CARLOS MARTINEZ  

SEGADE (391º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
SEGADE
12:11 el 27 abril 2015

DIARIO DE MI PRIMERA CARTERA VALUE (DÍA 10): PSICOLOGÍA INVERSORA II

 

Hoy por la mañana al llegar al HIPÓDROMO BURSÁTIL me he dado cuenta que había gran tensión en el ambiente y “el aire se cortaba”. Había gente que corría de un lado para otro porque la pista amarilla se había inundado de agua, por culpa de la fuerte tormenta nocturna, y los caballos de Renta Variable que allí corrían se quedaban parados entre tanto barro (papel vendido de acciones). ¡¡¡Qué desastre!!!.

 

A los pocos minutos acudían las asistencias médicas y psicológicas, porque ya se sabe … ¡¡¡el dinero que cuesta mantener sano y salvo a cada caballo es una fortuna!!!, pero es que además, los dueños e inversores necesitan tranquilizarse para no hacer “cosas” y tomar decisiones de las que luego puedan arrepentirse.

 

Georse Soros fue el primer inversor-especulador en intentar explicar, con su “Teoría de la Reflexibilidad, la relación de doble dirección entre lo que piensan las personas y el entorno económico en el que se desenvuelven.

 

La Teoría de la Reflexivilidad dice que las personas inversoras influyen en el medio (mercado) y el medio influye sobre las personas.

 

Si un Inversor Institucional compra acciones, éstas suben de precio (cotización) pero si las vende su cotización disminuye. Georse Soros con su teoría consiguió en 1992 generar un “mensaje” al mercado de inversión al especular en contra de la libra esterlina y consiguió bajarla ya que el resto de operadores del mercado lo siguió. Utilizó la llamada PSICOLOGÍA DEL MERCADO para persuadir a grandes inversores, con su movimiento de venta de libras, para que éstos vendieran sus posiciones. Ello creó una cascada de ventas que aceleró todavía más la bajada de la libra como divisa.

 

Los conocedores de la PSICOLOGÍA DEL MERCADO de los inversores, cuando todos ellos forman una masa, saben perfectamente que en esos casos la persuasión para alcanzar algún fin funciona con un alto grado de efectividad.

 

La persuasión consiste en incitar a alguien a hacer algo, llevado por la emoción, como por ejemplo comprar acciones o venderlas. Normalmente se consigue mediantecampañas publicitariascon un mensaje claro que condiciona una respuesta deseada.

 

 

¿Cuáles son los argumentos PSICOLÓGICOS PERSUASIVOS para el inversor?

 

 

  1. LA SALIDA A BOLSA (OPV):Por ejemplo, IBERIA, FADESA, INDITEX, … etc. Normalmente antes de salir a Bolsa (empezar a cotizar en el Mercado Bursátil) los analistas, en los días previos a colocar en acciones un porcentaje del capital social de la empresa, informan sobreel precio de salida(cotización inicial de la acción), valorándolo como precio normal ó elevado con respecto a al valor intrínseco de la empresa (“valor liquidativo”). También informan sobre elpotencial de subida del valor(ACCIÓN) en función del entorno económico.

 

Por ejemplo, si la campaña publicitaria previa es buena, antes de la salida a Bolsa de las acciones, la psicología inversora generada favorece su compra a pesar de que los expertos analistas consideren que el precio de salida de las acciones resulta “caro” o sobrevalorado.

 

Si en vez de ser para una OPV es unaOPA (Oferta Pública de Adquisición), elcomportamiento inversor es más de lo mismo.

 

  1. EL ORGULLO DEL INVERSOR PARTICULAR: Uno de los refranes más conocidos sobre el orgullo dice: “El orgullo precede a la caída”. Este refrán es aplicable al 99,99% de los inversores ya que muchos tienen un comportamiento condicionado por lo que piensan los demás ósu ego les impide actuar de manera racional,con un concepto erróneo de la autoestima, que les lleva a cometer errores importantes con tal de no dar su brazo a torcer.

 

El orgullo del inversor particular aparece cuando se producen pérdidas, y éstos se resisten a vender pensando que en el largo plazo, ya subirán las acciones y podrán recuperar lo invertido. Lo lógico sería desprenderse de las acciones cuyo valor de cotización ha disminuido, y buscar otros títulos con potencial subida o revalorización.

 

 

¿Qué hacer con el orgullo?

 

Lo mejor es ser realistas y si una acción baja de cotización hay que venderla. Si la acción se vende antes de 12 meses, después de adquisición (compra), por un precio menor ya proporciona la primera recuperación del dinero perdido puesto que esa minusvalía (pérdida monetaria) se deduce de la base imponible del Impuesto de Renta de las Personas Físicas (IRPF).

 

El deterioro patrimonial por pérdida del valor de cotización de las acciones se le resta a los ingresos, a la hora de calcular la base del IRPF, es decir, es un dinero sobre el que no se pagará impuestos al tipo marginal que le salen al inversor individual en su declaración del IRPF.

 

Por ejemplo, si el tipo marginal es del 36% del IRPF éste se le aplica sobre el precio de venta de las acciones. Si las acciones se vendieron por 200 euros y hay minusvalía:

 

200 € x 36% = 72 € que no pagan impuestos.

 

Si las acciones que se hundieron de precio fueron adquiridas en un plazo superior a un año, esa pérdida puede utilizarse para compensar ganancias en plazos superiores a los 12 meses y reducir la “factura” tributaria.

 

  1. EL TEMIDO DOBRE CERO EN LOS ÍNDICES:Está muy estudiado en psicología el gran efecto que algunos números ejercen en el estado de ánimo (por ejemplo el número 13). En Bolsa son tenidos con respeto aquellos números múltiplos exactos de 100 y 1000 (1000, 9000, 12000, … etc.) pero no ocurre nada si los últimos números no incluyen ningún cero.

 

No existe explicación lógica que explique e efecto psicológico que generan estos números y sin embargo las carreras alcistas de los índices se paran cuando sus dos últimos dígitos son cero. Por ejemplo, el DJ se situó cerca de los 1000 puntos en la década de los 60 y no los superó hasta 2 décadas después (1982), Quizás influyeran razones económicas negativas y una inflación de 2 dígitos en los años 70, así como las crisis del petróleo que dañaron la actividad productiva, el déficit público y el deterioro de la Balanza de Pagos.

 

  1. LA MAGIA DEL PRECIO:Un split es el desdoblamiento de una acción para que el precio de cotización de un título (ACCIÓN) sea bajo. Sin embargo el total de los “nuevos títulos creados” suman lo mismo que el título “viejo”. A veces se realizan los split porque los altos precios de las acciones reducen la liquidez del valor, ya que no todos los inversores compran (ó venden) a precios tan elevados.

 

Los split favorecen la negociación, ya que psicológicamente se considera que con precios reducidos hay más facilidad para negociar. A efectos prácticos cuando se produce un split la contratación de los títulos afectados sube simplemente por una ilusión que sólo está en la mente de los inversores.

 

 

 

  1. REACCIONES DESMESURADAS:Son reacciones exageradas en el negocio bursátil sin existir causa grave justificada. Podemos destacar las siguientes causas:

 

  • SOBRERREACCIÓN POST CRISIS: El periodo post crisis supone una gran incertidumbre en el precio de las acciones ya que suelen sufrir unas subidas y bajadas de precio bruscas en las contrataciones. Son un ejemplo, la década de 1930 en EEUU o los años 1980 con la devaluación de la peseta. Lo último que se espera de esta situación es el llamado “PÁNICO BANCARIO”.

 

 

 

  • EL PRINCIPIO DEL REBAÑO: Este principio afirma que cuando una inversión tiene éxito ó fracaso se produce un efecto llamada al que acuden todos los inversores. Este principio explica el comportamiento de ciertas acciones y en especial en tiempos de crisis o noticias adversas.

 

  • EL DIBUJO DE LA “V”: Cuando las noticias económicas son malas se produce una sobrerreacción o “Efecto Rebaño”. Por ejemplo, los desastres naturales (terremotos, huracanes, inundaciones, … etc.) porque afectan a las compañías de seguros y al crecimiento económico del país. Los inversores tienen “pánico” y venden haciendo caer la cotización. Se hunde la Bolsa y afecta a nivel mundial. Luego con el tiempo la situación se normaliza y comienza de nuevo el crecimiento.

