Argentina, Turquía… y ahora, de nuevo, Italia. Los peores temores que sobrevolaban el cambio político transalpino se han confirmado. La coalición populista en el Gobierno de Roma (Liga y Movimiento 5 Estrellas) ha redoblado su pulso con la Unión Europea (UE). Italia ha enviado unos presupuestos que elevan el déficit del Estado al 2,4% del PIB para 2019, frente al 0,8% del anterior gobierno y contra el criterio de Bruselas.

Ni siquiera el propio ministro de Economía, Giovanni Tria, de corte moderado, ha podido frenar los impulsos para gastar más de sus socios en el Gobierno Luigi di Magio y Matteo Salvini. Italia es el país del euro con mayor deuda, con una proporción del 130% de su PIB.  

"Esto no es lo que el mercado esperaba -apunta Fernández- el mercado deseaba entornos del 1,6%-1,9%, que era la postura ortodoxa defendida por el ministro de Finanzas", apunta Marian Fernández, responsable de Macroeconomía de Andbank en su grupo en Finect.

Crisis de los bonos italianos

 

La reacción de los mercados no se ha hecho esperar y los inversores de medio mundo están vendiendo bonos soberanos italianos, lo que hace bajar su precio y eleva su rentabilidad (lo que cobra el inversor y paga el emisor) se está disparando. El rendimiento del bono a 10 años de Italia sube 29 puntos básicos, al 3,2%, su nivel más alto desde abril de 2014 ante la incertidumbre sobre uno de los cuatro grandes socios del euro.

La prima de riesgo -diferencial de su bono con el alemán- salta un 14%, hasta los 272 puntos, una cota que va camino de triplicar a la española y alcanzar a la griega. La repercusiones de lo que acontece en Italia se extienden por la zona euro y colocan a España otra vez en el punto de mira de los mercados como con las crisis de Argentina y Turquía.

Según datos del BIS, el riesgo crediticio al que se enfrenta la banca española con Italia se eleva a 84.000 millones de euros, una cifra que solo superada por Francia (317.300 millones) y Alemania (87.500 millones). Entrando más en detalle, la banca española agrupa además una cartera de deuda soberana italiana de 30.000 millones de euros al cierre del segundo trimestre, alrededor del 10% de todos sus bonos en balance.

Impacto en la banca hispana

Y eso que entre abril y junio, los principales bancos cotizados redujeron en conjunto un 15% su inversión en los bonos públicos de Italia. La foto de conjunto, sin embargo, esconde dos grupos de entidades. Santander, Sabadell y BBVA fueron los que más deuda italiana vendieron, mientras que Bankia, Liberbank y Caixabank elevaron su inversión en estos bonos aprovechando el repunte de rentabilidades.

¿Qué efecto tiene la crisis de la deuda italiana para la banca? La mayor parte de la cartera de bonos soberanos italianos en el balance bancario de estas entidades no representará pérdidas reales puesto que van a vencimiento. Sin embargo, la caída de los precios de los bonos provocará minusvalías en la valoración de su inversión en estos bonos.

La cotización del Ibex 35, el índice de referencia de la Bolsa española, se resiente este viernes con fuerza ante la crisis desatada por el Gobierno italiano. La caída al cierre fue del 1,5% y ha perdido los 9.400 puntos. La culpa ha sido de la banca, que pondera sobre cerca de la mitad del índice. Banco Sabadell bajó un 3%, Santander -que tendrá un italiano al frente en diciembre- un 3,2%, Bankia cayó un 3,7% y BBVA, otro 2,1%. Fuera del Ibex 35, el asturiano Liberbank perdió un 3,8% y Unicaja, un 2,2%.

¿Cuánto he ganado o perdido con mis acciones?: