Papá Noel ha llegado tarde... Y para compensar ha querido dejar un buen saco de regalos en Wall Street. Al cierre de la sesión, tanto el Dow Jones como el S&P 500 se han metido un rally del 5%, una pasada.

En concreto, la mayor subida en puntos en una sola sesión en la historia de la bolsa americana (aunque no en porcentaje).

La subida aún ha sido más espectacular todavía en el Nasdaq Composite, que se ha disparado cerca de un 6%. Entre las tecnológicas, hemos visto subidas del 7% en Apple, del 8% en Facebook, del 6,4% en Alphabet...

Dicho lo cual, pese a lo espectacular del avance, apenas le ha dado para recuperar las caídas de las últimas dos sesiones, que siempre viene bien poner esto en perspectiva. 

¿Estamos ante el célebre rebote del gato muerto, tras el pico de pesimismo que vimos la semana pasada? ¿Se había pasado tres pueblos el mercado con la velocidad de las bajadas? ¿Las dos cosas? ¿Ninguna?