Luis Allué Bellosta  

Luis1 (5º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Luis1
11:54 el 13 abril 2013

Dermatólogo de Barcelona

!INVERTIR A CONTRACORRIENTE!

 

Nota:  En este artículo se han empleado ideas escritas por @cfindipendente en otros blogs. Apropiarse de ideas sabias hace sabios a los ignorantes.

-¿No es muy arriesgado invertir llevando la contraria al sentimiento de la mayoría y hacerlo a contracorriente desafiando a las tendencias? 

- Keynes creía que “el principio fundamental de las inversiones es ir en contra de la opinión general, ya que si todo el mundo estuviera de acuerdo en las ventajas de una inversión, ésta sería forzosamente demasiado cara y por lo tanto poco atractiva”. Si pretendes vivir de tus inversiones en acciones basándote en sectores o áreas geográficas de moda, me temo que, como afirmaba J. Paul Getty: “Para alcanzar el éxito financiero tendrías que levantarte temprano, trabajar duro y encontrar petróleo”. Todo eso es cierto pero como value investors no deberíamos volvernos ciegamente "contrarians". Seamos lógicos y emocionalmente fríos. “Usted ni tiene razón ni se equivoca aunque la muchedumbre discrepe con usted. Usted tiene razón porque sus datos y razonamientos son correctos”, esas son sabias palabras de Buffett.  No decidamos únicamente porque sea lo contrario de lo que la multitud esté haciendo sino porque sabemos los motivos por los que la masa está equivocada. Intentemos buscar y encontrar empresas que tengan posiciones de mercado fuertes con importantes barreras de entrada en su negocio, que produzcan flujos de caja positivos y, sobre todo, rastreemos sus ventajas y catalizadores, que es la parte no cuantitativo-mecánica o más cualitativa de invertir y por eso la más subjetiva y difícil de todas. Invertir únicamente bajo un criterio cuantitativo implica arriesgarse a tener  problemas porque lo improbable tiende a ocurrir constantemente y tener opiniones erróneas conlleva graves consecuencias. No hay nada peor que una fuerte convicción -pero errónea- sobre nuestra valoración de un activo, porque ello puede conducirnos a la ruina si concentramos mucho nuestra inversión basándonos en ese convencimiento equivocado.

-Kostolany decía sabiamente que “ lo que en Bolsa todo el mundo sabe, a mí no me interesa”. Busquemos las cosas baratas pero teniendo siempre presentes nuestras ventajas como inversores, entre las que se incluyen la adopción de una estrategia de largo plazo y el conocimiento de cuáles son los catalizadores necesarios (recompra de acciones, OPA…), para que el precio pueda, en algún momento, reflejar el valor intrínseco. Los value investors somos "contrarians" por naturaleza, pensamos que las masas son simples y exageradas en sus comportamientos, tratamos de ir en sentido contrario a la mayoría porque creemos que el movimiento de la colectividad genera oportunidades de las que aprovecharnos. Pero siempre que veamos esos movimientos en los mercados deberíamos dar un paso atrás, reflexionar y analizar sistemáticamente nuestra posición y estrategia. No siempre es bueno ser ciega y fanáticamente "contrarians" e ir contracorriente por norma; muchas veces las inversiones -sean acciones u otros instrumentos- han caído por buenas razones y es imprescindible entender el por qué de dichas caídas. Nuestra naturaleza "contrarian" nos induce, además, a invertir demasiado pronto, comprando barato para luego ver como las cotizaciones caen a baratísimo; cuando esto sucede no hay mucha diferencia con haberse equivocado aunque, ciertamente, el valor intrínseco sea bastante más alto. Además, como expresó Keynes: “El mercado seguirá siendo irracional durante más tiempo del que tú puedas mantenerte solvente” . Para evitar esos efectos negativos de nuestra naturaleza "contrarian" tratemos de entender la psicología de los inversores: ¿Por qué están actuando así? ¿Cuáles son las fuerzas que hacen que los diferentes instrumentos de inversión estén cayendo? ¿Cuánto tiempo puede seguir esa tendencia? Y, sobre todo, busquemos una ventaja sólida como podría ser el aprovecharnos de momentos en los que hay ventas forzadas o cuando podemos permitirnos tener una visión de largo plazo mientras la mayoría de inversores están preocupados por el corto plazo. Pero ten presente, además, que demorar demasiado la decisión puede hacernos perder o dejar de ganar mucho dinero, recuerda la cita de Peter Lynch: “En el momento en que la señal es recibida el mensaje ya puede haber cambiado”. No postergues tu decisión, “ninguna idea puede ser más provechosa que las acciones que se llevan a cabo para ejecutarla”.

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
5 comentarios
5 veces compartido

Hola @Luis1:

Lo que usted hace en este artículo, al menos para mi, es muy útil. Habla de cosas que podemos conocer o no. Si uno no ha oído hablar de ciertas cosas, eso nos da la posibilidad de indagar. Y si hay cosas que sí conocemos, no significa que las hayamos asimiliado de tal forma que para nosotros sea algo tan natural como mirar a ambos lados antes de cruzar la calle. Me reconozco en muchísimos errores de criterio que menciona. De algunos aprendí más o menos a tiempo, y otros no los he asimilado completamente. Algunos no los he asimilado en absoluto. 

Hace poco escribí un artículo sobre lo difícil que es valorar un banco u otra institución financiera sin disponer de unos conocimientos extraordinarios sobre este tipo de empresas. Pues bien, tengo un banco en mi cartera, un pequeña posición, pero la tengo. 

Dice usted, "Intentemos buscar y encontrar empresas que tengan posiciones de mercado fuertes con importantes barreras de entrada en su negocio"

Esto es algo que creo entender mejor ahora. ¡Qué pocas son! Hace unos años, en el 2006, utilizé uno de esos screeners buscando ciertos criterios "posiciones fuertes". La primera condición era que no tuviesen deuda alguna. Luego, lo típico, aquellas que,comparadas con sus peers, hubiesen sido constantemente superiores durante 5 años en cuanto a: Profit Margin, R.O.E, R.O.I, crecimiento de F.C.F/share, y otras tantas cosas....Total, que coloco las 20 primeras en una lista, una cartera virtual, que compara sus resultados con el S&P. Cierto es que la aplicación no me permitía añadir posiciones a la baja, pero quienes realmente las tienen en cartera sí pueden, por lo tanto no es excusa. Lo revisé año tras año. El otro día eché otro vistazo. ¡Un desastre!. De esa lista, más o menos el 80%-85% pertenecían al sector servicios de software y cosas así. 

La conclusión parece obvia, pero usted me lo ha recordado: La posición fuerte en un mercado puede mantenerse unos años, pero solo puede sobrevivir si, por medio de una inversión creciente en distribución global, la barrera de entrada resulte cada vez más difícil para los nuevos competidores. Y esto requiere un uso intensivo de capital para llegar a todos los rincones, también en empresas de servicios. Es decir, no existe ni una sola empresa que pueda crecer indefinidamente sin invertir cada vez mayores cantidades de capital, ni siquiera Coca-Cola.

"Nuestra naturaleza "contrarian" nos induce, además, a invertir demasiado pronto, comprando barato para luego ver como las cotizaciones caen a baratísimo; cuando esto sucede no hay mucha diferencia con haberse equivocado aunque, ciertamente, el valor intrínseco sea bastante más alto. Además, como expresó Keynes:  “El mercado seguirá siendo irracional durante más tiempo del que tú puedas mantenerte solvente”

Si no lo he hecho ya, le aburría contándole las veces que he invertido demasiado dinero, demasiado pronto. 

Muchas gracias por el artículo!

*Permítame un toque de humor. En un guión que escribió un amigo mió, una madre le dice a su hijo: 

- Mira a izquierda y derecha, y cuando no veas ningún coche, puedes pasar.

La mujer nota una expresión extraña en un individuo que también se dispone a cruzar. 

- ¿Qué le ocurre?

- Disculpe señora, pero su hijo no debe pasar cuando no vea ningún coche. Si hijo debe pasar cuando no haya ningún coche.

 

 

 

 

 

 

@murleygraves:

Me alegro que las ideas de @cfindipendente le hayan gustado, también son mis ideas, es mi profesor de value investing y yo soy un alumno aplicado.