 

Si son buenas noticias no conviene “calentar” (subir) el precio de la cotización y encarecer la operación de compra de forma inmediata. Sin embargo no ocurre siempre así. Una OPA (fusión o adquisición), la comercialización de un nuevo producto (acción), … etc.

 

Cuando una acción o Índice Bursátil tiene una reacción desmedida ante un acontecimiento inesperado, el gráfico de su evolución presenta la forma de una “V”. Normalmente en la misma sesión en que se tiene la noticia que afecta a su cotización pero para el Índice Bursátil tarda varios días en verse la “V”.

 

  • EL AMPLIFICADOR TECNOLÓGICO: Si el mercado reacciona en exceso ante las malas noticias ese comportamiento se acentúa con el uso de la tecnología informática en la contratación bursátil ya que los ordenadores e internet (la red) permiten que el mercado de valores sea accesible para todo el mundo. Además los ordenadores e internet facilitan la Eficiencia del Mercado y que las cotizaciones sean negociadas de forma fácil y rápida, ya que se encargan automáticamente de soltar o comprar papel (ACCIONES) en función de las órdenes programadas.

 

 

Actualmente los inversores, profesionales y no profesionales, utilizan sistemas informáticos para proteger sus carteras ante posibles pérdidas. En unos casos venden todo el paquete de acciones y en otros la venta es gradual a medida que la caída del precio es más pronunciada. Los inversores particulares pueden hacer lo mismo si el sistema del intermediario financiero (banco o caja) o broker on line con el que trabaja lo permite.

 

En 1987 se produjo un CAOS BURSÁTIL al caer la cotización de los títulos por la venta masiva de “papel” al saberse que la FED (Reserva Federal Americana) tenía previsto subir los tipos de interés. En un día la Bolsa de New Cork perdió 500 puntos, es decir un 22,6%, y se produjo el llamado “MARTES NEGRO”. En Europa y Japón el colapso se produjo al día siguiente, el miércoles.

 

  • PÁNICO EXTREMO: Los peores momentos para la Bolsa son aquellos en los que ocurre algo de enorme trascendencia para un país o para todo el mundo. Son hechos de enorme importancia aquellos que suponen una amenaza para:

 

LA ESTABILIDAD POLÍTICA

LA PAZ MUNDIAL

EL ORDEN INTERNACIONAL

CATÁSTROFE DE DIMENSIÓN EXTRAORDINARIA

 

Cuando se conoce la noticia el hundimiento de la Bolsa es absoluto y durante los siguiente días, ya que hay mucha incertidumbre motivada por los acontecimientos. Los inversores no quieren correr riesgos y liquidan sus posiciones.

 

Todos estos grandes desastres dan lugar a una “V” en las Bolsas porque cuando el inversor percibe que la reacción del mercado fue excesiva vuelve a invertir. El tiempo que tarda en cambiar la tendencia depende de la duración de los hechos. Por ejemplo, no es lo mismo un atentado que una guerra.

 

 

 

Como la psicología inversora es compleja voy continuar el próximo día.

 

 

Un saludo.

 

 

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
7 comentarios
1 vez compartido

Buenos razonamientos y clasificación de las reacciones de la gente. Algunas son de perogrullo, pero si no se ven escritas, no se acuerda uno de ellas. Y deben tenerse muy en cuenta, casi tanto como los análisis, a la hora de invertir.

@JJSPEDDY, totalmente cierto. Un saludo.

@SEGADE:  Tan sólo aclarar que actualmente, en nuestro país, y a partir de enero de este año ya no hay diferencia fiscal -en las plusvalías o minusvalías por la compra de acciones y fondos- en función de su antigüedad.

@Luis1, muchas gracias por la información. Un saludo.

Un artículo estupendo. La verdad que abstraerse del ruido de fondo es tremendamente difícil. El ¿dónde va Vicente? donde va la gente o .......... el último, en momentos de inestabilidad buff. Hay que verlo muy claro.

Saludos.

Por cierto veo que tienes 100 seguidores ;-) número que merece respeto. Enhorabuena.

@miguelfrg, agradezco el comentario. Espero seguir ayudando a los inexpertos partiendo de mi experiencia diaría. Un saludo.
 Comentar

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5