ETFs

¿Te interesa invertir en ETFs? Accede a toda la información sobre estos vehículos de inversión con los que acceder a mercados en todo el mundo y a toda clase de activos de la mano de las principales gestoras nacionales e internacionales.


Descubre los mejores ETFs (fondos cotizados), los más rentables o los más vistos por los usuarios de Finect, y cómo invertir en ellos. Compáralos, consulta nuestros rankings de categorías, con datos de Morningstar actualizados, y conoce las opiniones de expertos.


Los ETFs más vistos

ETFs más vistos en Finect en los últimos 7 días

ETFs que más ganan este año

Los ETFs más rentables en Euros YTD

Últimos contenidos de ETFs

Los ETFs de bolsa arrasan: entra 5 veces más dinero que en los de renta fija
Los ETFs de bolsa arrasan: entra 5 veces más dinero que en los de renta fija
Las entradas de dinero en ETFs de bolsa casi quintuplican a las de renta fija en marzo, según Amundi
Los ETFs de Cathie Wood llegan a Europa: ARK Invest lanza 3 estrategias activas temáticas
Los ETFs de Cathie Wood llegan a Europa: ARK Invest lanza 3 estrategias activas temáticas
El fondo cotizado insignia de la firma, el ARK Innovation, aterriza por fin en el mercado europeo, así como otros dos centrados en la innovación.
Amundi indexa al Ibex 35 su ETF de acumulación de dividendos de bolsa española
Amundi indexa al Ibex 35 su ETF de acumulación de dividendos de bolsa española
Amundi indexa su ETF de acumulación de dividendos de la bolsa española al Ibex 35
¿Qué es un ETF, cómo funciona y cómo invertir?
Te explicamos qué son los ETFs o fondos cotizados: ventajas, tipos, fiscalidad y cómo in...
Mejores ETFs para invertir en 2024
¿Cuáles son los mejores fondos cotizados (ETFs) en 2024? Rankings de ETF más rentables e...
¿ETFs o fondos de inversión? Diferencias, ventajas y desventajas
¿En qué se diferencia un ETF de un fondo de inversión? ¿Y de un fondo indexado? Te conta...
Fiebre por los ETF de Bitcoin: alternativas invertibles desde Europa más buscadas en Finect
Los ETFs de Bitcoin de EE.UU. no son invertibles desde Europa. Por eso, muchos inversore...
Diferencias entre ETP, ETC, ETN y ETF
La gestión pasiva gana peso entre los inversores, cada vez más favorables a ella por sus...
¿ETFs inversos o bajistas para reducir el riesgo de las carteras?
Cómo son los ETF bajistas que podríamos contratar para cubrir carteras

ETFs mayores por patrimonio

Los principales etfs por patrimonio

Categorías temáticas de ETFs

Rentabilidades medias de la categoría en Euros en los últimos 12 meses

ETFs en modo vídeo

Vídeo
¡La IA llega a Finect! Lanzamos la inteligencia artificial para comparar fondos

Desde nuestro comparador de fondos, ETFs y planes de pensiones, ya puedes preguntarle a la inteligencia artificial para que te ayude a elegir.

Vídeo
ETF de Bitcoin: ¿qué es y por qué tanto revuelo? | Directo Finect

ETF de Bitcoin: ¿Qué es y por qué tanto revuelo? | Directo Finect

Vídeo
Sube el petróleo, sube lo que invierte en petróleo | El gráfico de la semana

Si el precio del petróleo no para de subir en estos meses, las inversiones indexadas al petróleo, también

Vídeo
Así­ invierte el mayor ETF del mundo: iShares Core S&P 500

Así­ invierte el mayor ETF del mundo: iShares Core S&P 500

Vídeo
ETFs activos para batir al mercado. La revolución de la inversión

ETFs activos para batir al mercado. La revolución de la inversión

Vídeo
¿Subida engañosa en el S&P500? El gráfico que lo muestra

¿Subida engañosa en el S&P500? El gráfico que lo muestra

Vídeo
¿Qué es Scalable Capital y cómo invertir con este bróker?

Scalable Capital es una plataforma independiente de inversión que ofrece servicios de compraventa de acciones, ETFs, criptomonedas, etc.

Vídeo
ETFs: ¿más baratos que los fondos indexados a largo plazo? Finect Talks con EVO Banco

ETFs: ¿más baratos que los fondos indexados a largo plazo? Finect Talks con EVO Banco

Vídeo
¿Ganar cuando cae la bolsa? Así­ son los ETFs bajistas.

¿Ganar cuando cae la bolsa? Así­ son los ETFs bajistas.

Vídeo
¿Cómo invertir en agua (como dice Omar Montes)? Fondos de inversión y ETFs

¿Cómo invertir en agua (como dice Omar Montes)? Fondos de inversión y ETFs

Los fondos cotizados (ETFs), son un tipo de fondo de inversión, es decir, es un vehículo que reúne el dinero de muchas personas o empresas, y que contiene una una cesta de activos financieros y valores cotizados.

La principal diferencia con los fondos de inversión es que un ETF cotiza en el mercado, es decir, se compra y se vende en el mercado, como una acción, en lugar de suscribirse y reembolsarse con participaciones como un fondo al uso.

Esto permite que puedan ser adquiridos o vendidos en cualquier momento, a diferencia de los fondos de inversión. Su valor se calcula en tiempo real según las órdenes de compra y venta que se realizan.

¿Cómo funciona un ETF?

Como ya hemos dicho, un ETF es un fondo cotizado, es decir, se trata de un fondo de inversión que cotiza en bolsa y que funciona como si fuese una acción a efectos prácticos. Esto afecta tanto a su contratación como a su operativa (y a su fiscalidad).

¿Qué quiere decir esto? Que un fondo cotizado puede comprarse y venderse en cualquier momento de la jornada del mercado donde cotiza, algo que no sucede con el resto de fondos. Con un fondo de inversión el valor de mercado se determina al cierre del día, mientras que el precio del ETF cotiza en bolsa en tiempo real.

Los ETFs también suelen tener menos comisiones que las de los fondos de inversión tradicionales, ya que la mayoría de ellos simplemente replica a un índice o cesta de activos, sin mucha más decisión de inversión por medio, por lo que suelen tener menos costes de gestión.

Un ETF, o Exchange Traded Fund (fondo cotizado), funciona de la siguiente manera:

  • Composición de la cartera: Un ETF se compone de una cesta de activos financieros, como acciones, bonos, materias primas u otros instrumentos. Esta composición puede seguir un índice específico o tener una estrategia de inversión determinada si es un ETF activo.
  • Creación y emisión de participaciones: El gestor del ETF crea nuevas participaciones del fondo y las emite en el mercado primario. Estas participaciones representan una fracción de la cartera subyacente del ETF.
  • Negociación en el mercado secundario: Una vez emitidas las participaciones, se negocian en el mercado secundario, al igual que las acciones. Los inversores pueden comprar y vender estas participaciones en bolsas de valores a través de brokers.

¿Por qué invertir en ETFs? Ventajas

Invertir en ETFs ofrece varias ventajas significativas:

  • Diversificación: los ETFs permiten a los inversores acceder a una amplia variedad de activos con un solo vehículo de inversión. Al invertir en ETF, los inversores obtienen una cartera diversificada de activos, lo que reduce el riesgo al evitar la concentración en un solo valor o sector.
  • Accesibilidad: a diferencia de algunas inversiones tradicionales, los ETFs tienen una baja barrera de entrada. Los inversores pueden adquirir participaciones de ETFs con una inversión mínima inicial relativamente baja, lo que los hace accesibles para una amplia gama de inversores.
  • Liquidez: los ETFs se negocian en bolsas de valores, lo que significa que ofrecen alta liquidez. Los inversores pueden comprar o vender participaciones de ETFs en cualquier momento durante las horas de mercado, proporcionando flexibilidad y capacidad para aprovechar oportunidades rápidamente. Con un ETF das la orden de venta y en los minutos siguientes se ejecuta la operación, por lo que ya dispones de ese dinero para cambiarte rápidamente a otro ETF, cosa que no pasa con un fondo de inversión.
  • Control y transparencia: los ETFs suelen revelar diariamente la composición de su cartera. Esto proporciona transparencia a los inversores, permitiéndoles conocer exactamente en qué activos está invirtiendo el ETF. Y aunque quizás tengan cierta desventaja fiscal respecto a los fondos, los ETF compensan esto con una mayor agilidad y control sobre tu dinero.
  • Bajas comisiones: por lo general, los ETFs suelen tener comisiones más bajas bajos en comparación con los fondos de inversión activa tradicionales. Esto se debe en parte a su estructura de replicación pasiva, que busca reflejar el desempeño de un índice subyacente en lugar de realizar una gestión activa. Además, los costos de transacción suelen ser más bajos, ya que las comisiones de negociación de las participaciones de ETFs suelen ser inferiores a las de las operaciones individuales de acciones.

¿Cuánto dinero puedo ganar con un ETF?

El dinero que puedes ganar con la rentabilidad de un ETF depende de varios factores, como el desempeño del mercado en general, el rendimiento de los activos del ETF y la duración de la inversión.

Es importante tener en cuenta que las inversiones en ETFs conllevan riesgos y las ganancias no están garantizadas. El valor de un ETF puede fluctuar y tanto las ganancias como las pérdidas pueden ser posibles.

El rendimiento de un ETF está vinculado al desempeño de los activos que lo componen. Si los activos tienen un buen desempeño, es probable que el ETF también experimente un aumento en su valor y, por lo tanto, genere ganancias para los inversores.

Sin embargo, si los activos subyacentes tienen un rendimiento negativo, el valor del ETF puede disminuir y resultar en pérdidas para los inversores. Es importante tener en cuenta que la rentabilidad pasada de un ETF no garantiza su rendimiento futuro.

Además, factores como las comisiones y los costos de administración del ETF también pueden afectar las ganancias finales. Por lo tanto, es esencial realizar una investigación exhaustiva y tener en cuenta los riesgos antes de invertir y elegir un ETF.

¿Cómo elegir un ETF?

Al elegir un ETF, es importante considerar varios factores para tomar una decisión informada. Aquí hay algunos aspectos clave a tener en cuenta:

  • Establece tus objetivos: define claramente tus metas financieras. ¿Estás ahorrando para la jubilación a largo plazo, para la educación de tus hijos o para un objetivo a corto plazo? El propósito de tu inversión te ayudará a determinar el horizonte de inversión y la estrategia de riesgo que estás dispuesto a asumir.
  • Calcula tu perfil de riesgo: comprende cuánto riesgo estás dispuesto a aceptar. Algunas personas pueden sentirse cómodas asumiendo riesgos más altos en busca de mayores rendimientos, mientras que otras prefieren una estrategia más conservadora para preservar el capital. Evalúa tu tolerancia al riesgo de manera realista.
  • Índice: examina el índice subyacente que el ETF está diseñado para seguir. Considera la composición del índice, las empresas o activos incluidos y la metodología utilizada para seleccionar y ponderar los componentes. Esto te ayudará a comprender qué exposición obtendrás a través del ETF.
  • Gastos y comisiones: considera los gastos y comisiones asociados con el ETF. Estos pueden incluir los gastos de administración, comisiones de compra y venta (brokerage), y otros costos. Busca ETFs con comisiones bajas para maximizar tus rendimientos netos.
  • Desempeño histórico: revisa el desempeño histórico del ETF a lo largo del tiempo. Sin embargo, recuerda que el rendimiento pasado no garantiza el rendimiento futuro. Evalúa cómo ha seguido el ETF su índice de referencia y compara entre ETFs.

¿Qué riesgos tienen los ETFs?

Los ETFs conllevan ciertos riesgos que los inversores deben tener en cuenta. Algunos de los riesgos comunes asociados con los ETFs incluyen:

  • Riesgo de mercado: los ETFs están expuestos al riesgo general del mercado. Si los mercados financieros experimentan una caída, es probable que el valor del ETF disminuya, lo que puede resultar en pérdidas para los inversores.
  • Riesgo de seguimiento del índice: si un ETF está diseñado para seguir un índice específico, puede haber discrepancias en el rendimiento entre el ETF y el índice debido a costos, diferencias de tiempo o cambios en la composición del índice. Esto se conoce como "error de seguimiento" y puede afectar negativamente los retornos del ETF.
  • Riesgo de liquidez: aunque la mayoría de los ETFs son líquidos debido a su negociación en bolsas de valores, puede haber momentos de menor liquidez, especialmente en situaciones de mercado volátiles. Esto puede dificultar la compra o venta de participaciones del ETF al precio deseado.
  • Riesgo de concentración: algunos ETFs se centran en un sector específico, una región geográfica o un tipo de activo particular. Si el sector o la región experimentan un rendimiento inferior o enfrentan desafíos económicos, el valor del ETF puede verse afectado negativamente.
  • Riesgo de exposición a derivados: algunos ETFs utilizan derivados financieros, como futuros o opciones, para amplificar los retornos o cubrir riesgos. Si los derivados no se utilizan correctamente, pueden aumentar la volatilidad del ETF y generar pérdidas significativas.
  • Riesgo de cambio: si un ETF invierte en activos denominados en monedas extranjeras, está expuesto al riesgo de cambio. Las fluctuaciones en los tipos de cambio pueden afectar al rendimiento del fondo cotizado.
  • Riesgo fiscal y regulatorio: las regulaciones y las condiciones fiscales pueden cambiar y afectar a los ETFs. Cambios en las políticas gubernamentales o en las normativas pueden tener un impacto en la estructura y el tratamiento fiscal de los ETFs y, en última instancia, en los rendimientos de los inversores.

Es importante tener en cuenta que estos riesgos pueden variar según el tipo de ETF y el mercado al que está expuesto.

¿Qué comisiones tiene un fondo de inversión?

Por norma general, las comisiones de gestión de los ETF son más bajas que las de un fondo tradicional, aunque como con toda acción, habrá que sumar las comisiones de compraventa si te dedicas a comprar y vender de forma activa estos fondos cotizados.

Algunas de las comisiones y/o gastos que puedes encontrarte a la hora de invertir en ETFs son:

  • Comisión de gestión: son las comisiones anuales que cubren los costos de gestión del ETF. Se expresan como un porcentaje del valor total de los activos del fondo y se deducen directamente del rendimiento del ETF. Pueden variar según el ETF y su estrategia, pero en general, los ETFs tienden a tener comisiones de gestión más bajas en comparación con los fondos de inversión tradicionales.
  • Comisiones de transacción: estas son las comisiones que se cobran al comprar o vender participaciones de ETF a través de un broker o una plataforma de inversión. Las tarifas de transacción pueden variar según el broker y el tipo de cuenta utilizada. Algunos brokers de inversión ofrecen operaciones de ETFs sin comisiones para ciertos ETFs seleccionados, lo que puede ser una consideración importante al elegir un broker.

Además, hay otros costes adicionales a tener en cuenta, como las comisiones de intermediación, de corretaje o depositaría.

Fiscalidad de los ETFs: ¿cómo tributan a Hacienda?

Es importante considerar la fiscalidad al invertir en ETFs. Tanto los ETFs españoles como la fiscalidad en ETFs extranjeros funciona igual que con las acciones. Esto implica que cada vez que compres o vendas un ETF, deberás pagar impuestos sobre la renta.

En tu declaración de impuestos, los ETFs se incluirán como parte de las rentas del ahorro en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), clasificados como ganancia o pérdida patrimonial. 

Estos son los tramos de tributación de los ETFs en España en 2023:

Hasta 6.000 euros19%
Entre 6.000 y 50.000 euros21%
Entre 50.000 y 200.000 euros23%
Más de 200.000 euros26%

Una ventaja de la fiscalidad de los ETFs en comparación con otros fondos es que las plusvalías obtenidas no tienen retención al momento de la venta, por lo que podremos contar con todo el dinero que no nos han retenido hasta que llegue la hora de declarar la renta, donde ya nos tocará pagar por ellos.