Que es la inflacion

¿Cuántas veces has oído hablar de la inflación y te has preguntado qué indica este término exactamente? Entender este tipo de conceptos básicos es fundamental para asentar las bases de conocimiento sobre economía, así como medir el crecimiento de un país como es el caso de este concepto.

Vamos a intentar explicar de la manera más sencilla posible qué es la inflación, cuáles son las causas que la provocan, los tipos y cómo afecta a la macro y la microeconomía, es decir, a nuestro día a día.

Definición de inflación

Cuando hablamos de inflación nos referimos a una subida de los precios de los bienes y servicios de un país que es generalizada y sostenida en el tiempo. Es muy sencillo: cuando el nivel de los precios sube, puedes comprar menos con el mismo dinero. Por lo tanto, la inflación hace que perdamos poder adquisitivo. Para medir este tipo de subidas se utilizan los denominados “índices”, en este caso el Índice de Precios al Consumidor, también conocido como IPC.

Tipos de inflación

En función de la magnitud o el porcentaje de aumento, podemos encontrar diferentes tipos de inflación:

  • Hiperinflación

Se produce cuando el aumento de los precios es mayor al 1.000% anual. La hiperinflación trae consigo enormes crisis económicas a los países, ya que el dinero pierde prácticamente todo su valor, incluso llegando a estar por debajo del precio del papel en el que está impreso. Un ejemplo es el caso de la Alemania de entreguerras, cuando el marco se depreció una barbaridad y los precios cambiaban cada día... ¡y hasta por horas!

  • Inflación galopante

Suele venir provocada por grandes cambios económicos en un país y se produce cuando se alcanzan niveles de inflación de 2 o 3 dígitos en un plazo, normalmente, de un año. Esto trae consigo que un producto pueda llegar a duplicar o triplicar su precio en ese periodo de tiempo.

  • Inflación alta

Es una subida de precios que superan el 3-4% pero no llegan al 10% anual. Si es un fenómeno temporal, como ha sucedido a principios de 2021 por el efecto comparativo con la durísima primera mitad de 2020, no es un problema importante, pero si persiste en el tiempo la erosión que produce en los ahorros también es muy fuerte.

  • Inflación moderada

Aquí la subida de precios se queda entre el 2% y el 4%, que está por encima de lo que los economistas consideran ideal para el crecimiento económico, pero no demasiado. Se considera que en estos niveles los bancos centrales tienen suficientes armas para actuar y llevar este nivel de inflación a una zona de control. 
 

  • Inflación controlada

Es una inflación moderada de subida de precios que ronda el 2% anual, es decir, una subida de los precios suave que se mantiene relativamente estable. Tradicionalmente, los bancos centrales de EEUU y Europa han sostenido que una inflación estable alrededor del 2% o ligeramente por debajo supone el mejor panorama para un crecimiento económico saludable e intentan actuar con su política monetaria y de tipos de interés para mantener los precios en torno a esa cifra.

  • Deflación

La deflación es la inflación negativa, es decir, un descenso generalizado y prolongado de los precios de bienes y servicios. Por norma general va asociada a las recesiones, tal como sucedió durante la Gran Depresión. Actualmente Japón es el más claro ejemplo de país en deflación. Esto hace que se contraiga el consumo y que el crecimiento económico vía medidores como el PIB sea débil. El motivo: ante una esperada bajada continuada de los precios, los japoneses posponen en ocasiones sus decisiones de comprar.

Por qué se produce la inflación

Una vez tenemos claro qué es la inflación y los diferentes tipos, lo más interesante es conocer el por qué se produce. Aunque a lo largo de los años ha habido cierta “controversia” sobre el motivo, lo cierto es que se puede producir por varias situaciones o contextos que suceden en un país en un momento determinado.

1. Incremento de la demanda

Este motivo de inflación es uno de los más comunes, ya que obedece a la ley de la oferta y la demanda. Se produce cuando la demanda de bienes está por encima de su producción o importación, por lo que los precios aumentan. Es decir, cuando se aumenta el consumo de un determinado bien y hay poca cantidad del mismo, más sube su precio.

¿Un ejemplo? El precio de las mascarillas al inicio de la pandemia, cuando su demanda era mayor a su oferta.

2. Inflación por costes

Este tipo de inflación se da cuando sube el precio de materias primas tales como la energía o el petróleo y, el “productor” de los mismos, busca mantener sus mismos beneficios. Es entonces cuando se produce un incremento de los precios.

