Después de mucho buscar por fin lo tienes. El vuelo que querías un 20% más barato que en cualquier lado. Estás a punto de cerrar la contratación y entonces lo ves en pantalla “Incluye tu seguro de viaje por sólo 5,56 euros”. En una fracción de segundo tu mente recuerda que en ese blog tan chulo que te ayudó a planificar el viaje también te recomendaban contratar una póliza de viaje, lo que le pasó a tu cuñado el año pasado.. El mensaje ha conseguido su objetivo, ya tienes dudas y la reacción 'lógica' es buscar la seguridad pinchando la casilla del seguro. ¿De verdad es la mejor solución?

Qué revisar del seguro de viaje

Los seguros de viaje pueden ser un excelente producto siempre que tengas claro para qué los quieres. Y es que como cualquier seguro, una cosa es el nombre y otra bien diferente la contingencia que cubran y el grado de cobertura. Por eso mismo es tan importante leerse el condicionado, que en estos casos no será de más de 3 páginas. Haciéndolo vas a descubrir cosas como que:

  • No podrás cancelar el viaje por cualquier motivo. La cobertura por cancelación de la mayoría de seguros de viaje está limitada a casos concretos como enfermedad u hospitalización de familiares. En el resto de casos el seguro no te servirá para cancelar el viaje y que te devuelvan el dinero. Hay seguros que sí incluyen esta posibilidad pero su precio será mucho mayor. Lo mismo ocurre con la cobertura de pérdida de vuelos.
  • Existen límites en las indemnizaciones. Todas las pólizas cuentan con unas cantidades máximas de indemnización, tanto para gastos sanitarios como para el resto de contingencias como pérdida de equipajes o de vuelos.
  • No están cubiertas todas las actividades. Los deportes de riesgo suelen estar excluidos de los seguros de viaje salvo que se contrate una póliza específica. Si contrataste un seguro normal y te da por hacer flyboard es fácil que la aseguradora no te cubra si te lesionas.
  • El seguro no llegas hasta tu lugar de vacaciones. Las pólizas de viaje cubren determinadas áreas geográficas. Antes de contratar asegúrate de que el lugar de tConsejos para contratar un seguro de viajeus vacaciones entra dentro del mismo, sobre todo si vas a viajar por varios países.

Estos son los cuatro casos más repetidos pero hay más. Al final lo importante es que tengas claro para qué quieres estar protegido para comprobar su el seguro realmente llega hasta donde necesitas.

¿Estas ya cubierto y no lo sabes?

El Informe Estamos Seguros de Unespa desvela que más de la mitad de las peticiones que se realizan al seguro de asistencia en viaje tienen que ver con problemas de salud, por menos de un 5% relacionados con el robo o pérdida de equipaje. En otras palabras, echamos mano del seguro de viaje cuando hay un problema sanitario.

La mayoría de seguros de automóvil ya incluyen una cobertura por asistencia en viaje que puede ir más allá de lo que te ocurra con el coche. A modo de ejemplo, Mutua Madrileña cuenta con la garantía de asistencia sanitaria en viaje que cubre los gastos médicos en el extranjero. Lo mismo ocurre con algunas tarjetas de crédito y de débito.

Si estás pensando en hacer números y contratar el seguro de viaje como complemento a las coberturas del seguro de coche, píensatelo dos veces. Muchas de las garantías de estos seguros sólo se aplicarán si no hay otra póliza específica que te cubra. Para que lo entiendas mejor, si ya contratas un seguro de viaje, el de coche se desentenderá totalmente. Para saber si tu seguro es así debes mirar en las últimas páginas de la póliza, donde aparecen las exclusiones.

En esta línea, si vas a viajar por Europa y buscas asistencia sanitaria básica puede ser suficiente con que te saques la Tarjeta Sanitaria Europea que es gratuita y que te dará los mismos privilegios y coberturas sanitarias que a cualquier ciudadano del país. Eso sí, recuerda que no toda la sanidad publica es igual en toda la UE y que la española es una de las más completas.

Aprovecha tu tarjeta de crédito

Por último, una buena forma de asegurar tus vacaciones es pagar con la tarjeta de crédito en lugar de la de débito o en efectivo. El motivo es todas las tarjetas de crédito cuentan con seguros asociados que cubren la asistencia en viaje hasta cierto punto y también cualquier posible fraude en las compras ,de ahí que sea mejor hacer con tarjeta cualquier gran adquisición. Las tarjetas de débito también pueden incluir estas ventajas, pero suelen ser menores.

Para saber qué ventajas tiene tu tarjeta de crédito puedes acceder a sus condiciones a través del servicio de banca online o llamar al número que aparece en el reverso de la tarjeta. Al hacerlo, pregunta también por la forma de pago y asegúrate de que no está en modo revolving o con pagos mínimos. Y es que bajo esa modalidad de pagos te cobrarán muchos más intereses y tardarás más en devolver el dinero.

¿Cuándo podré tener las vacaciones de mis sueños?: