Josep Prats Orriols  

JPrats (20º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
JPrats
09:51 el 27 marzo 2014

Gestor de Abante European Quality

Euro y bolsa

27 de marzo de 2014

En los últimos días hemos podido asistir a un fenómeno últimamente poco habitual. La bolsa europea ha tenido un comportamiento claramente mejor que el de la bolsa americana. Paralelamente, el euro ha perdido valor frente al dólar. Los dos puntos de diferencial positivo de rentabilidad de la bolsa se corresponden, a grandes rasgos, con los dos puntos de depreciación del euro frente al dólar. Puede ser una simple coincidencia y, de hecho, no aconsejaría a nadie que en el corto plazo intente ganar mucho dinero jugando alternativamente a favor de la bolsa americana y europea en función de lo que haga la cotización del dólar y del euro. 

Aunque no deja de ser cierto que, en general, las compañías europeas presentan mejores resultados en euros cuando el euro está débil que cuando está fuerte. Sobre todo si se trata de compañías, como las que tenemos en cartera que, aunque tengan su sede social en un país de la zona euro, tienen una actividad global. Las grandes multinacionales europeas tienen un peso relevante de su negocio ligado al tipo de cambio con el dólar. Directamente  por su actividad en el mercado norteamericano, e indirectamente vendiendo productos cuyo precio internacional se fija en dólares. Simplificando, podríamos decir que en media, las grandes compañías de la zona euro, obtienen la mitad de su beneficio en Europa, una cuarta parte en Norteamérica y otra cuarta parte en el resto del mundo. La mitad del beneficio que no se obtiene en Europa se obtiene, también simplificando, en dólares. Por lo que una devaluación del euro frente al dólar tiene efectos benéficos en la cifra de beneficios expresada en euros. La revalorización del euro lastró el beneficio publicado en el segundo semestre de 2013 y seguirá pesando sobre el del primer trimestre de 2014. Una pérdida de valor del euro permitirá mostrar "crecimientos de BPA en euros" más atractivos para los que solo miran la evolución porcentual, trimestre a trimestre, de dicha cifra.

Tiene su importancia, pero no es capital, porque en la mayoría de los casos las grandes compañías europeas multinacionales están instaladas, con activos fijos y personal autóctono, en los principales mercados no europeos en los que operan. Tienen sus ingresos en dólares (o en la moneda emergente correspondiente), pero sus costes también están expresados en la misma divisa. Un euro fuerte no les hace menos competitivas, no les frena ventas (como sí sucede en compañias de tamaño mediano, simples exportadoras que tienen todos sus costes en euros), aunque la traducción del beneficio a euros sea mejor con un euro débil.

En fin. Bienvenida sea la pérdida de valor del euro. No le hará ningún daño a nuestra cartera. Pero afortunadamente, no dependemos de ello.

Josep

 

 

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
2 comentarios
5 veces compartido

En mi opinión estan provando la zona del 1.38 y 1.36, tenemos noticias en ambas partes, EEUU y europa. Y hasta que algo no se vea claro el euro no tendra un camino mas claro. Tener en cuenta las noticias de PIB de EEUU.

Me resultó muy interesante su art. de ayer en vozpopuli, sobre el futuro inflacionario - o no - de la economía.  Esta frase suya con la que cierra el artículo tiene claras implicaciones patrimoniales:

 

las inversiones cuya principal virtud era protegernos de la inflación (compra de pisos no para su arrendamiento sino para una posterior venta, compra de oro…) irán perdiendo valor en favor de aquellas que ponen el dinero a trabajar. Como la compra de acciones.

 

En realidad, la nueva linea de defensa sería así: ya que los salarios no van a subir (o sólo moderadamente), las acciones de empresas globales nos permiten captar una parte del crecimiento económico mundial que ya no irá a salarios, sino que se entiende que a beneficios. 

 

Por otro lado, una inflación baja no apunta a crecimientos más moderados de beneficios y, por tanto, a menores subidas bursátiles? Si la media histórica de la bolsa a largo plazo se sitúa en ese famoso entorno del 10% anual, una persistente inflación baja no auguraría dígitos algo más bajos?

 

Muy interesante también el artículo de hoy.

 

Un saludo cordial

 Comentar

Artículos relacionados en Finect

Carta a los inversores. Septiembre 2016.

JPrats


7 de octubre de 2016ABANTE EUROPEAN QUALITYCarta a los inversores. Septiembre 2016.Tras la recuperación registrada en los dos meses anteriores, los principales mercados bursátiles han mantenido un tono neutro en sept...

Colocar filiales

JPrats


3 de octubre de 2016Al final, el viernes pasado no resultó ser un día tan malo para las bolsas. La especulación sobre Deutsche Bank cambió de bando, recuperando al cierre un 16% desde los mínimos de la sesión, lo que...

Deutsche Bank

JPrats


30 de septiembre de 2016Tras la convulsión generada por el resultado del referéndum británico, los mercados habían recuperado, poco a poco, la calma durante los meses de julio, agosto y la primera quincena de septi...

Carta a los inversores. Agosto 2016.

JPrats


6 de septiembre de 2016ABANTE EUROPEAN QUALITYCarta a los inversores. Agosto 2016.Las bolsas han confirmado en agosto el buen tono del mes anterior. Con una volatilidad menor, los principales índices bursátiles han c...

Últimos artículos del blog de JPrats

La pioggia
0 Comentarios
Il quesito
0 Comentarios
Los picapiedra
4 Comentarios
Carta a los inversores. Octubre 2016.
1 Comentarios
Carta a los inversores. Septiembre 2016.
1 Comentarios
Colocar filiales
2 Comentarios
Deutsche Bank
6 Comentarios
Carta a los inversores. Agosto 2016.
2 Comentarios
Carta a los inversores. Julio 2016.
1 Comentarios
Pokemón
2 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5