Por lo que he leído en su comentario y en otros que usted ha realizado en esta red también voy a aprender mucho de usted.

En realidad yo escribo en unience para aprender, no para enseñar, aunque si mis textos invitan a alguien a hacerse preguntas que nunca se ha planteado o a recordárselas habré cumplido mi objetivo.

Muchas gracias.

Como es habitual, un interesante artículo de Luis1. Toca un punto muy importante y a la vez difícil de gestionar con criterios value: la tendencia a entrar demasiado pronto en un valor. Pienso que es un precio que tenemos que pagar para no perdernos las mejores oportunidades. Que yo recuerde ahora, los gestores de Bestinver han reconocido esta limitación. También, más recientemente, Bruce Berkowitz lo indicaba en esta entrevista que mencioné en un artículo.

Todos estos principios ya los conocemos. Lo que nos gustaría leer son ideas prácticas: empresas concretas y motivos por los que invertir (lo que se suele llamar historias de inversión); estrategias con fondos, como el market timing con medias móviles que ya se ha debatido extensamente en varios artículos; recomendaciones de fondos y cualidades de sus gestores; etc.

Tras 10 años realizando aportaciones periódicas al Bestinfond, ahora estoy destinando algo de dinero a inversión cuantitativa en fondos de pequeñas/medianas empresas europeas y asiáticas, aplicando una estrategia de market timing basada en la media móvil de 5 y 10 meses. Si el fondo ha subido un determinado porcentaje en los últimos meses, o caído otro porcentaje determinado en los últimos meses, aplico la media de 5 meses (para detectar cambios de tendencia con mayor rapidez), en caso contrario de 10 meses. Esta media dinámica añade un 2% de rentabilidad anual a la media estática. Solo tengo en cuenta el valor liquidativo a cierre de mes, lo que da poco trabajo de seguimiento.

Sé que esto no te parece lógico, pero he llegado a esta conclusión tras realizar backtesting a miles de fondos comercializados por los "supermercados" con los que trabajo (Self Bank y Renta 4), en algunos casos con datos desde 1973. Para facilitar esta labor, he desarrollado una aplicación informática que todavía estoy perfeccionando. Por ejemplo, aplicando esta técnica al AXA-Rosenberg Pacific ex-Japan Small Cap, se hubiera conseguido un 24,18% anual en los últimos 10 años, frente al 16,13% buy&hold, con una volatilidad mucho menor. Para un plazo mayor, tenemos por ejemplo el Invesco Continental European Small Cap, con el que se hubiera conseguido un 17,8% anual desde 1985, frente al 7,17% buy&hold, con una volatilidad del 16,18% frente al 24,57%. Estos datos son a 31 de marzo de 2013.

@oraculo:

Lamento no poder ayudarle. Son varios los motivos por los que no puedo darle la receta mágica que usted busca, yo sin embargo pienso que son esas preguntas aparentemente filosóficas y genéricas las que aportarán enormes rendimientos a mis inversiones.

Seguiré haciéndome esas preguntas toda la vida, quizá no llegue nunca a obtener esa tan ansiada clave que las responda pero lo que sí le puedo asegurar es que quién trate de contestar a las preguntas de este artículo difícilmente perderá dinero por el camino.

 Comentar

Últimos artículos del blog de Luis1

¡GESTIÓN PASIVA vs GESTIÓN ACTIVA!
28 Comentarios
¡AMIRAL GESTION!
27 Comentarios
¡MAGALLANES: UNA ISLA EN EL OCÉANO!
27 Comentarios
¡PACIENCIA!
13 Comentarios
¡LOS OCHO ERRORES!
22 Comentarios
¡PROMEDIANDO A LA BAJA!
66 Comentarios
¡HORIZONTE TEMPORAL Y VALUE INVESTING!
66 Comentarios
¡VOLATILIDAD Y VALOR INTRÍNSECO!
87 Comentarios
¡LOS NÚMEROS NO CANTAN! ¡BAILAN!
40 Comentarios
¡UNA PREGUNTA DE HOWARD MARKS!
43 Comentarios

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5