Un ejemplo que todos podemos visualizar perfectamente es el de los billetes de avión. Las compañías los suben cuando el precio del petróleo sube, de tal forma que mantienen sus beneficios.

3. Inflación generada por expectativas o inflación autoconstruida

La inflación autoconstruida a aquella que se produce de manera anticipada y que puede hacer entrar en un “círculo vicioso”. Este tipo de inflación es común en algunos países en los que hay una inflación muy alta. Es entonces cuando los trabajadores piden un aumento en su salario para intentar contrarrestarla, lo que a su vez produce una subida de los precios que establecen los empresarios.

4. Inflación por aumento de la base monetaria

Cuando la base monetaria (cantidad de dinero de un país / economía) aumenta, también aumenta la demanda de productos más rápido que la oferta, lo que hace que suban los precios. En el último siglo esto ha sucedido en varias ocasiones con episodios de hiperinflación debido a decisiones de los Bancos Centrales.

Las tres primeras causas de la inflación son explicadas por la teoría keynesiana, mientras que la última procede de los monetaristas y la teoría cuantitativa del dinero.

Cómo afecta la inflación a la economía

Antes de entrar en la explicación sobre cómo afecta la inflación a la economía, te recomendamos que veas este Finect Live con Schroders sobre la inflación en 2021. ¿Qué va a pasar con la inflación? ¿Debemos preocuparnos por ello? ¿Cómo preparar las carteras ante un escenario de una mayor subida de precios en 2021?

Inflación a nivel macroeconómico

Cuando hablamos de las consecuencias de la inflación a nivel macroeconómico la primera es, obviamente, la subida de los precios. Es decir, todo es más caro como decíamos al inicio. Podemos comprar menos con lo mismo, lo que repercute finalmente en nuestra cartera, tal y como veremos después.

Eso sí, debemos tener claro que la inflación no tiene porqué ser un término con connotaciones negativas: una inflación baja o controlada nos muestra que la economía de un país se encuentra en un momento bueno, próspero, ya que los ciudadanos no están perdiendo poder adquisitivo y la gente consume, entre otros indicadores.

Se considera que una inflación controlada es beneficiosa para la economía de un país, principalmente para evitar posibles situaciones de deflación.
 

Cómo afecta la inflación al ahorro

En cuanto a cómo afecta la inflación a nuestro ahorro, podemos encontrar diferentes maneras. Una inflación alta afecta a nuestra economía doméstica en tanto en cuanto perdemos poder adquisitivo al tener nuestro dinero “bajo el colchón”. Es decir, si nuestro dinero está parado y la inflación sube, poco a poco perderá su valor: la inflación se lo irá comiendo. De ahí que muchas veces se hable del “monstruo de la inflación”.

En términos de sueldos, el Gobierno suele subir el salario mínimo interprofesional cuando ésta sube, pero no siempre es así. En cuanto a los salarios, cuando aumenta la inflación el Gobierno suele subir el salario mínimo.

Y, en lo que tiene que ver a los préstamos, debemos tener en cuenta que al subir la inflación por encima de lo esperado, los bancos centrales suben los tipos de interés para impedir que se desboque. Por lo tanto, si por ejemplo, tienes una hipoteca con interés variable, tu cuota aumentará.

Si no quieres perder dinero con la inflación, la solución es invertir. Los fondos de inversión son los mejores enemigos de la inflación, ya que nos permiten obtener rentabilidad por nuestro dinero haciendo que no se devalúe con el paso del tiempo al tenerlo parado.

Puedes comenzar por invertir 1.000 euros por ti mismo o, lo que es más recomendable, buscar la guía y el conocimiento de asesores financieros que te ayuden en la búsqueda de los fondos de inversión o los productos más adecuados para ti y tu situación.

 

Otros términos relacionados con la inflación

  • Reflación: Es el sistema a través del cual se intenta aumentar la inflación con el descenso de los precios o las presiones deflacionarias.
     
  • Desinflación: Los precios suben, pero menos que antes, haciendo descender la tasa de inflación.
     
  • Inflación subyacente: Es un dato o indicador más preciso que refleja la variabilidad de los precios de consumo a corto plazo. Deja fuera la inestabilidad que aportan los precios energéticos, entre otros.
     
  • Estanflación: Se produce cuando aumentan a la vez la inflación y el desempleo mientras hay un estancamiento del PIB en momentos de crisis económicas.