundo, con un enfoque en activos sostenibles.

“Es uno de los primeros fondos de inversión directa en activos de infraestructuras en España, si no el único realmente accesible”, comentan fuentes de la gestora a Finect. La inversión mínima es de 100.000 euros, con un horizonte de inversión de 8 años (prorrogable 2 años más).  

Los incentivos para la inversión directa en infraestructuras, de acuerdo con Bestinver, son “los atractivos retornos en un entorno de tipos de intereses bajos, menor volatilidad en las inversiones como se ha demostrado con el Covid y la descorrelación con los mercados financieros”. El equipo gestor de Bestinver Infra destaca dos razones principales para diversificar nuestras carteras con este producto: 

  • Tiene una base de activos de mucha calidad desde el inicio: “Nos permite desde el minuto uno dar una rentabilidad anual mientras completamos la inversión del resto del fondo”
  • Ofrece una gestión “más activa de las inversiones, al no ser un fondo de fondos”.

Estos son los escenarios de rentabilidad que maneja Bestinver para el fondo Bestinver Infra:

Mapfre Infraestructuras FCR

Mapfre y Abante lanzaron junto con el grupo australiano Macquarie un fondo de infraestructuras de al menos 200 millones de euros. Da entrada a inversores institucionales y a clientes del segmento de banca privada. 

Hasta el momento, ha tenido dos ventanas de entrada: diciembre de 2020 y junio de 2021. Este fondo de fondos invierte en activos que van desde energías renovables y transporte a comunicaciones, pasando por servicios públicos y manejo de residuos. 

¿Quieres saber más sobre fondos de inversión de infraestructuras? ¿Por qué no te pasas por el comparador de fondos de Finect? A través de él puedes consultar todos los datos necesarios para escoger uno: rentabilidad, comisiones, inversión mínima, categoría a la que pertenece...

Fondos cotizados (ETF) de infraestructuras 

Por otro lado, si lo que buscamos son comisiones de gestión más bajas, podemos contratar fondos cotizados. También llamados ETF, estos instrumentos de inversión son un híbrido entre fondos y acciones y “reúnen la diversificación que ofrece la cartera del fondo con la flexibilidad de poder entrar y salir con una simple operación en Bolsa”. Supone, en definitiva, invertir en una cesta de valores (igual que en un fondo al uso) cotizando en Bolsa (como una acción). 

Algunos de los más destacados, con rendimientos de doble dígito este año y en los 12 últimos meses, son: 

iShares Global Infrastructure (gestora: Blackrock).

- Amundi Global Infrastructure - UCITS ETF (gestora: Amundi).

Si estás interesado en saber más sobre ETF y gestión indexada, puedes pasarte por nuestro escaparate de fondos indexados.