HelpMyCash

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
HelpMyCash
10:59 el 27 marzo 2014

Depósitos estructurados: ¿una buena alternativa a los plazos fijos?

depositos estructurados_sustitutos plazo fijo

Las rentabilidades anémicas de los depósitos y la perspectiva pesimista sobre la evolución de los tipos de Interés a corto plazo de las imposiciones a plazo fijo han motivado la aparición de un cada vez más vasto catálogo de depósitos estructurados que ofrecen rentabilidades muy golosas, superiores a la media de los productos más conservadores, pero que entrañan un riesgo de inversión mayor, tal y como informa HelpMyCash. La pregunta es: ¿son realmente una buena alternativa a los tradicionales plazos fijos?

Rentabilidad del 4 % TAE: ¿cuál es el truco?

Los depósitos estructurados suelen ofrecer un tipo de interés muy superior al de la mayoría de los depósitos. Ése es, precisamente, su principal gancho. Rentabilidades que rozan el 4 % TAE son, hoy en día, una razón muy suculenta para abrir un nuevo depósito. No obstante, es importante conocer previamente cómo funcionan.

Aunque cada depósito estructurado tiene su propio funcionamiento, a menudo mucho más complejo que el de los IPF, la mayoría se rigen por la misma tónica: si el activo subyacente al que está referenciado el depósito (una cesta de acciones, un índice, etc.) tiene una evolución positiva durante el tiempo estipulado, el cliente obtiene una rentabilidad alta; si, por el contrario, el comportamiento del índice es desfavorable, la rentabilidad se reduce significativamente, pudiendo llegar incluso al 0 %. Es la gran diferencia entre los depósitos a plazo fijo y los estructurados: mientras que los primeros garantizan una rentabilidad fija desde el primer momento; los segundos ofrecen una rentabilidad “objetivo” que puede no ser la que realmente reciba el cliente al final.

3 cosas que hay que saber antes de abrir un depósito estructurado

Los depósitos estructurados se rigen por una mecánica distinta a la de los plazos fijos, jugando con rentabilidades “objetivo” que prometen mucho y, al final, quizá no son tanto. Es importante conocer 3 aspectos sobre estos productos antes de animarnos a contratar uno:

·         El gancho de la rentabilidad: los depósitos estructurados tienen una rentabilidad variable que puede oscilar entre un interés “objetivo” pero no garantizado, normalmente elevado, y un “0” %. Es muy importante conocer cuál es el máximo y cuál es el mínimo que podemos ganar, así como las posibilidades de que realmente se logre llegar al objetivo.

·         Garantías de la inversión: la mayoría de los depósitos estructurados suelen garantizar la inversión inicial al vencimiento del depósito. Esto es, una vez finalizado el plazo, el cliente recupera íntegramente el capital invertido, independientemente de los intereses. Es importante cerciorarse de que la entidad garantiza al 100 % el capital y no nos estamos arriesgando a perder una parte de nuestro dinero.

·         Cancelación anticipada: los depósitos estructurados cuentan con un riesgo de liquidez que no suelen tener los plazos fijos habituales. Algunos no admiten la cancelación anticipada, un factor a tener en cuenta, ya que si en algún momento necesitamos el dinero, no podremos recuperarlo hasta el vencimiento. Por otra parte, otros sí la permiten, pero en ventanas de liquidez muy concretas, que pueden ir desde un día al mes hasta fechas muy concretas durante todo el período de vida del depósito. Además, tendremos que asegurarnos de que al cancelar el depósito antes de lo previsto la entidad nos reembolsa el 100 % del capital. También puede ocurrir que el banco nos cobre una comisión por ello, por lo que nuestro dinero se vería mermado.

En resumen, antes de abrir un depósito estructurado es importante conocer exactamente cómo funciona y cuáles son los distintos escenarios en los que nos podremos ver inmersos una vez hayamos contratado el producto. Cabe destacar que si bien su principal cebo son las posibilidades de obtener una alta rentabilidad, esto no deja de ser una posibilidad y no una garantía y que, al final, la rentabilidad se puede ver muy reducida.

Hay que valorar si es preferible invertir en un depósito de éste tipo o vale más la pena decantarse por un producto menos rentable, pero que garantice desde un principio una rentabilidad fija y, sobre todo, que incorpore la posibilidad de poder recuperar el dinero en cualquier momento sin que el capital se vea afectado. Las cuentas de ahorro como la Cuenta COINC al 1,75 % TAE sin penalización por cancelación, la cuenta de ahorro al 2 % TAE asociada a la Cuenta Inteligente EVO o los depósitos tradicionales a plazo fijo pueden ser una buena opción si queremos reducir el riesgo al mínimo.

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
0 comentario
1 vez compartido
 Comentar

Artículos relacionados en Finect

Invitación al III Día del Inversor de LIERDE

LIERDE


Es para nosotros un placer invitaros al  III Día del Inversor de LIERDE que tendrá lugar en Madrid el día  18 de mayo a las 18:00h. en la sede social de LIERDE en Banco Sabadell, calle Serrano 71.Este año es especi...

Tus fondos al máximo detalle en Tu Dinero

Finect


Hace unos días os comentamos las importantes mejoras que hemos incorporado al nuevo servicio  Tu Dinero, con el que ya puedes seguir de un modo integrado y visual toda tu posición financiera (cuentas corrientes...

¿Cómo tributan en la renta las cuentas y los depósitos?

Abante


 Los impuestos –y también la inflación– afectan directamente a la rentabilidad de nuestras inversiones y para lograr que nuestros ahorros no se erosionen, debemos tenerlos en cuenta cuando las planifiquemos. El r...

El IBEX-35 en comparación con el S&P500

jparadinas


El  IBEX-35 es el índice de referencia de la bolsa española formado por los 35 valores cotizados más líquidos. A la hora de incorporar los valores al selectivo español no se analiza ningún criterio adicional, como...

app version

Wed Mar 29 17:25:12 CEST 2017

2296

4797c17530a12d165c05c4bb01bc4eeec0121aa7