El mercado lo sospechaba. Bien porque sus proveedores empezaban a revisar a la baja sus previsiones de ingresos, bien porque extrañó que Apple anunciase que a partir de ahora dejaría de publicar el dato de unidades vendidas de sus productos (iPhone, iPad, Mac...). Tim Cook confirmó este miércoles que el gigante tecnológico no llegará a los objetivos que se había marcado. 

En esta carta a los inversores de Apple (documento en inglés), Cook rebaja las previsiones para el trimestre fiscal que termina el 29 de diciembre. La compañía espera menores ingresos que hace 3 meses, principalmente porque "no previmos la magnitud de la desaceleración económica, particularmente en China". De hecho, la mayor parte de ese recorte de expectativas proviene de los menores números en esa región.

En concreto, cree que ganará 84.000 millones de dólares, frente a la horquilla de 89.000-93.000 que preveía anteriormente. Es la primera vez en 20 años que la compañía rebaja sus expectativas de ingresos.

Tras la noticia, las acciones de la tecnológica pierden más de un 9%, arrastrando al sector en Europa, entre ellos, algunos de sus proveedores. Junto con ellos, si es que continúan teniendo una exposición parecida a los últimos datos que son públicos, sufren también los fondos de inversión más expuestos. 

En España hay fondos que tienen en cartera no solo a Apple, sino también a su vez a compañías como AMS (proveedor que se desploma hoy un 20%); ST Microelectronics (cae en torno a un 10%); Dialog Semiconductor (participada por Apple y que cede un -10%).

Con los últimos datos públicos (a falta de que se publiquen los movimientos de cartera del 4º trimestre del año), estos eran los fondos con mayor exposición a estos valores tecnológicos que sufren hoy en bolsa, la mayoría, sectoriales.

La apuesta de Warren Buffett

Las acciones de Apple han perdido en torno a un tercio de su valor desde octubre. Con todo, uno de los mayores inversores en la compañía, el propio Warren Buffett sigue teniendo ganancias en cartera desde que empezó a construir la posición, a principios de 2016. Con lo que posiblemente esté empezando a sufrir pérdidas latentes es con sus últimos incrementos de posición, durante el primer trimestre de este año, sobre todo, cuando compró 75 millones de acciones, y más recientemente durante el tercer trimestre. Apple supone algo más del 20% de su cartera.

Y más excusas para los bajistas

Si el mercado busca argumentos para corregir o para descontar si hay una desaceleración económica que pueda preocuparle, este jueves los está encontrando. No solo en el anuncio de Apple, primero, sino en la lectura del ISM Manufacturero, después. El índice, que mide el pulso del sector industrial en EEUU ha revelado una lectura más baja de la esperada en diciembre. Razón que acelera las caídas en Wall Street. 

¿Hay fondos más rentables que mi acción?: