Valentin (651º) 

Este artículo ha sido marcado como molesto Deshacer
Valentin
09:52 el 01 mayo 2010

Sobre Grecia, el Euro, y ¿Quién rescatará a los rescatadores?

Grecia, hubiese estado ya en “banca rota”, de no haber sido por el apoyo de los estados miembros de la Unión Europea y del FMI. Aparentemente, según noticias televisivas escuchadas, Grecia precisará entorno a 135 mil millones de Euros para poder afrontar los pagos de los próximos 3 años. Son primeros datos informales. Los ciudadanos griegos deberán empobrecerse sustancialmente recortando sus sueldos, incrementando la fecha de jubilación, incrementando el IVA, etc. Es el resultado de tener una moneda única entre estados en los que las estructuras económicas y crecimientos ni van al unísono ni son igual de fuertes. Esto conduce a que con el paso del tiempo necesariamente haya países ricos y países pobres dentro de la Unión Europea. Los países pobres son aquellos que necesariamente se endeudan para cumplir paulatinamente con sus pagos hasta que llega un momento en el que no pueden cumplir con sus obligaciones, como ha ocurrido en el caso de Grecia.

Ya hemos podido comprobar, que los gobiernos no pueden permitirse dejar quebrar a la banca, ayudándolos hasta tal punto, que antes de que entre en quiebra un banco sea este nacionalizado por el gobierno para que no “cunda el pánico”. Con Grecia ocurre más de lo mismo, indirectamente se está apoyando a aquellos bancos que han prestado dinero a Grecia habiéndolo obtenido al 1% del BCE y colocándolo en deuda griega muy por encima de este tipo de interés. Negocio redondo y sin riesgo ¡aparente!, al menos eso pensaban, pero a Grecia no se la puede dejar quebrar porque si no pudiere hacer frente a su deuda, ello repercutiría nuevamente sobre los bancos que han colocado su dinero en la deuda griega y tendrían que salir nuevamente al rescate de bancos. La solución más económica es ayudarles con nuevos créditos, pero eso sí, garantizándose que con el paso del tiempo y tras las medidas impuestas puedan hacer frente a todos sus compromisos. Proteger la fortaleza del Euro también es otro motivo, pero sinceramente no sabría decirle cual de ellos prevalece. Quizás los dos sean necesarios.

Francia tiene algo más de 50 mil millones, Alemania entorno a los 35 mil millones en deuda griega. Lo curioso es que la casi totalidad de los 35 mil millones que tiene Alemania invertida en deuda griega proviene de dos bancos que fueron salvados con grandes cantidades de dinero estatal y tuvieron que ser nacionalizados. Por lo tanto, dejar quebrar a Grecia supondría una pérdida de la cifra mencionada, y que tendrían que pagar las espaldas de los ciudadanos alemanes. Ahora, posiblemente y para los próximos tres años, la aportación a Grecia que corresponde a Alemania será entorno a los 32 mil millones, según las voces que se escuchan pues creo que aún no hay nada concreto ni aprobado.
Pero, por todo lo comentado, creo que a Grecia se le apoyará siempre que pueda salir de su atolladero y pueda cumplir con sus obligaciones futuras. Al menos eso espero, por bien de todas las partes.
En Alemania, como en otros países, lo que se preguntan todos los ciudadanos, es si el rescate o pago recae sobre sus hombros. La respuesta es que en un principio no es más que un crédito otorgado por el gobierno, avalado por el ciudadano eso sí. Es decir, solo en el supuesto de que Grecia no pudiese, tras la ayuda prestada y las modificaciones estructurales tomadas, siguiese sin poder hacer frente a sus obligaciones, es cuando el préstamo realizado recaería sobre el ciudadano de a pié. Estoy poniendo el caso alemán, pero no creo que sea distinto del caso español o del de otros países que apoyarán a Grecia en este trayecto.

Estamos notando en propias carnes, que la quiebra de un Estado no atañe exclusivamente a mercados emergentes y que puede ocurrir en nuestra Europa desarrollada. Que el tipo de interés ofrecido por la deuda gubernamental no es realmente “un tipo de interés sin riesgo”. El inversor de perfil conservador, es el más susceptible de opinar que la deuda del estado no conlleva riesgo, y ello le puede llevar a sufrir grandes pérdidas.
Acabamos de asistir desde primera fila como quiebra un país: teniendo un elevado endeudamiento, unido a un inicio de pérdida de confianza del inversor. Combinación mediante la que se pone en duda la capacidad de un determinado gobierno de hacer frente el pago de las futuras obligaciones.
Cuando ambos elementos acontecen al mismo tiempo, la rapidez con la que un estado puede quebrar es asombrosa. El caso griego es un buen ejemplo de ello. Los inversores inseguros venden su deuda, lo que hace caer la cotización de la misma, lo que a su vez repercute elevando el tipo de interés por las nubes. Curiosa divergencia, precisamente cuando un país está en situación de quiebra latente y precisa financiarse, es cuando más caro le supone financiarse dado que los tipos de interés se le suben por las nubes. Ello supone ajustarse aún más el cinturón (derivado de la nueva deuda contraída al tipo de interés por las nubes) de lo que ya de por sí tendrían que ajustárselo para poder hacer frente a los pagos derivados de la deuda previa contraída, lo que a su vez hace dudar aún más al inversor sobre la capacidad de pago del gobierno del estado. Esto a su vez hace que otra tanda de inversores vendan su deuda, caigan nuevamente las cotizaciones, y suban nuevamente los tipos de interés. Un circulo vicioso que una vez entre en marcha es casi imposible pararlo.

Este circulo vicioso, ha permitido que el tipo de interés de la deuda griega en las últimas semanas haya subido de un 5% a un 18%. Pagar a un tipo de interés tan alto no se lo puede permitir ningún país de la Unión Europea, ni siquiera Alemania. En una situación así, una quiebra es inevitable, salvo que vaya al rescate la Unión Europea y el FMI con un paquete de medidas y actuando de forma rápida, pasos que están siendo dados y que solo el futuro nos dirá hacia dónde nos dirigen tales actuaciones.

A la vista de los acontecimientos, no es de extrañar que muchos ciudadanos duden y se pregunten si un país como Grecia puede quebrar, y que es lo que puede ocurrir con otros candidatos puestos en el punto de mira como Portugal, Irlanda o España.

¿Piensa usted que no le incumbe porque tiene sus ahorros a buen recaudo en una cartilla o cuenta corriente, en deuda del estado o en un seguro de vida? ¿o quizás porque piense que la Unión europea ya lo arreglará todo, ya que el ciudadano alemán avalará cualquier caso con ayudas multimillonarias que se le ponga en el camino?. ¿Sí?

Pues puede que tenga razón, pero en ese caso, en algún momento dado, seguro que terminaríamos preguntándonos: ¿y quien acabará rescatando los rescatadores?; pues países como Francia o Alemania, capaces de actuar actualmente como rescatadores de países con dificultades en el marco de la Unión Europea, se han endeudado el año pasado considerablemente debido a la crisis financiera. ¿Cuándo llegará el momento en el que los inversores se pregunten si estos países, considerados actualmente como seguros, pueden hacer frente a sus compromisos de pago?. Bueno, en un supuesto así, no quiero ni pensar cual sería la situación de los demás países de la Unión.

Conforme los inversores se vayan haciendo paulatinamente y con el tiempo esta pregunta, los más amenazados son quienes creen que su dinero está puesto a buen recaudo, pues en el momento que los inversores lleguen a la conclusión de que Alemania se tiene que estirar para poder hacer frente a sus obligaciones, y que al inversor le es insuficiente percibir un miserable 3% por asumir tan alto riesgo, podría activarse el circulo vicioso también aquí.

Es evidente, que actualmente no es previsible ni que el tipo de interés suba al 18% como en Grecia ni que exista una amenaza de quiebra del estado Aleman, pero tampoco es preciso un acontecimiento de esta magnitud como para que el inverosr que cree tener seguros sus ahorros obtenga grandes pérdidas. Con tan solo una pequeña pérdida de confianza, derivada de la situación actual en los mercados, podría hacer que inversores en nuestro propio país comenzasen a retirar su deuda estatal y causar un movimiento del tipo de interés al alza. Con tan solo duplicarse el tipo de interés en Alemania, y pasar de un 3% a un 6%, se duplicaría la carga de intereses a pagar.

Una subida de tipos de interés, y su consecuente caída de la cotización de la deuda, conllevaría a unas amargas pérdidas en fondos de inversión de renta fija, a quienes dispongan de activos de renta fija, así como a personas que hayan contratado seguros de vida.

Resumiendo:
Puede que la crisis de endeudamiento griega, o incluso un posible efecto dominó sobre las finanzas estatales de Irlanda, Portugal y España, no pongan en aprieto a Alemania, no tiene por qué pasar, pero tampoco hay que descartarlo. En un escenario así, un buen refugio lo proporcionaría ser poseedor de propiedades (acciones, inmuebles, oro) y divisas fuertes distintas al Euro.

Saludos cordiales,
Valentin

Publicar Ocultar ¿Quieres hacer públicos tus favoritos? Publicar No por el momento
11 comentarios
3 veces compartido
Pero que pasaría si compras fondos de CHina e India y a estos les hacen reevaluar sus monedas un 20 %, pues lo mismo, te quedarías casi sin dinero, pues dichas acciones, bajarian por lo menos un 60%, al dejar de ser competitivos, mejor diversificar en todo un poco.

Las elecciones continuas que los políticos, todos, quieren ganar, provoca que solo miren en el corto plazo y que no les importe endeudarse lo que haga falta para poder hacer los regalos a sus electores.  los políticos no venden apretarse el cinturon, el sacrificio, el esfuerzo sino que todos tenemos derechos sin límite.  Todo tiene un límite y a los países acomodados y viejos llamados del primer mundo o paises avanzados les va tocando su hora, y el dinero cada vez circula más de éstos hacia china, india, brasil y demás.

como padre que soy mimo a mis hija pero tambien  le hago llorar cuando no le consiento todo lo que ella necesita.  Los europeos hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, al menos su periferia,, y todo se paga en esta vida.  esta vez no va a ser diferente.

un ejemplo, los transportistas se pusieron en huelga cuando el petroleo subió a los 140 dolares el barril.  No se volvió a decir nada cuando en poco bajó el precio.  Ahora que está volviendo a subir y puede que no sean solventes sus negocios sino logran subir sus tarifas, porque en vez de ir en la carretera a 100 van a ochenta y se levantan una hora antes y llegan a casa una hora después. a españa le toca quebrarse su cabeza para volver a ser competitiva en muchos de sus sectores.

el nivel de deuda alcanzado o necesario es como aquel avion que despega del aeropuerto,  llega un momento en que ya por narices tiene que despegar, un momento de no retorno.  La deuda que tenemos es así, es tan alta que tenemos que apechugar y rezar de que el sistema se vaya en picado.

Esteban, estoy de acuerdo contigo en que la diversificación es fundamental en la inversión. En mi último párrafo cuando hablo de tener propiedades, entre ellas las acciones de empresa, me refiero a tener una cartera global de títulos que te pertenezcan, por ejemplo mediante fondos de inversión, pero eso sí que no sean fondos basados en Swaps.

 

Pero realmente lo que intenta expresar el artículo, es que ante un escenario así, crisis de deuda, lo que menos debe pesar en nuestras carteras, lo que peor comportamiento tendría, (lo que evitaría a toda costa) es la “Renta Fija a Largo Plazo”.

 

Saludos cordiales,

Valentin
Ayer en la tertulia de la cadena SER destacaba la periodista,que donde entra el FMI no crece la hierba en muchos años,Argentina,Paises del sudeste de Asia,ect.
Son tan grandes los compromisos y sacrificios que tiene que hacer el país rescatado,que merman el crecimiento economico para mucho tiempo.
Las entidades financieras ¿causantes de esta crisis?han sido rescatadas por los Gobiernos con dinero público,y ahora,paradojas de la vida,son estos los que van a rescatar a los más debiles.
Me hacen gracia las manifestaciones de los responsables de la  UE de que se les escapa de las manos la situación,y ahora vienen las prisas,(permiten que los fondos de inversión ataquen  la deuda pública,para así hacer subir las rentabilidades de las entidades financieras poseodoras de los bonos(francesas y alemanas principalmente).
De escandalo las revisiones de las calificadoras de riesgo,pagadas por las mismas entidades financieras,que hacen públicas sus anuncios  a la hora y el día que más daño hacen.
¿Quien gobierna realmente,los politicos o el poder economico?¿Quien esta al servicio de quien?
Deflación o inflación,ese es el dilema.
¿Será capaz el euro de aguantar tanto ataque especulativo?¿Aguantarán las economías superendeudadas de los llamados paises?
¿Que pasará con nuestro país cuando empiecen a atacar su deuda?

Lizpiz, son muchas preguntas las que expones, pero eso sí, muy interesantes. Te daré mi opinión, que evidentemente no espero que todo el mundo comparta:

 

Siempre he pensado que poder económico es el que gobierna. Por lo tanto, el gobierno está al servicio del poder económico.

Sigue reinando y reinará la deflación. Subidas de impuestos, recortes salariales, paro, etc. son elementos deflacionarios no inflacionarios. Esto es pérdida de poder adquisitivo, pero esta pérdida de poder adquisitivo no proviene de la inflación como causa.

Una inflación, a mi entender, existe cuando nos llegan subidas de precios generalmente en todos los bienes y servicios, a la vez que subida salarial para poderlos pagar. Es decir, lo que conocemos como “círculo vicioso”. Subida de precios, subida de salarios, y como suben los salarios, más subida de precios, y así sucesivamente. Ves por algún lado, subida salarial, mayor empleo; yo no lo veo por ningún lado. Ello no quiere decir, que en una deflación no existan empresas monopolio o oligopolio, que puedan imponer sus precios: electricidad, gas, petróleo, etc.

 

Pero cuidado, en situaciones de crisis de endeudamiento, los tipos de interés pueden subir para obtener financiación externa, aunque no exista inflación. En mi opinión, la inflación acontecerá después de la severa deflación, y puede tardar años en desarrollarse. No es la inflación lo que ahora debiere preocuparnos, sino la crisis de endeudamiento y tomar las medidas oportunas.

 

Sobre el ataque al Euro, más pronto o más tarde tendría que llegar. Los norteamericanos precisan prácticamente los ahorros de todo el mundo para poder continuar creciendo. USA precisa que todo el mundo compre dólares, y una forma de hacerlo es metiendo miedo sobre el Euro para que los inversores busquen refugio un el dólar débil. De todos modos, hay que mencionar que el Euro tiene un gran defecto de concepción. No conozco ningún caso en la Historia, al que le haya salido bien, unir dos economías de distinta fortaleza a una misma moneda. Por ello, muchas personas opinan, desde el nacimiento de esta divisa, que el Euro está destinado a fracasar. El Euro y la Unión Europea es un gran reto, y solo el paso del tiempo nos irá indicando su sostenibilidad y equilibrio en el mundo.

 

Las economías pueden hacer frente a sus deudas, siempre que sus ciudadanos no se revelen, y les de por poner un nuevo gobierno que determine no hacer frente a las deudas contraídas por gobiernos anteriores. Esto es lo que sucede cuando un estado quiebra. Ahora bien, para pagar las deudas el pueblo se empobrece. El problema con el Euro, es que la divergencia entre países pobre y ricos se incrementa con el tiempo. Por lo tanto, la pregunta es ¿cuánto de severas han de ser las medidas de ajuste como para no ser aceptadas por el pueblo?; puede transcurrir muchos años, o darse en cualquier momento. Eso no se sabe.

 

Nuestro país tiene que encontrar un ritmo de crecimiento, que le permita seguir teniendo la confianza de inversores extranjeros que financien su deuda. Crear confianza y tener la suficiente salud económica son las claves para que el gobierno no tenga problemas de financiación. No creo que se ataque la deuda española, salvo que tengamos que endeudarnos en mayor medida y que la economía no repute. Todo depende de lo que nos depare los próximos semestres.

 

Un saludo,

Valentin
Pues la  verdad Valentín creo que has respondido a mis dudas bastante razonablemente,y evidentemente tus razonamientos siguen un patron basado en la lógica y la historia economica.
Si volvemos a tu exposición sobre las posibles salidas a esta crisis,que dicho sea de paso,no creo que sea diferente a las demás,aunque si muy grave,encuentro lógico que el pequeño inversor y ahorrador,como es mi caso,se plentee una estrategia para que le afecte lo menos posible,este posible escenario de deflación,perdida de poder adquisitivo,...ect
Mi planteamiento personal,sería el siguiente:
-Compra de propiedades:(Soy bastante profano en la materia)
Depende mucho de la zona donde se vive,y se tiene que buscar oportunidades que valgan la pena,pues puede que si seguimos el patrón USA,podríamos estar todavía a la mitad del periodo de rebajas de precios.
Para un pequeño inversor,creo que un terreno,solar a buen precio y siempre pensando en el largo plazo podrías ser una buena inversión.
-Compra de acciones:
Creo que una buena cartera de blue chips o fondos de reconocido prestigio son una buena defensa,eso sí,comprando en diferentes periodos de tiempo.
-Compra de oro:
He leído a algunos expertos aconsejando la compra de metales preciosos ante un posible escenario peor de lo previsto,como refugio ante una perdida de valor de nuestros ahorros.
-Compra de divisas fuertes:
Estamos viendo,que los inversores ante la más mínima incertidumbre,suelen comprar divisas fuertes, el franco suizo,el dolar canadiense,y el dolar USA.
-Yo incluiría ir entrado en inversiones en paises emergentes, al estar sus paises más saneados,via deuda pública o renta variable,siempre con la vista puesta a largo plazo.
S2

Osea a ver si lo entiendo...........primero fueron los fondos de cohesión con los que se hicieron magnificas autovias,viaductos,senderos verdes,polideportivos osea todo lo que podía generar el famoso 5 % para el politico de turno...........despues vienen los fondos de ayuda por el que unos paises dejan dinero a otros para que sigan pagando el asilo y la corrupción..........y todo este cachondeo como acabará?

Vamos a tirar de calculadora......yo tampoco entiendo de economia como nuestro presidente.....pero se sumar:

Solo en pensiones se gasta unos 100.000 millones de euros al año que es lo que se recauda en impuestos actualmente, el resto del presupuesto (un poco menos de esos 100.000) se paga a pufo .Que pasa dentro de unos años?

-Volvemos a construir 1 millón de pisos al año (a pufo por supuesto) y volvemos a ser felices y los politicos a recalificar y a cobrar sus comisiones.

-Los bancos no pueden dejar más dinero ,no hacemos más pisos ( ni terminales 4,ni aves, ni na) y tiramos del pufo estatal y dentro de 6 o 7 años acabamos como Grecia y nos rescata Alemania.

Por que Alemania es como el tío Gilito ....se retiran a los 67 años (pues sorpresa ,sorpresa cada año se incrementa la esperanza de vida 3 meses.........si 3 meses más de pensiones que no veo en ningún presupuesto),rescatan a Grecia,rescatan a España,Italia,Portugal e Irlanda ......y dentro de 20 años otros fondos de cohesión para volver a empezar.

Que no nos confundamos.........el sur de Europa esta quebrado ......solo la demografía de las pensiones hace inviable su economía........a no ser que volvamos a construir el famoso  millón de pisos.

Pero si es que creo que el debate a medio y largo plazo está en que los estados no se pueden gastar un dinero que no tienen y no son capaces de generar, resulta un tanto estúpido que una empresa incurra en pérdidas sistemáticas durante mas de tres años, esta empresa cierra o se va a concurso de acreedores , no se pueden confeccionar presupuestos con déficit sistemáticos sean de la cantidad que sean. Los estados deben de adelgazar sustancialmente y nada mas y este es el debate y lo que realmente hay que hacer. En EEUU están cerrando universidades y colegios públicos porque no hay dinero y aquí en EUROPA nada , como somos tan ricos????
Impresionante. No se puede hablar más claro.
Valentin, respecto a las inversiones, supongo que te refieres a inversión en activos clásicos (acciones, bonos, oro metal,...), pero evitando los derivados sobre los mismos.

rsanjose, creo que te refieres a la última frase del artículo:

En un escenario así, un buen refugio lo proporcionaría ser poseedor de propiedades (acciones, inmuebles, oro) y divisas fuertes distintas al Euro.”

 

Los derivados no los considero propiedades, sino promesas a cumplir por terceros. Bajo disponer de propiedades me refiero a: ser propietario de acciones de empresas, de un inmueble físico, de oro físico.

Bajo Bonos de países distintos al Euro, me refiero a Deuda Pública a corto plazo de estados poco endeudados cuya moneda este teñida de verde lo menos posible (su reserva en dólares sea modesta).

 

Saludos,

Valentin
Efectivamente, eso es lo que supuse.
El problema es que casi todos los fondos de inversión utilizan en mayor o menor medida derivados, pero entiendo que una cosa es utilizar un futuro sobre un índice para rentabilizar la liquidez y algo muy distinto estar totalmente invertido en futuros.
Saludos.
Rafa.
 Comentar

Últimos artículos del blog de Valentin

app version

Wed Nov 02 13:34:35 CET 2016

2221

79dd84889bae13e7769f41dc060a3ba472981ca5