¿Quieres que te avisemos cuando analicemos productos nuevos de EVO Banco?
Bancos / Invertir con EVO Banco / análisis / Las 5 ventajas de invertir en fondos cotizados con Evo Banco

Las 5 ventajas de invertir en fondos cotizados con Evo Banco

Evo Banco cotizados

Ante la escasa rentabilidad ofrecida por los depósitos, muchos ahorradores optan por dar el salto a inversores. Gracias a este creciente interés, los fondos de inversión empiezan a ser uno de los productos financieros más demandados por los consumidores españoles en sus entidades financieras. 

Uno de los vehículos de inversión más solicitados en los últimos años son los fondos cotizados, también conocidos por sus siglas en inglés ETF (Exchange Traded Fund). Los fondos cotizados están dentro de la categoría de productos financieros de gestión pasiva. Estos vehículos de inversión replican a un índice de referencia de un mercado financiero, como el Ibex 35. 

EVO Banco quiere convertirse en el banco líder en la gestión indexada. El banco 100% digital de Bankinter dispone de un amplio catálogo de fondos cotizados, que sus clientes pueden contratar a través del Bróker Inteligente. Vamos a contarte cinco ventajas que ofrecen los fondos cotizados a los ahorradores.

1.    Permiten acceder a una cartera diversificada

Los fondos cotizados o ETF proporcionan una exposición a todos los activos que componen el índice de referencia. Por ejemplo, si se contrata un fondo ligado al Ibex 35, el usuario invertirá de forma indirecta en las 35 empresas del selectivo español. Al estar invertidos en una cartera amplia de valores, los fondos de inversión ofrecen una diversificación mayor que otros activos financieros. Por tanto, el riesgo es mucho menor que si se invirtiera el mismo dinero en una única compañía en Bolsa.

2.    Sencillez 

Al replicar a un índice, son productos financieros más sencillos que los fondos de inversión tradicionales. La cartera solo cambia cuando se modifica la composición del índice de referencia. Por ejemplo, si una empresa entra en el Ibex 35 en sustitución de otra. En cambio, los fondos de inversión de gestión activa tienen un gestor que decide qué activos forman para de la cartera, en función de cómo considere que puede comportarse el mercado. 

3.    Liquidez: se pueden vender en cualquier momento

A diferencia de los fondos de inversión tradicionales, los fondos cotizados o ETF funcionan de una forma parecida a las acciones. Como su nombre indica, un fondo cotizado cotiza en los mercados de valores y puede comprarse y venderse en cualquier momento. La compra y la venta de este producto ocurre cuando el cliente da la orden. 

Esto no sucede con el resto de fondos de inversión tradicionales, cuyo valor de mercado se determina al cierre del día y la venta puede demorarse unos días. En cambio, el precio de los fondos cotizados o ETF se calcula en tiempo real

4.    Transparencia

Una tercera ventaja de los fondos cotizados es la transparencia. Al replicar a un índice, el inversor puede saber en cualquier momento cuál es la composición exacta de la cartera de inversores. Además, como cotiza todo el tiempo, el usuario puede conocer la valoración exacta en ese momento.

5.    Son más baratos que los fondos de inversión tradicionales

Finalmente, la gran ventaja de los fondos cotizados es que son productos financieros más baratos que los fondos de inversión tradicionales. Las comisiones de los fondos ETF suelen ser menos que las de un fondo de gestión activa, gracias a que la labor del gestor no es tan importante al limitarse a replicar un índice.

Descubre los fondos cotizados de Evo Banco