Es uno de los valores más rentables de la Bolsa española en los últimos años. Su escalada en bolsa no tiene demasiadas: un 600% desde que se fusionaron Másmóvil e Ibercom en marzo de 2014. No ha hecho sino dar alegrías a sus accionistas institucionales: todos multimillonarios con la compañía cotizando en 112 euros. Desde Inveready -que tiene valoradas sus acciones por debajo del euro- pasando por los dueños de Mayoral -que entraron a 31- y, sus directivos cofundadores que tienen 240 millones en acciones.

De aquella unión Ibercom-Másmóvil nació una agresiva empresa con muchas luces y grandes sombras que luego compró Pepephone y Yoigo. Hoy es un firme candidato a ingresar en el Ibex 35 cuando se revise dentro de un mes con sus 2.400 millones de euros de capitalización (+24% interanual) y 6,9 millones de clientes (36% interanual): no para robar clientes de la competencia.

La finalización de la integración de marcas y estructuras es uno de los riesgos evidentes para la compañía. Sin embargo, hay otro que permanece oculto para los minoritarios: dos grandes grupos pueden pasar a controlar una gran parte de las acciones de la compañía si optan por capitalizar la deuda que tiene Másmóvil con ellas. Se trata de ACS y el fondo de capital riesgo Providence. Sus participaciones equivalen al 25% y 36% de las acciones de la empresa si ejecutan los bonos convertibles que tenía en su poder. Y la hora ha llegado.

ACS entra en Másmóvil

 

La deuda convertible otorga a la constructora ACS la opción de convertir dichos bonos en un importe fijo de 4,8 millones de acciones de Másmóvil mediante un proceso formal que requiere, entre otros requisitos, la convocatoria de una Junta no emitir más del 20% de las acciones que tiene actualmente en circulación. 

Másmóvil ha comunicado que recomprará la emisión de las nuevas acciones para cancelar la deuda, aunque la constructora que preside Florentino Pérez se quedará con 700.000 títulos, equivalentes al 2,9% del capital y valorados en 70 millones de euros. El resto se lo venderá a Másmóvil en la operación por otros 400 millones.

La operadora ha completado una colocación acelerada a 100 euros por acción en mercado de las nuevas acciones procedentes de la deuda convertible. En total, Másmóvil ha emitido 3,6 millones de acciones nuevas (un 18% de la empresa antes de la ampliación y un 15% a posteriori), valoradas en unos 360 millones de euros, de las que 700.000 irán a manos de ACS. Másmóvil ha pasado de tener algo más de 20 millones de acciones en circulación a más de 24 millones de títulos.

¿Cuánto he ganado o perdido con mis acciones?: